Desafío Transporte: seducir a más usuarios

Cornejo anunció el lanzamiento de la licitación para el nuevo sistema de transporte público del área metropolitana. Buscan mejorar el servicio para desalentar el uso del auto. Los cambios clave.

Desafío Transporte: seducir a más usuarios

El gobernador aseguró que las modificaciones al sistema de transporte buscan mejorar el servicio para los usuarios habituales y captar nuevos pasajeros. Foto: Victoria Gaitán.

Provincial Unidiversidad Transporte público / por Verónica Gordillo / Publicado el 30 DE MAYO 2018

Arranca el desafío: lograr que algunos de los 300 mil conductores que todos los días se suben al auto (generalmente solos) y manejan desde departamentos del Gran Mendoza hasta la Ciudad dejen el vehículo en la casa y se suban al micro, además de mantener a los usuarios habituales. Para avanzar en ese desafío, el Gobierno lanzó la licitación pública nacional del sistema de transporte público del área metropolitana, que intentará ofrecer un mejor servicio a través de un diseño troncal, de modificaciones en recorridos, de la eficiencia en la utilización de los subsidios (2600 millones de pesos anuales) y de sostener el trasbordo, todo lo cual estará vigente los próximos diez años.

El gobernador, Alfredo Cornejo, anunció que los pliegos de la licitación (con un valor de 500 mil pesos) estarán disponibles desde mañana (jueves 31 de mayo), para que ocho grupos (hoy son 12) compitan por quedarse con los recorridos. En cuanto a la Sociedad de Transporte Mendoza (una sociedad anónima, unipersonal, con participación mayoritaria del Estado) no competirá, sino que será la encargada de brindar los servicios troncales.

Cornejo dejó en claro que es consciente de la importancia que tiene para los ciudadanos el transporte público y de la inquietud que genera cualquier modificación, teniendo en cuenta que el 70 % de la población lo utiliza a diario. Pese a esto, dijo que se arriesgó a modificar el sistema actual, pero recalcó que no es un golpe de efecto, sino un plan ideado por profesionales, sin demagogias.

El Gobernador también aseguró que le enorgullecen los subsidios que recibe el sistema porque permiten que funcione, pero recalcó que es necesario utilizarlos de forma inteligente y no “a tontas y a locas”, como, indicó, sucedió en otras gestiones.

Los números permiten ver que no es un asunto menor. El sistema de transporte del área metropolitana tiene un costo anual de 3.500 millones de pesos, de los cuales entre 800 y 900 millones se recaudan con el pago del boleto, otros 1300 millones los aporta la Nación a través de subsidios y el resto lo asume la Provincia.

El mandatario también se refirió al sector privado. Dijo que es lícito que obtengan una rentabilidad, pero aseguró que también deberán cumplir con nuevas exigencias. Una de ellas será que ya no se les pagará por kilómetro recorrido, sino en base a una nueva fórmula en la que se incluirán otros ítems, como la cantidad de pasajeros que trasladen y la calidad del servicio que presten.

Cornejo se mostró convencido de que la nueva licitación –cuyo plazo original venció en 2015– es una oportunidad de mejorar el sistema respetando las leyes de Ordenamiento Territorial, es decir, teniendo en cuenta hacia dónde crecerá Mendoza. Se mostró además esperanzado en que los ciudadanos dejen el auto en casa y se trasladen en micro, ya que aseguró que de lo contrario el colapso será inevitable. Para ilustrar el problema, comentó que cada año los autos nuevos que transitan por las arterias de Mendoza ocupan cuatro kilómetros más de calle.

Transporte público: "Lo peor que podemos hacer es subsidiar al auto"

El titular de la cátedra de Transporte y director del Centro de Tráfico y Transporte de la Facultad de Ingeniería de la UNCUYO, Pablo Cruz, analizó la situación del sistema público del Gran Mendoza, con miras a la licitación que se realizará ...

 

Un sistema troncal

Las modificaciones al sistema de transporte plasmadas en los pliegos de licitación son grandes. Por eso, tanto el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, como la directora de Planificación Estratégica, Lía Martínez, dejaron en claro que serán paulatinos y que no se sacarán frecuencias, sino que se modificarán algunos recorridos, se incluirán nuevos y se evitará que todos los micros pasen por la Ciudad de Mendoza cuando no es necesario.

Martínez recalcó que las modificaciones se pondrán en marcha en los períodos de receso escolar, para que los usuarios se acostumbren a las modificaciones. A esto se sumarán campañas de comunicación, anuncio de los cambios en el interior de las unidades y reuniones con vecinos a través de uniones vecinales u otras organizaciones.

El sistema de transporte del Gran Mendoza incluye actualmente 1081 micros, que recorren 82 millones de kilómetros al año, el 60 % de los cuales ingresa en las mismas bandas horarias al microcentro, lo que genera caos, demoras y efectos nocivos en el medio ambiente. En esas unidades viajan 330 mil personas por día y se realizan 514 mil transacciones diarias con la tarjeta Red Bus (promedio de 2017), que también se pretende cambiar por la SUBE, para unificar la forma de pago en todo el país.

Troncal es la palabra clave del nuevo plan, una palabra repetida por todas las gestiones desde el regreso de la democracia, pero que se llevó poco a la práctica. Ese concepto se refiere a transportes que serán la columna vertebral del sistema, porque unirán al Gran Mendoza de norte a sur y de este a oeste, podrán trasladar gran cantidad de pasajeros en menos tiempo, con carriles preferenciales. El resto de los micros funcionará como alimentadores de esa columna vertebral.

Un ejemplo de cómo funcionará el sistema es el Metrotranvía, que actualmente une Maipú con Ciudad, ya que los usuarios llegan a la estación Gutiérrez en colectivo, en bici o en su auto, lo dejan en esa terminal y se suben al Metro que los lleva a la Ciudad en forma rápida, ya que se evitan las congestiones, gracias a la red semafórica inteligente. 

Metrotranvía: caro, pero el mejor

El director de la EPTM, Leopoldo Cairone, dijo que mantener el servicio cuesta tres veces más que un colectivo pero que, entre los múltiples beneficios, se cuentan que no contamina y que transporta tres veces más pasajeros que un micro. ...

La lógica que hoy tiene el Metrotranvía es la que se buscará replicar en todos los departamentos del Gran Mendoza, utilizando troncales que alimentarán las otras líneas y que circularán por carriles preferenciales que permitan unir a las comunas, como está previsto que sean las calles San Martín y Godoy Cruz.

Para que el sistema de troncales y alimentadores funcione, el trasbordo de 90 minutos es central, ya que permite que los usuarios paguen un solo boleto para llegar a destino. En este sentido, Mema confirmó que se mantendrá ese beneficio (que representa el 21% de las transacciones diarias que se hacen con Red Bus), pero que tendrá una modificación para intentar utilizar de forma más inteligente el subsidio. Dijo que hoy muchos usuarios utilizan el trasbordo para ir y volver (aprovechando el lapso de 90 minutos), cuando en realidad la finalidad no es esa, sino que puedan llegar a destino sin que deban abonar dos veces el boleto. Por eso, se controlará utilizando las máquinas para pagar que están en los colectivos y la tarjeta.

El desafío está planteado: mejorar el transporte público de pasajeros, para que los usuarios habituales viajen más cómodos y lleguen a destino en menos tiempo, al mismo costo, y para lograr que alguno de los 300 mil automovilistas que a diario manejan hasta la ciudad deje el auto guardado y se suba al colectivo.

política provincial | transporte público | licitación | micros | colectivos | transporte | público | subsidios | metrotranvia