Carne, privilegio de pocos

A cinco días de la publicación oficial del Índice de Precios al Consumidor (IPC),  distintos relevamientos del ámbito privado señalan que la carne duplicó su valor en los últimos doce meses. A su vez, este incremento constituye uno de los principales motivos de la suba inflacionaria de estos días.

Carne, privilegio de pocos

Sociedad Unidiversidad por Penélope Moro / Publicado el 09 DE NOVIEMBRE 2010

En un informe que difundió el pasado domingo la consultora Ecolatina, y que fue replicado por los grandes medios nacionales,  se señala que para consumir carne vacuna hoy, es necesario pagar el doble de los  que se pagaba en octubre de 2009. Este incremento, sumado al de las frutas y las verduras, provocaron que la inflación de octubre sea del 2,4 %, según informaron sus representantes.

 En el IPC que presentó Ecolatina  también se demuestra que los cortes cárnicos aumentaron 7,5% en octubre y ya acumulan un alza del 82% en los últimos doce meses.

 A su vez,  Economía & Regiones, que del mismo modo difundió la última semana sus propios datos,  señala una suba similar en la inflación al indicar un 2,1 % para el mes de octubre. Respecto al aumento de la carne,  esta consultora supera a la primera, pues considera que en los últimos doce meses los cortes más populares de carne presentaron una suba del 114%, un 32% más que lo que Ecolatina.

 Pero ambas empresas de servicios estadísticos, además de coincidir en el incremento del más preciado alimento para los argentinos,  y en sus implicancias sobre el índice de inflación, consideran que este aumento provoca una escasez en la oferta; lo que a su vez, lleva que el consumo carnívoro per cápita haya bajado de 70 kilos al año a 58 kilos para el mismo período.

 No obstante, para el economista de la consultora mendocina Evaluecon, José Vargas, ese tipo de demanda, la individual, "no ha bajado”, sino todo lo contrario, “ha subido aún más". Así lo explicó el especialista al diario Los Andes.

 Sobre los motivos de esta situación que afecta directamente al presupuesto y a la dieta diaria de los consumidores, Vargas explicó a ese medio que   "la carne tiene una fuerte presencia dentro de la canasta básica alimentaria (CBA) y los alimentos en sí pesan un 37% dentro del índice de la inflación. Por esto, cuando se mueve el rubro alimentos se mueve el índice de la inflación".

También señaló como causantes de dicha problemática a “la falta de inversión de los últimos años, la que migró a la soja, el freno en las ventas al exterior y a la exportación de productos cárnicos, también han incidido en las subas de precio de la carne”, tal como detalla el matutino local.

Por su parte, desde el gobierno nacional se ha relativizado la medida. Según los principales diarios nacionales, el ministro de Economía, Amado Boudou, informó que hasta el próximo viernes, fecha en que el organismo estatal de mediciones oficializará el IPC de octubre, no hará declaraciones al respecto.