De la escuela de la intendencia, a la universidad de la Provincia

Tanto el gobernador Rodolfo Suarez, como el vicegobernador Mario Abed resaltaron su paso por la gestión comunal. Aseguraron que su gobierno será participativo y que cultivarán una buena relación con la Nación.

 De la escuela de la intendencia, a la universidad de la Provincia

Los tres protagonistas de la jura: Montero, Abed y Suárez, con improntas muy diferentes. Foto: Ariela Pientro.

Provincial Unidiversidad Nuevo Gobierno / por Verónica Gordillo / Publicado el 09 DE DICIEMBRE 2019

De la escuela de la intendencia, a la universidad de la Provincia. Esa fue la imagen que utilizó el vicegobernador Mario Abed, durante el acto de jura de nuevas autoridades en la Legislatura, para destacar la importancia que en su carrera y en la del gobernador, Rodolfo Suarez, tuvieron las gestiones comunales, que les permitieron aprender y encarar el nuevo desafío de liderar los destinos de Mendoza hasta 2023.

Como una demostración tangible de esa imagen, desde los departamentos de Junín y Capital llegaron muchos de los militantes que se ubicaron desde las primeras horas de la tarde en la puerta de la Legislatura, para acompañar al gobernador y su vice en el acto de jura. Con pancartas y aplausos los vitorearon cuando ingresaron a la Casa de las Leyes y cuando salieron, ya ungidos como las máximas autoridades de la Provincia.

El acto de jura de las nuevas autoridades, al que asistieron legisladores, intendentes, militares y el presidente de la Suprema Corte, Jorge Nanclares; tuvo tres protagonistas con improntas distintas: un discurso emotivo de la hasta hoy vicegobernadora, Laura Montero, uno más campechano y cercano a los vecinos de su reemplazante Abed y uno más sobrio y sin sorpresas del gobernador Suarez.

Aunque no es lo habitual, Montero se tomó unos minutos para despedirse de quienes colaboraron con su gestión y resaltó que deja una Legislatura de puertas abiertas al ciudadano. Dijo que su gestión se basó en los pilares de la transparencia y de la participación, que ahorraron un presupuesto en cuatro años y que la de Mendoza se destaca a nivel nacional por ser la que más trabaja con mayor austeridad.

Montero recordó momentos que consideró clave durante su gestión en la Casa de las Leyes, especialmente el día que los estudiantes del Instituto Próvolo acudieron a la Legislatura para pedirles ayuda. Dijo estar orgullosa de la respuesta que dio el Poder Judicial, ya que el 25 de noviembre un tribunal condenó a dos sacerdotes y a un jardinero por los abusos.

La ingeniera también habló de otro de los temas que marcaron su paso por la Legislatura: una discusión a fondo sobre la posibilidad de reformar la Constitución de Mendoza. Anunció que en breve, cuando sea una ciudadana más, presentará un proyecto en ese sentido, algo que permite la carta magna.

Las palabras finales de su despedida, las dedicó a la necesidad de continuar luchando y poniendo en marcha políticas pública que busquen la igual y la equidad de género. Dijo que ese esfuerzo es  central para terminar con la violencia y los femicidios.

De Junín a la Legislatura

Luego de jurar como vicegobernador, Abed señaló que su gran capital es haber guiado los destinos de la comuna de la Junín, porque eso le permitió estar en contacto directo con las necesidades de la gente. Recalcó que esa será la impronta que le darán a la nueva gestión: estar siempre cerca del ciudadano.

Abed definió la labor que realizará en la Legislatura. Dijo que será un puente entre las distintas posturas políticas que conviven en el recinto, un puente para que los legisladores acerquen propuestas a los integrantes del Ejecutivo y un puente para que los ciudadanos puedan encontrar soluciones reales a sus problemas.

Abed: "Quienes ocuparon mi sillón dejan la vara alta"

Una vez que juró como vicegobernador de la provincia de Mendoza, Mario Abed, leyó su discurso donde aseguró que su objetivo durante estos cuatro años será el de tender puentes entre el poder ejecutivo y el legislativo.

A la hora de los agradecimientos, el vicegobernador destacó a la gente de Junín y dijo que su gran apuesta es que cuando termine su gestión deje un surco profundo de buena tierra, bien abonado y con frutos visibles. “Venimos a dejar nuestra huella, a construir puentes duraderos, para que cada mendocino y mendocina sienta orgullo por esta gestión de gobierno”, dijo.

Continuidad de gestión

Luego de la jura como gobernador, Suarez dijo sentirse honrado de ser el décimo mandatario que asume desde la recuperación de la democracia.

En su discurso, en el que no hubo anuncios ni sorpresas, destacó el orden y la transparencia del gobierno de su antecesor y aseguró que esos seguirán siendo los pilares de su gestión. Aseguró que tanto su equipo como su gobierno se basarán los hechos y no en las promesas.

Suarez aseguró que a la hora de gobernar no cree en el caudillismo, sino en los liderazgos compartidos y aseguró que sobre esa base intentará avanzar en resolver los problemas estructurales de la provincia. Y dijo que el más difícil y grave que enfrentará es la situación de pobreza e indigencia en la que viven muchos mendocinos.

El gobernador llamó a sus colaboradores a utilizar toda su inteligencia y creatividad para lograr mejoras aún con los resultados macroeconómicos, a los que calificó como un severo condicionamiento para el desarrollo. En este sentido, dijo que trabajará con el gobierno nacional, en un clima de respeto.

El discurso de Suarez no tuvo anuncios, sino que repasó las propuestas que hizo desde que resultó electo: la posibilidad de que Mendoza vuelva a tener un banco estatal, de que se desarrolle la industria minera en los lugares donde tenga licencia social, la importancia de impulsar las energía alternativas, así como la construcción de viviendas con materiales reciclados. También dejó abierta la puerta a la posibilidad de reformar la Constitución Provincial.

Al finalizar su discurso, Suarez repitió que su gobierno será de puertas abiertas y de cercanía con los ciudadanos.

jura | suarez | abed | gobernador | legislatura | montero