A más uso de apps, mayor riesgo: cómo proteger nuestras conversaciones

El experto en seguridad informática Cristian Borghello explicó a Unidiversidad qué recaudos hay tomar al momento de mantener videollamadas, pedir comida o realizar compras, actividades que aumentaron durante la cuarentena.

A más uso de apps, mayor riesgo: cómo proteger nuestras conversaciones

Foto: ymant.com

Tecnología Unidiversidad por Unidiversidad / Florencia Martinez del Rio / Publicado el 25 DE JUNIO 2020

La cuarentena impuesta por la pandemia de COVID-19 hizo que la tecnología se volviera esencial, tanto para la comunicación entre amigos y familiares como para el trabajo y la educación. El experto en seguridad informática Cristian Borghello explicó a Unidiversidad cómo proteger nuestros datos y conversaciones, ya que el uso de aplicaciones y sitios web aumentó en los últimos meses, tanto para hacer videollamadas, y mantener reuniones como para pedir comida o hacer compras.

Teletrabajo, aulas virtuales, comercio electrónico y videoconferencias son algunas de las actividades más adoptadas durante el confinamiento. Pero, a mayor uso de plataformas, mayor exposición. "En cuarentena, la utilización de las aplicaciones aumentó. Hoy estamos casi obligados a usar apps como las de delivery, por ejemplo. La toma de datos se ha incrementado, cada vez nos piden más datos y nosotros no tenemos problemas en brindarlos, pero la información solicitada es la misma que antes", explicó el especialista.

Esa recopilación de datos, indicó Borghello, tiene un objetivo principal: asegurarse de que el usuario volverá a utilizar esa plataforma. “Esto lo hacen a través del registro, para el que solo se necesita ingresar el correo electrónico generalmente, no se piden datos sensibles. Con eso pueden enviarnos mails para que sigamos usándola. En otras aplicaciones, como la de los bancos, sí se solicitan datos personales. Con esto, lo que busca el proveedor es confirmar nuestra identidad, además de brindarnos el servicio”, afirmó.

Sobre si las plataformas son seguras o no, el experto indicó que eso depende de cada plataforma en sí. “En general, las más expuestas, que tienen presencia internacional, se preocupan por su seguridad y por cuidar los datos de sus clientes. Las más pequeñas, las locales, con menos usuarios, posiblemente no sean tan seguras porque están menos probadas”. Es por esto que indicó que es más seguro utilizar las aplicaciones más conocidas: “Las que están más expuestas se cuidan más. Hay que optar por las plataformas mejores 'rankeadas', con más estrellitas y mejores comentarios”.

A su vez, por el aislamiento social obligatorio, las videollamadas se volvieron fundamentales para realizar reuniones de trabajo, clases a distancia o dialogos entre familiares y amigos. Según informó la Cámara de Internet (Cabase) en abril, estas herramientas tuvieron un incremento de uso que llegó a ser del 1500 % desde que comenzó la cuarentena en el país. Las personas debieron descargar apps que no utilizaban, pero las empresas también tuvieron que adaptarse. La popular plataforma de mensajería WhatsApp, por ejemplo, tuvo que aumentar a ocho el límite de participantes, ya que estaba perdiendo terreno ante competidores como Google Hangout o Zoom. Sin embargo, esta última, que recientemente superó los 300 millones de usuarios, fue blanco de críticas en los meses de marzo y abril por diversos problemas de seguridad que pusieron en riesgo los datos personales y la privacidad de sus usuarios.

Al respecto, Borghello comentó: “El problema fue en su configuración: no obligaba a poner contraseña para entrar a las salas y la mayoría de la gente no lo hacía por desconocimiento. Hubo terceros que ingresaron a las salas porque no estaban protegidas. Los problemas fueron solucionados, hoy la app obliga a colocar una clave, ya aprendió. El error de las apps es pensar que todos los usuarios son expertos y no guiarlos".

Es por esto que se deben revisar siempre las condiciones de uso de las plataformas antes de acceder a las reuniones virtuales. “A las aplicaciones de videollamadas hay que entrar con contraseña para evitar que extraños ingresen. Lo ideal es configurar esos parámetros”, afirmó el experto en seguridad informática.

Por otra parte, el confinamiento y la necesidad de permanecer en casa hizo que las personas prefieran las compras online. El problema aparece cuando los sitios de ventas son falsos y solo buscan obtener datos. Para no caer en estas estafas, hay que evitar comprar productos en plataformas de desconocida reputación.

Otros recaudos que se pueden tomar son: solicitar la factura de lo comprado y el remito de entrega; chequear el costo de envío y el tiempo de entrega; preferir los sitios donde el pago se hace por medio de tarjetas de crédito o empresas reconocidas que brindan servicios de pago seguro antes de cerrar la operación, y verificar la existencia del producto en stock y formas de devolución.

Conectados en cuarentena: el tráfico de internet creció el 25%

El tráfico de internet registró un incremento de entre el 22 y el 25 % en promedio durante los primeros días de la suspensión de clases y la promoción del teletrabajo, medidas impuestas por el Gobierno para prevenir el contagio de coronavirus.

sociedad | cuarentena obligatoria | pandemia | covid19 | seguridad informática | internet | datos | aplicaciones | videollamadas |