Del aula al hospital, del hospital a la calle

El autor, Matías Agustín Dimenza Bujaldón, es alumno avanzado de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo. Analiza el paradigma de la salud desde el lado de la prevención y no desde la enfermedad.

Del aula al hospital, del hospital a la calle

Imagen ilustrativa: archivo Prensa Gobierno de Mendoza.

Sociedad Unidiversidad Opinión / / Publicado el 13 DE AGOSTO 2018

Los estudiantes de Medicina de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la UNCUYO realizamos nuestra formación de grado transcurriendo por diversos ámbitos. Iniciamos, en un primer instante, nuestros cursos en las aulas, y casi en simultáneo, recorremos los pasillos de los hospitales y las salas de los centros de salud. Esto se produce durante nuestros tres primeros años de educación, ya que, en el último tramo, invertimos gran parte del tiempo directamente en los nosocomios del Gran Mendoza.

Entonces, ¿cómo lograr que ampliemos nuestras perspectivas, que abramos nuestras mentes a nuevas realidades, que comprendamos que las enfermedades tienen una historia y un contexto y que se inician mucho antes de que el paciente atraviese las puertas del hospital?

Este interrogante ha sido el puntapié inicial que ha llevado a la FCM a adoptar un nuevo paradigma de Universidad que se sostiene en tres pilares: educación, investigación y extensión. Esta última es la que ha comenzado a formar estudiantes con una impronta socio-comunitaria.

Entendemos como extensión universitaria a la función a través de la cual se implementan actividades con soporte institucional que se realizan en el medio, en interacción con el resto de la sociedad, mediante prácticas presenciales. Dichas actividades deben aspirar a cumplir con los siguientes criterios:

- Pertinencia social;

- Bidireccionalidad o carácter dialógico;

- Autogestión;

- Interacción efectiva con actores sociales no universitarios.

¿Cómo se lleva a cabo? Con la intervención e involucramiento de los actores sociales y universitarios en las etapas de planificación, ejecución y evaluación de los procesos de aprendizaje; generando entramados de diálogo entre los participantes (docentes, estudiantes, población objetivo), construyendo abordajes interdisciplinarios y trabajando con las demandas de los representantes sociales involucrados.

Es así como en 2014, en el marco de la cátedra Atención Primaria de la Salud (APS), de 4.° año del ciclo clínico, surge la intención de ir en este sentido. Así, los alumnos y docentes de este espacio curricular, junto con la organización social Luciérnagas, impulsaron el Proyecto "Gente en Situación de Calle del Gran Mendoza", que busca trabajar de manera intersectorial y en red, uniendo esfuerzos con el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Provincia de Mendoza, la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, las organizaciones de la Red Calle y la Facultad de Odontología de la UNCUYO.

En la tarea diaria, estudiantes de Odontología y Medicina integran acciones de docencia, extensión e investigación, enfocando las actividades en la esencia de la APS. Se intenta, así, resolver y canalizar los principales problemas de salud de la comunidad, prestando servicios de prevención, promoción, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación necesarios. Es un abordaje que implica una relación continua con las personas en situación de calle de la que surgen inquietudes, necesidades y, por supuesto, opciones para resolverlas, generando un verdadero diálogo de saberes.

Miembros del equipo “Gente en Situación de Calle del Gran Mendoza”.

 

El recorrido

Desde 2014, decenas de operativos de salud destinados a esta población han sido puestos en marcha, los que incluyen postas de atención odontológica, atención de la salud de la mujer (realizando PAP y mamografía), entrega de anteojos, pero también trámites vinculados con el Registro Civil (obtención del DNI), con el Programa Provincial de Inmunizaciones y con el de Contingencias Sociales.

A partir del año 2016, ya contando con el apoyo de la Subsecretaría de Acciones Sociales y Comunitarias, dependiente de la Secretaría de Posgrado, Relaciones Institucionales y Extensión de Ciencias Médicas, se suma el respaldo la Secretaría de Extensión del Rectorado, que junto con el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la Provincia de Mendoza, permite la creación de un consultorio médico-social: la Unidad de APS Itinerante (Uapsi). Se trata de un equipo interdisciplinario que actúa como puerta de entrada al sistema de salud y que funciona en las instalaciones de la Iglesia de La Merced.

Al equipo de la Uapsi, que inicialmente se hallaba conformado por un médico y un agente sanitario, se suman 2017 profesionales de salud mental (un psiquiatra y una psicóloga), de odontología y de trabajo social, y cuenta de forma permanente con la participación de estudiantes de Ciencias de la Salud.

Gracias al trabajo integrado entre la Facultad de Ciencias Médicas y las organizaciones sociales y gubernamentales, se ha podido avanzar en el desarrollo de este proyecto, que nos ha permitido a los alumnos empaparnos de la realidad social que actúa como determinante del proceso salud-enfermedad. Esto nos ha posibilitado comprender que no sólo estamos recibiendo formación para tratar enfermedades, sino que estamos siendo educados para prevenir patologías, acompañar a los más desfavorecidos, a la vez que estamos siendo beneficiados con la oportunidad de volcar nuestros conocimientos antes de obtener nuestros ansiados títulos.

sociedad | opinión | agustín dimenza | medicina | alumnos | sin techo | personas en situación de calle