Juicios en vivo: ¿show mediático o transparencia judicial?

La decisión de la Corte de transmitir en vivo algunas instancias del juicio contra Julieta Silva generó voces a favor y en contra. La opinión de letrados y comunciadores/as.

Juicios en vivo: ¿show mediático o transparencia judicial?

El tribunal del caso Fortunato y la Corte dieron el visto bueno para transmitir en vivo algunas etapas del juicio contra Julieta Silva. Foto: prensa Poder Judicial.

Sociedad Unidiversidad Justicia / por Verónica Gordillo / Publicado el 17 DE AGOSTO 2018

Las palabras de Julieta Silva, acusada del asesinato de su novio, Genaro Fortunato, se replicaron en cientos de pantallas. Seguir su testimonio en vivo fue posible debido a la decisión del Poder Judicial de transmitir algunas de las etapas del juicio que se sustancia en San Rafael, una señal a la que pueden sumarse los medios masivos de comunicación.

La decisión de transmitir partes del juicio volvió a plantear la tensión entre los principios de transparencia en la administración de Justicia y el respeto a los que intervienen en el proceso. Hubo comunicadoras/es a favor, pero otros hablaron de los peligros de poner en marcha un verdadero un show.

¿Qué juicios transmitir en vivo y cuáles no? ¿Debe haber restricciones? ¿La decisión debe quedar en manos de jueces y juezas o es necesario reglamentarla? ¿Qué criterios se utilizan? Estas son algunas de las preguntas que se repiten, por lo menos, desde que se concretó una de las primeras transmisiones en 1997 por el homicidio de María Soledad Morales, aunque en ese caso, los magistrados pusieron condiciones y se reservaron el derecho de seleccionar las imágenes que se mostrarían.

 

En vivo

El responsable de prensa del Poder Judicial, Martín Ahumada, explicó que decidieron transmitir en vivo algunas de las etapas del juicio contra Julieta Silva por el gran interés mediático y público en la causa. Comentó que, frente a la imposibilidad de permitir a todos los medios el ingreso a la sala (por un tema de espacio), con el visto bueno del tribunal y de la Corte decidieron aportar una señal única, a la que pudieran sumarse todos los medios que así lo decidieran.

Ahumada explicó que se siguió el mismo criterio con otras causas, específicamente, con los tres juicios en los que se transmitió algunas partes en vivo y que fueron dos: el que se sustanció contra la exfiscal Anabel Orozco y el de la tragedia de Tur Bus. En el mismo sentido, aseguró que la intención fue que todos los medios pudieran tomar la señal única del Poder Judicial.

En cuanto a las críticas relacionadas con que se montó un show y no existe perspectiva de género al seleccionar los juicios que se televisan, Ahumada subrayó que, por el contrario, la señal única permitió determinar qué partes del juicio se transmitirían y evitar que, por ejemplo, alguien se acerque demasiado a la imputada durante su declaración.

El presidente de la Asociación para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos (Xumek), Lucas Lecour, explicó que, dejando de lado las causas donde están involucrados niños/as, adolescentes  o los relacionados con delitos contra la integridad sexual, está a favor de dar a conocer al público algunas etapas de juicios que tienen un interés público, como las relacionados con los delitos de lesa humanidad.

Pese a esto, aseguró que en el caso específico del juicio contra Silva, se generó un show con el que no está de acuerdo. “Los debates tienen que ser públicos, pero no me gusta el show, porque hay un delito, hay una acusada y su familia, y una víctima y su familia que se deben respetar”, fueron las palabras del letrado.

Caso Fortunato: comenzó el juicio contra Julieta Silva

Pablo Daniel Diab, periodista de San Rafael, dio detalles de la primera audiencia contra la mujer acusada de atropellar a su pareja. "Ella sostiene que no lo vio y en ningún momento hizo mención de algún vínculo afectivo entre ellos".

Unidiversidad también consultó a periodistas. Quienes dieron su opinión fueron Alejandro Gamero y Rosana Villegas, cuyas crónicas se leen en Diario UNO y se escuchan en radio Nihuil. Ambos coincidieron en los beneficios de transmitir en vivo los juicios, porque entienden que es una forma de transparentar el accionar del Poder Judicial y una posibilidad de que la ciudadanía comprenda la complejidad de estos procesos.

Con el ejercicio de cubrir durante años el ámbito tribunalicio, Gamero consideró positivo y útil que se transmitan los juicios, no solo porque ayuda a transparentar el trabajo judicial, sino también porque cree que es una herramienta clave para que los ciudadanos comprendan las dificultades que conlleva un juicio, los contrastes entre lo que plantea la fiscalía y la defensa y la tarea compleja que tienen en sus manos los miembros del tribunal. En este sentido, comentó que muchas personas critican el accionar de ese poder, pero desconocen absolutamente sus complejidades.

Gamero entienden que la transmisión de un juicio no es un show, sino una posibilidad de mostrar la realidad tal como es, tanto si es cruda, sangrienta o morbosa. Para él, todos estos condimentos no son otra cosa que el duro reflejo de la magnitud de lo que se está juzgando.

El periodista subrayó estar en contra del prejuicio de creer que no es necesario publicar o televisar una imagen. Cree que siempre es importante, porque posibilita entender la magnitud de lo que sucede. Al mismo tiempo, aclaró que el ciudadano siempre tiene la posibilidad de no verlo.

En el mismo sentido opinó Villegas, que cubrió varios casos judiciales. Celebró la decisión de la Corte de incorporar un equipo propio para la televisación de audiencias y algunas instancias de determinados juicios, como fue el año pasado el jury a la fiscal Orozco. 

Frente a la postura de los detractores, Villegas recalcó que llegar a la televisación en directo, al menos de alegatos y sentencia, y que esas imágenes se puedan ver en directo a través de un canal de YouTube, cumple con un concepto repetido muchas veces, pero poco practicado, como es lograr debates orales y públicos.

Villegas también enumeró otras bondades de esta posibilidad de seguir las instancias de un juicio. “Transparenta el sistema, le aporta credibilidad y, además, anula toda subjetividad o falta de precisiones que pueda acarrear una cobertura tendenciosa o carente de información de algún comunicador social”, señaló. La periodista comentó que este es un camino que recién se inicia, porque cree que sería necesario institucionalizar esta práctica a futuro, ya que aún se debe pedir permiso a los jueces de las cámaras intervinientes. 

 

Agencia informativa

Uno de los lineamientos que surgió de la Conferencia Nacional de Jueces que se realizó en Santa Fe, en 2006, fue la necesidad de comunicar las noticias judiciales. Tres años después, el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, anunció la creación de la agencia informativa de ese poder.

Durante el anuncio, quien preside el máximo tribunal desde 2007 explicó que, si bien los jueces/as hablan por sus sentencias, ello no impide comunicarlas en un lenguaje sencillo a toda la comunidad.

Lorenzetti explicó en ese momento que la agencia no pretendía sustituir y mucho menos competir con el periodismo, sino colaborar con los trabajadores de prensa en la difusión de las novedades del ámbito tribunalicio, tanto de fueros nacionales como federales y provinciales.

"Tenemos la obligación de dar explicaciones de nuestras decisiones al pueblo. Las criticarán, estarán de acuerdo o no, pero nuestra obligación es decir por qué decidimos lo que decidimos y someter nuestros argumentos a debate público. De eso se trata en definitiva una agencia de noticias: mostrar lo que hacemos. Eso nos va a obligar a ser cada día mejores", dijo Lorenzetti durante el anuncio en 2009.

Luego del anuncio, se puso en marcha el sitio web del Centro de Información Judicial, que con el tiempo se transformó en la agencia informativa del Poder Judicial. Pocos después se inició la trasmisión en vivo de algunos juicios (Cromagnon y delitos de lesa humanidad), así como la realización de especiales, como el caso de la causa relacionada con la contaminación del Riachuelo. Incluso, el máximo tribunal elaboró una Guía de buenas prácticas destinada a los funcionarios y empleados de ese poder. Ese fue el puntapié inicial para que la Corte avanzara en su idea de abrir las puertas del Poder Judicial, más aún con el impulso a los debates orales y públicos en todo el país.

fortunato | silva | san rafael | homicidio | guzzo | cazabán |