Altas temperaturas: cómo prevenir el golpe de calor en niños

Se trata de un cuadro severo que se manifiesta con fiebre, sudor, piel caliente, decaimiento, mareos o vómitos, y que puede llevar a convulsiones. Se debe evitar la exposición al sol y al calor, ofrecer abundantes líquidos y usar ropa holgada, de algodón y de colores claros.