En Mendoza no hay impedimento para que una mujer maneje un colectivo

Así lo recalcaron el titular de la Fundación Autam, Raúl Mercau, y el secretario de Sipemom, Rodolfo Calcagni. Casi la totalidad de los conductores de las empresas privadas son varones. El caso Borda y el avance en Buenos Aires para crear un registro de mujeres choferes.

En Mendoza no hay impedimento para que una mujer maneje un colectivo

La mayoría de las empresas privadas de trasporte solo tiene choferes varones. Foto: Unidiversidad.

Sociedad Unidiversidad Paridad de género / por Verónica Gordillo / Publicado el 25 DE ENERO 2019

No existe ningún impedimento para que una mujer sea chofer de colectivo. En ese concepto coincidieron el titular de la Asociación Unida Transporte Automotor Mendoza (Autam), Raúl Mercau, y el secretario general del Sindicato del Personal de Micros y Ómnibus de Mendoza (Sipemom), Rodolfo Calcagni. Pero lo cierto es que, de los 6000 colectiveros que tienen las empresas privadas en Mendoza, las mujeres se pueden contar con los dedos de una mano.

El caso de Érica Borda puso el acento en la falta de igualdad que existe en el sector. La  chofer porteña reclamó ante la Justicia que, pese a su experiencia, tres empresas se negaron a contratarla con la única explicación de que no empleaban mujeres. La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo le dio la razón. En cumplimiento de esa decisión, el Ejecutivo publicó una resolución en el Boletín Oficial por la cual creó el Registro de Mujeres Aspirantes a Choferes de Colectivo (Remacc) y ordenó a las tres firmas que, cuando necesiten trabajadores, deben recurrir a ese listado hasta completar un cupo del 30 % de mujeres del total de choferes.

Si bien la decisión está atada a un caso en particular, según explicó Borda en entrevistas concedidas a distintos medios de comunicación, la intención es que mujeres de todo el país se pueden inscribir en el registro. Pese a esto, desde la oficina de prensa de la Secretaría de Servicios Públicos, explicaron que aún no recibieron ninguna comunicación desde la Nación sobre la apertura del listado. 

Ahora, las empresas de transporte deberán tener mujeres al volante

Una resolución nacional publicada hoy por el Gobierno exige a las compañías que tomen a las mujeres aspirantes y las tomen (siempre y cuando cumplan las condiciones) a llenar el cupo de 30 % en su planta de choferes. También crearán un Registro de ...

 

Sin impedimentos

Tanto el titular de Autam, Raúl Mercau, como el secretario general del Sipemom, Rodolgo Calcagni, coincidieron en que no existen impedimentos para que una mujer maneje un colectivo en Mendoza. Explicaron que solo deben cumplir con los requisitos establecidos, es decir, contar con el carnet profesional habilitante, pasar las estudios psicofísicos y el curso teórico-práctico.

Pese a que no existen impedimentos legales, lo cierto es que las firmas privadas que ganaron las concesiones del transporte público de pasajeros casi no tienen choferes mujeres. De los 6000 trabajadores del sector, solo unas 500 plazas están ocupadas por mujeres, la mayoría de las cuales se dedican a tareas administrativas o de azafata, pero muy pocas están al volante.

Calcagni recalcó que no hay mujeres colectiveras en los servicios urbanos (del Gran Mendoza), pero que existen algunas en los servicios de media y larga distancia. Las únicas que se sumaron en el último año fueron las choferes del tranvía de compras, que como pasó a ser un recorrido establecido en el nuevo sistema Mendotran, fueron contratadas por los privados.

El sindicalista recalcó que hasta el momento no recibieron ningún reclamo de una mujer que fue rechazada para ocupar un puesto, sólo por su condición de género.

"Sentimos que hacemos historia" : Prensa Gobierno de Mendoza

Prensa Gobierno de Mendoza

 

Un tema cultural

Mercau explicó que, si bien no existe ninguna restricción legal, sí hay un factor cultural importante, porque la mayoría de las empresas siempre se manejaron con choferes varones. Comentó que a raíz de esta tendencia, toda la estructura de las firmas está montada en consecuencia y, solo por dar un ejemplo, no tienen baños para mujeres.

El economista reconoció que en ese sentido, sería necesario adecuar las estructuras, un aspecto que, según recalcó, se trata en las mesas de trabajo de la entidad.

Mercau explicó que los o las aspirantes presentan ante las firmas sus currículums y, luego de una primera selección, llegan a manos de Autam. Hasta el momento, subrayó, no rechazaron a ninguna fémina que pretendiera ocupar un puesto.

La situación cambia radicalmente en los servicios de transporte que presta la Sociedad de Transporte de Mendoza (STM), con participación estatal. Tanto en los recorridos del trole como al frente de las duplas del Metrotranvía es común ver a mujeres al volante.

choferes | transporte | mujeres | registro | borda | mercau | autam | sipemom