Derribando mitos en torno a los "remedios caseros"

A pesar de la creencia popular, la ciencia avala algunos tratamientos y otros no. ¿Cuáles sirven realmente? Jugá con el interactivo y enterate.

Derribando mitos en torno a los "remedios caseros"

elancasti.com

Sociedad Unidiversidad Salud / por Unidiversidad / Emilio Murgo / Publicado el 15 DE NOVIEMBRE 2019

Por lo general nos encontramos con mucho mitos y verdades sobre la medicina que se han transmitido de generación en generación y que no nos hemos detenido a pensar si realmente funcionan o si son perjudiciales para la salud.

Es por ello que es el turno de abordar la temática sobre aquellos “remedios caseros” que fueron aceptados por la mayoría, sin detenerse a pensar la veracidad de sus resultados.

Unidiversidad volvió a la carga con un nuevo “Derribando Mitos” en el cual Silvia Martini, médica clínica (matrícula 5941), explica cuáles son las mentiras y verdades de los “remedios de la abuela”, los cuales alguna vez fueron utilizados con nosotros cuando fuimos chicos.

Antes de seguir leyendo la nota, te invitamos a poner en juego tus conocimientos para que veas si lo que pensás sobre las dietas es verdadero o no. 

 

Si ya probaste qué es falso y qué es verdadero, te invitamos a conocer los detalles de cada "mito". 

Mito 1: el humo o alcohol en el oído alivia el dolor de oído (falso)

“No es recomendable ninguna de las dos intervenciones. Si el oído le duele a la persona, puede llegar a ser porque la membrana que lo recubre esta inflamada. Lo que el ‘cono de humo’ puede llegar a producir es que perfore esa membrana, mientras que el alcohol, no cumple ninguna función”, advirtió la doctora.

Para esta situación lo recomendable es visitar a un médico clínico o bien a un especialista como el otorrinolaringólogo.

Mito 2: el hipo se pasa con un buen susto o si tomo 7 sorbos de agua sin respirar (falso)

“El hipo son contracciones involuntarias del diafragma, el cual separa el tórax del abdomen. Se puede tener un hipo eventual que se va solo, o bien si se realiza alguna de las maniobras como respirar hondo varias veces”, remarcó Martini.

“Lo que sí es muy importante advertir, es que si la persona tiene irritabilidad del diafragma de manera constante, pasa a ser una patología y debe ser tratado con un médico, continuó.

A derribar mitos: qué es saludable y qué no a la hora de hacer dieta

Actualmente hay muchas creencias y mitos populares que han sido aceptados por la mayoría como "relativas verdades". Sin embargo, en su mayoría, no se corresponden con la realidad. En este sentido, es necesario desmitificar todas aquellas aseveraciones que no son ciertas y destacar las que sí lo son.

Mito 3: ¿el azúcar cicatriza las heridas? (verdadero)

“Esto es así y tiene mucho más aval científico. El azúcar en las heridas actúa atrayendo los macrófagos que suscitan y ‘comen’ los residuos de la herida lo que permite que se forme tejido nuevo”, afirmó la doctora.

En los hospitales se usan para heridas profundas y para las escaras que se producen a los enfermos que se encuentran mucho tiempo postradas en una cama.

Mito 4: ¿el barro sirve para curar las picaduras de insectos? (falso)

“Este mito no tiene ningún aval científico. Para que la picadura de un insecto pueda mejorar se debe aplicar compresas de frío y no de barro”, destacó.

“El mayor problema que produce el barro tiene que ver con la posibilidad de infectar la herida, por lo que no es nada aconsejable este tipo de aplicación”, continuó.

Mito 5: es factible la cura del empacho a través de “tirar el cuerito” (verdadero)

“Hay dos maneras o creencia de curar el empacho. La primera, la cual refiere a curar a través de la palabra no tiene aval científico y sólo se explica a través de las creencias de cada persona; mientas que la segunda, referida a lo que comúnmente se conoce como ‘tirar el cuerito’ tiene un cierto aval médico ya que estimula a que fluya el bolo alimenticio ubicado en los intestinos”, finalizó.

Es muy importante destacar que se aconseja no realizar este método ya que se puede producir daños si la persona no sabe realizarlo.

mitos | verdades | remedios caseros | salud | medicina