¿Apocalipsis ya?

La controversia iniciada a fines de 2012 en la provincia de Mendoza sobre este explosivo tema, trascendió del debate mediático a los estrados judiciales. El pasado 1° de julio, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) filial San Rafael, presentó –con el patrocinio del doctor Carlos Lombardi– una Acción de Amparo Colectiva ante el Juzgado Civil N° 24 de Mendoza, para la anulación en el calendario escolar de las fiestas del “Patrón Santiago” y de la “Virgen del Carmen de Cuyo” por inconstitucionales, hecho que –según se cree– puede traer aparejado un verdadero cataclismo en los medios religiosos, educativos y culturales de la provincia.

¿Apocalipsis ya?

Patrono Santiago. Foto: Axel Lloret

Sociedad Unidiversidad por Antonio Morán / Publicado el 17 DE JULIO 2013

Todo comenzó a fines de agosto de 2012, cuando la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) local presentó, con la firma de su presidente Ricardo Ermili –a la sazón, director de la escuela 4-130, más conocida como el “Comercial Nocturno” de San Rafael– una nota a la Dirección General de Escuelas (DGE), peticionando el cese de la conmemoración de la Virgen del Carmen de Cuyo, y la prohibición de la colocación o permanencia de símbolos religiosos en las escuelas públicas mendocinas. Dicha presentación coincidió con la publicación, en ciudad de Mendoza, de un cuadernillo titulado “Escuela pública, escuela laica”, editado por el colectivo La Hidra de Mil Cabezas, que contenía significativos textos en pro del laicismo, escritos por Federico Mare (principal referente de “La Hidra...”), el abogado constitucionalista Carlos Lombardi, la ensayista Alejandra Ciriza (UNCuyo/Conicet), el filólogo español Antonio Piñero, y la dramaturga Susana Tampieri.

La nota de la APDH a la DGE, fechada el 28 de agosto, no tuvo respuesta del alto organismo escolar; ante ese silencio, y acercándose la fecha de la conmemoración –8 de septiembre–, Ermili, en su calidad de director de la Escuela 4-130, elevó una nota a sus superiores, informando que no daría “cumplimiento a la realización del acto escolar de conmemoración de la Virgen del Carmen de Cuyo, ordenado por Resolución N° 683-DGE-2012”, por resultar esta “discordante con el artículo 212° de la Constitución provincial”. Su negativa tomó estado mediático, al publicar el periódico virtual MDZ On Line una entrevista a Ermili, la cual tuvo una inesperada repercusión: 19 comentarios de lectores en apoyo del director y 26 en contra, muchos de los cuales rebosan toda suerte de insultos y epítetos, entre los cuales los más suaves son: “nabo”, “botón”, “caradura”, “inadaptado”, “estúpido”, “violento”, “hereje de cuarta”, “chanta argentino”, “kirchnerista”, “pelagatos”, “oficialista”, “caprichoso”, “anticatólico”, “docentrucho”; además de una velada amenaza, de sombrío tinte inquisitorial: “Es más evidente. Simple avance masón a semejanza de fines del siglo XIX. Lograron imponer las leyes laicas y ahora van por más y más.... Aquí no hay ninguna humillación, aquí hay un desafío y a los desafiantes se lo enfrenta como Dios Manda: con huevos....y no precisamente de gallina”.

En esos días –septiembre de 2012– el mismo medio virtual reunió a una de las principales autoridades de la Iglesia Católica mendocina, el obispo auxiliar monseñor Sergio Buenanueva, con dos referentes del laicismo local: Federico Mare, de La Hidra de Mil Cabezas,  y Marcelo Puertas, de la ONG “20 de Septiembre”. Durante el diálogo, el obispo se mostró bien predispuesto, y defendió sus posiciones con amplitud de criterio. La nota fue reproducida en la página oficial de la Arquidiócesis de Mendoza .El debate continuó en medios como Diario Uno; y el 25 de octubre de 2012, se realizó en ciudad de Mendoza un Encuentro Laicista, en el cual participaron doce instituciones provinciales.

Soldados de Cristo en lucha contra la herejía
La división eclesiástica provincial comprende a la Arquidiócesis de Mendoza, que abarca la parte norte del territorio, y que ostenta un carácter moderado; y a la Diócesis de San Rafael, que comprende la zona sur, y es de marcado carácter conservador. Las relaciones entre ambas no son excesivamente fluidas; en el marco del juicio celebrado en 2010 por delitos de lesa humanidad, se produjo una situación que incomodó a la Arquidiócesis norteña, cuando el presbítero José Antonio Álvarez –vocero del Obispado de San Rafael, y ex capellán militar en los años de plomo– declaró que durante el gobierno de facto “no hubo presos políticos” y que “hubo autodesaparecidos que después aparecieron”, al momento de cobrar su indemnización.

Una de las congregaciones predominantes en el sur es el Instituto del Verbo Encarnado (IVE), fundado en 1984 por el padre Carlos Miguel Buela. Según Alfredo Silleta, periodista especializado en sectas religiosas, Buela se vio obligado a renunciar a su cargo en 2010 para evitar una intervención directa de la Santa Sede y la eventual disolución de la orden, sobre la cual pesaban severas denuncias por corrupción. Asimismo, Silleta aseguró en su blog personal que, tras haber publicado su investigación sobre el IVE, recibió del padre Buela un esquela con la siguiente frase: “Mejor le fuera que le atasen al cuello una rueda de molino y le arrojasen al mar… (Lc 17,2). Tenga piedad de su alma”.

Una personalidad relevante del IVE, que asumió la tarea de intervenir en el asunto Ermili, es el doctor Ricardo Salvador Curutchet, abogado de San Rafael, ampliamente conocido por su defensa de ex miembros de las fuerzas armadas condenados por delitos de lesa humanidad, y por su carácter de presidente del Centro de Investigaciones de la Problemática Familiar (CIDEPROF). Asimismo, el doctor Curutchet ha escrito varios artículos para la revista nacionalista Cabildo, cuya línea editorial glorifica a personalidades tales como Benito Mussolini, Francisco Franco, o José Millán Astray, aquel que el 12 de octubre de 1936 interrumpió el discurso de Miguel de Unamuno con el exasperado grito de “¡Abajo la intelectualidad traidora! ¡Viva la Muerte!” en el paraninfo de la Universidad de Salamanca. En dicha revista, Curutchet hizo un ferviente llamado a la lucha para recuperar al Reino de Cristo en Argentina, destituido por la ley de matrimonio igualitario y la amenaza de legalización del aborto, en estos términos: “¿Qué quiere que le hagamos? Pongámonos de pie, en orden de combate, bajo las banderas santas y gloriosas del Rey vencedor. Y al amparo de su Madre  Reina, en su Iglesia Santa. ¡Esa es nuestra respuesta! ¡Esa es nuestra misión! ¡En ese combate debemos empeñar nuestro tiempo y jugar nuestra vida! ¡Viva Cristo Rey!”.

El doctor Curutchet, en su calidad de presidente de CIDEPROF, escribió una larga carta a Ricardo Ermili manifestando el rechazo a sus peticiones, bajo los argumentos de que la veneración a la Virgen del Carmen de Cuyo se remonta a cinco siglos de historia, y al hecho de haber sido nombrada por el general José de San Martín como Patrona y Generala del Ejército de los Andes. En la misiva, el doctor Curutchet destacó que:
La historia de nuestra patria Argentina y de las naciones de la América hispana y lusitana está íntimamente vinculada a la Iglesia Católica que ha contribuido a su nacimiento y formación aportándole no sólo el invalorable tesoro de su Fe, sus sacramentos y su culto, sino los valores morales que constituyen el núcleo medular de su cultura, de sus costumbres, de sus tradiciones y de sus instituciones familiares, sociales y políticas. 

Estas aseveraciones resultan, al menos, cuestionables: la religiosidad de San Martín o su posible pertenencia a círculos masónicos se mantienen en razonable duda, según la erudita Patricia Pasquali, para quien la invocación a la Virgen del Carmen podría haber constituido una decisión táctica de carácter político-militar, y no confesional.  Es posible, incluso, que tal designación pudiera interpretarse como una actitud de rebeldía contra el enemigo español, y contra la Santa Sede en Roma.En efecto, en enero de 1816, San Martín organizaba en Mendoza el Ejército de los Andes, y daba instrucciones a los diputados cuyanos para que se pronunciaran en favor de la independencia, en el congreso a realizarse en Tucumán en julio de ese año. En esos días, el papa Pío VII promulgaba la carta encíclica Etsi longissimo terrarum, dirigida a los obispos americanos, a quienes decía:
Hemos creído propio de las apostólicas funciones que, aunque sin merecerlo, nos competen exitaros más en esta carta a no perdonar esfuerzos para desarraigar y destruir completamente la funesta cizaña de alborotos y sediciones que el hombre enemigo sembró en estos países. Fácilmente lograréis tan santo objeto, si cada uno de vosotros demuestra a sus ovejas, con todo el celo que pueda, los terribles y gravísimos perjuicios de la rebelión si presenta las singulares virtudes de nuestro carísimo hijo en Jesucristo, Fernando, vuestro rey católico, para quien no hay nada más precioso que la religión y felicidad de sus súbditos, y finalmente si le ponéis a la vista los sublimes e inmortales ejemplos que han dado a Europa los españoles que despreciaron vidas y bienes para demostrar su invencible adhesión a la fe, y su lealtad hacia el soberano.

Durante el período independentista hispanoamericano, el clero del virreinato se había dividido: mientras que los obispados se habían transformado en focos de resistencia realistas, algunos frailes apoyaban la Revolución, lo cual significaba su expulsión del seno de la Iglesia Católica.  De ese modo, en el mismo año de 1816, Fray Luis Beltrán –el conocido artillero de San Martín– debió abandonar los hábitos, participando de la gesta libertadora únicamente en calidad de oficial del Ejército, y no como sacerdote. Fue en este marco de rebeldía insurreccional que el 5 de enero de 1817, San Martín proclamó a la Virgen del Carmen de Cuyo Patrona y Generala del Ejército de los Andes, poco antes de iniciar el cruce de los Andes, el 19 de enero de ese año.

En abril de 1818, la victoria de Maipú significó la liberación de Chile. Dos años después, la flota patriota partía de Valparaíso para libertar a Perú, cuya capital, Lima, cayó en poder de los americanos el 15 de julio de 1821. Al año siguiente, el ministro Bernardino Rivadavia se vio obligado a tomar medidas ejemplares contra el clero local, cerrando varios conventos, incautando sus propiedades, y desconociendo la existencia de cualquier autoridad religiosa que residiera fuera del país. Hacia 1824, la derrota de los ejércitos realistas era ya casi una realidad en todo el continente. San Martín, luego de la célebre conferencia con Simón Bolívar, tomó el camino del auto exilio europeo. La Santa Sede en Roma, encabezada desde 1823 por el papa León XII, promulgó el 24 de septiembre de 1824 la bula Etsi quam diu, en la cual se repiten los conceptos de la encíclica de 1816, aunque ya con un cierto aire de desesperanza:

A la verdad, con el más acerbo e incomparable dolor, emanado del paternal afecto con que os amamos, hemos recibido las funestas nuevas de la deplorable situación, en que tanto al estado como a la iglesia ha venido a reducir en esas regiones la cizaña de la rebelión que ha sembrado en ella el hombre enemigo, como conocemos muy bien los graves perjuicios que resultan a la religión, cuando desgraciadamente se altera la tranquilidad de los pueblos. En su consecuencia no podemos menos de lamentarnos amargamente, ya observando la impunidad con que corre el desenfreno y la licencia de los malvados, ya al notar como se propaga y cunde en contagio de libros y folletos incendiarios, en los que se deprimen, menosprecian, y se intenta hacer odiosas ambas potestades, eclesiástica y civil; ya, por último, viendo salir, a la manera de langostas devastadoras, de un tenebroso pozo, esas juntas que se forman en la lobreguez de las tinieblas de las cuales no dudamos en afirmar con San León papa, que se concentra en ellas, como en una. inmunda sentina, cuanto hay y ha habido de más sacrílego y blasfemo en todas las sectas heréticas”.
...pero ciertamente nos lisonjeamos de que un asunto de entidad tan grave, tendrá por vuestra influencia, con la ayuda de Dios, el feliz y pronto resultado, que nos prometemos, si os dedicáis a esclarecer ante vuestra grey las augustas y distinguidas cualidades que caracterizan a nuestro amado hijo Fernando, rey católico de las Españas, cuya sublime y sólida virtud le hace anteponer al esplendor de su grandeza el lustre de la religión y felicidad de sus súbditos; y si con aquel celo que es debido exponéis a la consideración de todos, los ilustres e inaccesibles méritos de aquellos españoles residentes en Europa, que han acreditado su lealtad siempre constante, con el sacrificio de sus intereses y sus vidas en obsequio y defensa de la religión y de la potestad legítima.


No obstante, como es notorio, los esfuerzos de la Santa Sede para evitar la independencia americana resultaron infructuosos. El doctor Curutchet, en la nota mencionada, agrega un argumento más para rechazar la petición de la APDH: que la participación en los actos escolares es libre y voluntaria: “(la celebración) habrá de hacerse, como siempre se ha hecho, sin reparos, reconociendo el derecho de adherir libremente a su festejo, o de no hacerlo”. No obstante ello, el tono imperativo de la Resolución N° 2616-DGE-2012 cuestionada por la APDH, no parece dejar margen a tal libertad de acción: “Las siguientes fechas deberán ser conmemoradas y solemnizadas en el transcurso de los días de la semana en que ocurren, mediante el dictado de clases alusivas y actividades relacionadas con la festividad, las que serán organizadas por las autoridades de los establecimientos en forma tal que los alumnos profundicen en el conocimiento y significado de la fecha celebrada. El acto se llevará a cabo el mismo día o el anterior si éste no fuera hábil”.

¿Apocalipsis ya?
La Acción de Amparo Colectivo presentada por la APDH, analiza de manera exhaustiva, todas y cada una de estas objeciones, basándose en la letra y el espíritu de la Constitución Provincial. El pasado 11 de julio, el periódico MDZ On Line publicó un lúcido artículo de opinión de Federico Mare, titulado “Por la secularización del calendario escolar oficial en Mendoza”, donde aporta una nutrida información que enriquece el debate. Por último, con fecha 14 de julio, Diario Uno informó que el Juzgado Civil N° 24 rechazó la medida cautelar solicitada por la APDH, por “considerar que su aprobación dictaba sentencia sobre la problemática planteada”. No obstante, “la fiscalía aceptó la acción de amparo, se declaró competente para resolver la situación y, dada la urgencia del pedido, habilitó la feria judicial”. De esta manera, en los próximos días serán citadas a declarar María Inés Abrile de Vollmer, directora general de Escuelas, y Mónica Soto, subsecretaria de Educación.

La partida está empeñada. Ahora bien, a la luz de las argumentaciones en pro y en contra, y de las posturas ideológicas de los actores de este drama, cabe preguntarse si el verdadero fondo de la cuestión es la salvaguarda de valores religiosos de la comunidad católica, o la protección de los derechos individuales de los ciudadanos en el ámbito de la educación pública. O si acaso, en términos más generales, lo que se estaría debatiendo en los estrados judiciales, no sería otra cosa que la dicotomía que ha venido lacerando a la República, al menos desde el año 1930: la antinomia Democracia versus Dictadura. Habida cuenta de los antecedentes ideológicos y del recio discurso desplegado por los defensores de las celebraciones religiosas, es de esperar que el Apocalipsis no se desate en Mendoza. Hoy por hoy, el Poder Judicial tiene la palabra.

[1] Texto completo de la nota, en: https://www.facebook.com/notes/apdh-san-rafael/petici%C3%B3n-a-dge-para-suprimir-acto-escolar-conmemorativo-de-la-virgen-del-carmen-/261569877296014

[2] Texto completo: https://www.facebook.com/richard.ermili/posts/4642860316459

[3] http://www.mdzol.com/mdz/nota/417125-el-director-que-no-celebro-el-dia-de-la-virgen-del-carmen-fue-porque-me-siento-humillado/

[4] http://www.mdzol.com/mdz/nota/417075-mano-a-mano-el-dialogo-entre-el-obispo-y-dos-ateos-sobre-la-laicidad-del-estado/ y http://www.arquimendoza.org.ar/vernovedad.php?idnovedad=1579

[5] http://www.unosanrafael.com.ar/sanrafael/La-APDH-reitero-su-posicion-de-suprimir-la-conmemoracion-de-la-Virgen-del-Carmen-de-Cuyo-en-las-escuelas-publicas-20120911-0013.html# y http://edimpresa.diariouno.com.ar/nota.php?id=309067

[6] https://www.facebook.com/notes/ac-veinte-de-septiembre/manifiesto-del-encuentro-laicista-de-mendoza/294215964012324x|

[7] http://www.mdzol.com/mdz/nota/231422-la-iglesia-mendocina-en-el-juicio-por-los-desaparecidos/)

[8] http://www.mdzol.com/nota/212287/

[9] http://alfredosilletta.wordpress.com/2010/05/26/escandalo-en-la-iglesia-argentina-graves-denuncias-al-verbo-encarnado/

[10] http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Mill%C3%A1n-Astray#Guerra_Civil_y_enfrentamiento_con_Unamuno

[11] http://elblogdecabildo.blogspot.com.ar/search/label/Ricardo%20S.%20Curutchet

[12] http://www.aica.org/3146-absurdo-piden-quitar-la-fiesta-de-virgen-del-carmen-cuyo.html

[13] PASQUALI, Patricia: San Martín. La fuerza de la misión y la soledad de la gloria. Bs. As., Planeta, 1999.

[14] http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_de_San_Mart%C3%ADn

[15] http://nucleodelalealtad.blogspot.com.ar/2007/10/enciclica-legitimista.html

[16] http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_catolicismo_en_Argentina

[17] http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Beltran

[18] http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_catolicismo_en_Argentina

[19] http://www.franciscanos.net/500anos/La%20enciclica%20Etsi%20quam%20diu.htm

[20] http://bases.mendoza.edu.ar/aplicaciones/legales/gestion/documentos/ffd503_2616.pdf

20 http://www.mdzol.com/opinion/476476/

[21] http://www.diariouno.com.ar/mendoza/Sigue-la-polemica-por-fiestas-religiosas-en-escuelas-y-la-Justicia-citara-a-Abrile-de-Vollmer-20130714-0006.html