Aumentaron los casos de sífilis en Mendoza

Lo confirmó el director de Epidemiología, Rubén Cerchiai. Destacó la importancia de la prevención a través del uso del preservativo. La enfermedad de transmisión sexual es curable.

Aumentaron los casos de sífilis en Mendoza

Cechiai explicó que las mejores formas de prevención son el uso del preservativo y la educación sexual. Foto: mdsaude.com.

Sociedad Especiales Especial Sífilis en Mendoza / por Verónica Gordillo / Publicado el 24 DE OCTUBRE 2017

En el imaginario colectivo, la sífilis es una enfermedad del pasado, una enfermedad superada. Todo lo contrario: en Argentina y en Mendoza, los casos crecieron en forma significativa no sólo entre los adultos, sino también entre las embarazadas, que si no se tratan a tiempo pueden contagiar al bebé.

El director de Epidemiología, Bioestadística y Ambientes Saludables, Rubén Cerchiai, confirmó el aumento de los casos de esta enfermedad de transmisión sexual y subrayó que la mejor forma de prevención es la utilización del preservativo, además de la educación sexual desde la niñez.

El médico brindó los datos oficiales. En 2015 se registraron 260 casos en la provincia, en 2016 fueron 572 y en lo que va de 2017 ya se notificaron 342. Estas estadísticas sólo contemplan a las personas que se trataron en los hospitales y centros de salud públicos, ya que, aunque los privados deben informar los casos, no lo hacen.

 

 

Cerchiai explicó que, más allá de contar con los datos estadísticos, se calcula que por cada caso notificado hay diez que permanecen ocultos.

El profesional dijo que el aumento de casos de enfermedades de transmisión sexual, entre ellas la sífilis, es una tendencia mundial que afecta tanto a países desarrollados como en vías de desarrollo y a sus habitantes sin distinción de estrato social, económico ni educativo. Esa realidad se replicó en Argentina, ya que, según el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, en 2014 hubo 6628 casos, en 2015 se registraron 11 825 y en 2016 fueron 13 655.

 

Una enfermedad curable

La sífilis es una infección curable, causada por una bacteria (Treponema pallidum), que se transmite por vía sexual y también durante el embarazo, de la madre al feto.

En cuanto a los síntomas, Cerchiai subrayó que pueden ser visibles, como un sarpullido o una especie de úlcera indolora que generalmente aparece en la zona genital, pero que a veces pasa desapercibida y puede desaparecer. Si no existe ese síntoma y no se detecta la enfermedad, puede pasar a estadios más avanzados y causar, inclusive, problemas neuronales y cardíacos.

El médico resaltó que la enfermedad se cura con antibióticos. Se colocan tres dosis inyectables de penicilina, una cada semana, a la que la bacteria aún no presenta resistencia. De todas formas, el médico recalcó que si la persona se expone nuevamente a un riesgo, podrá contagiarse otra vez.

Educación sexual integral en las escuelas ya es obligatoria

En la columna de Diversidad con Diego Pedernera hablamos de los cuadernillos que ya están llegando a las escuelas para formar parte de la educación de los alumnos.

 

De eso no se habla

Cerchiai recalcó que las enfermedades de transmisión sexual son difíciles de controlar, justamente porque hay muchos aspectos de la sexualidad que se ocultan y porque existe estigmatización. Explicó que cuando preguntan al paciente si tiene conductas consideradas de riesgo, la mayoría tiene temor de expresarlas y eso hace que la enfermedad no se trate en forma adecuada, es decir que no se trate a la persona o las personas con las que mantiene o mantuvo una relación sexual.

En cuanto a las franjas etarias, el médico explicó que son variadas aunque destacó que en la notificación de casos se vislumbra una baja en la edad, lo que, aseguró, está relacionado con el inicio más temprano de las relaciones sexuales.

El profesional destacó que la mejor prevención es utilizar el método de barrera, que es el preservativo, aunque el problema es que tanto las mujeres como los varones lo conocen, pero no lo utilizan. Según el médico, entre muchas razones de este fenómeno está que las personas asocian el uso del preservativo con la posibilidad de evitar el embarazo, por lo que si utilizan otra alternativa, como pastillas, un implante subdérmico o un DIU, olvidan que su utilización es lo único que evita el contagio de cualquiera de las enfermedades de transmisión sexual.

Cerchiai recalcó que los métodos anticonceptivos están disponibles en hospitales y centros de salud, y que incluso para la entrega de preservativos los jóvenes no necesitan ser acompañados por adultos responsables.

sociedad | especial sífilis en mendoza | transmisión sexual | enfermedad | cura | médico | educación