La ciudad empresarial que atravesó los desalientos de la inversión

“Chacras Park” es el emprendimiento inmobiliario de once hectáreas que ya comenzó a construirse sobre la Ruta Panamericana, frente a la rotonda de los caracoles de Chacras de Coria. Buscan conjugar en un mismo lugar oficinas de trabajo, negocios, gastronomía, salud y recreación.

La ciudad empresarial que atravesó los desalientos de la inversión

Imagen digital de cómo será el Central Park desde una vista aérea. Imagen digital: Gentileza Grupo Kaikoura

Sociedad Edición U #25 - Vivir en una burbuja / por Unidiversidad / Florencia Martínez del Rio / Publicado el 03 DE DICIEMBRE 2017

Invertir en Argentina es un desafío. Sin embargo, hay quienes deciden hacerlo apostando a un novedoso proyecto de parque industrial, pese a la escasa jurisprudencia para adecuarlo al nuevo Código Civil y Comercial de la Nación y una serie de trabas municipales que se tienen que atravesar para realizar emprendimientos inmobiliarios en Mendoza. En el caso de Chacras Business Park, también se suma la disputa de límites en la zona territorial donde está ubicado.

Se trata de un proyecto desarrollado por el grupo internacional Kaikoura, que tiene como Presidente a Richard Brake y que en Argentina está asociado a Newlands Development, con Federico Méndez a la cabeza. El exrugbier mendocino habló –junto al inversionista inglés radicado en Sudáfrica Richard Brake y su hijo Zach, director de Ventas y Marketing– sobre la ciudad empresarial que el 23 de noviembre inauguró su primera parte.

Central Park es un emprendimiento que comprende once hectáreas. Es un proyecto financiado por el grupo internacional Kaikoura. Imagen digital: Gentileza Grupo Kaikoura.

 

¿Cómo surgió la idea de invertir en Mendoza y crear esta ciudad empresarial?

Richard Brake: Con Federico Méndez somos amigos desde 2003 y mi primera visita a Mendoza fue en 2006. Comenzamos a construir edificios en Capital, pero vimos que aquí no había oficinas. Vi a una empresa grande trabajando desde una casa o en cuatro lugares al mismo tiempo y pensé que acá, evidentemente, faltaban oficinas.

Federico Méndez: Pasaron muchas cosas en el país. Compramos un terreno en calle Belgrano en Ciudad para hacer oficinas ahí, pero teníamos muchos requerimientos, como, por ejemplo, de estacionamiento. Después el país se empezó a complicar y lo vendimos. Compramos estas hectáreas en Chacras porque creemos que hay una demanda de oficinas en Mendoza, pero también, con este tipo de proyecto, la creamos. Es un concepto nuevo, revolucionario para Mendoza.

 

¿Por qué hubo un parate de algunos años en la construcción de Chacras Park?

FM: En el país, los negocios y las empresas no estaban creciendo. Hoy creo que, por lo menos, hay una actitud distinta para hacer o crecer. Si el país se estabiliza y no vamos para atrás, creo que vamos a andar bien, porque hay una demanda que está insatisfecha. Sin entrar en política, diría que durante muchos años tuvimos problemas: no podíamos ingresar el dinero, se retenía el 30 % y había dos tipos de cambio. Se hacía prácticamente imposible. Todas estas cosas mejoraron, por eso ahora se tomó la decisión. A las personas como Richard las tenemos que cuidar porque traen inversión real que crea puestos de trabajo.

 

¿Cómo es el proceso de presentar y desarrollar un proyecto inmobiliario en Mendoza?

FM: Hacer cosas en Mendoza es complicado. Hicimos tres edificios en la Quinta Sección y Capital es muy exigente, tiene muchas restricciones de cuánto terreno podés utilizar, por ejemplo, pero lo están mejorando. Conseguir el agua, la electricidad y el gas, todo es difícil. Para Chacras Park intervino Hidráulica, tuvimos habilitación de Vialidad para la rotonda en la entrada. Hicimos audiencia pública sobre el impacto ambiental. Para el gas tenemos que hacer una inversión grande para colocar un caño de 80 metros. Son cosas que llevan mucho tiempo, pero que de a poco fuimos logrando, presentando proyecto tras proyecto. Son cosas que deben invitarte a invertir y no al revés, pero hay que arremangarse y empezar a visitar las dependencias.

RB: Nos costó 2 años.

FM: Sí, además esta es una zona en disputa. Nosotros estamos anotados en Las Heras, fue más fácil. Estas son inversiones que deben ser cuidadas por todos: por los municipios, los bancos, las instituciones. Son puestos de trabajo, inversiones que le hacen bien al país.

 

¿Les influye el Plan Provincial de Ordenamiento Territorial?

FM: No, no nos toca acá porque este terreno no es piedemonte ni zona productiva. No afecta.

 

¿Cómo es la adaptación al nuevo Código Civil y Comercial de la Nación?

FM: Lo estamos analizando porque no es fácil, no hay mucha jurisprudencia. Hay que hacer la adaptación de propiedad de oficinas con estacionamientos, espacios urbanos modernos; es decir, adecuarse a los reglamentos. Más allá del nuevo Código, este concepto de parque industrial o comercial es nuevo, entonces hay muchas cosas que no se han hecho.

 

¿Cuáles son los plazos que se han fijado para Chacras Park?

FM: Las primeras oficinas estarán en septiembre de 2018. Hay una cafetería que abre en breve y restaurantes que están trabajando para abrir entre febrero y marzo de 2018. La inversión de la primera etapa es de USD 25 millones. El segundo edificio, pensamos que será para marzo y abril. Después, el ritmo de crecimiento dependerá de los clientes. El proyecto terminado incluirá 62 000 m² de espacios para oficinas, 9200 m² de espacios comerciales, 22 000 m² de departamentos residenciales, 1650 m² de espacios de estacionamiento, 1250 m² de subsuelo y 400 m² a nivel. Son seis etapas a realizar en 10 años.

 

¿Cuáles son las ventajas de trabajar y vivir en un lugar como este?

Zach Brake: Lo más importante es tener todo en el mismo lugar, además de la seguridad biométrica, la tecnología, los diferentes servicios. Es la primera vez que en Mendoza se piensa primero en el trabajador. Tenemos una ubicación estratégica en un lugar en el que tenés todo lo que podés necesitar; incluso, una guardería para niños. Las trabajadoras mujeres no son muy bien tratadas y hay que pensar en la vida de la persona. Todo ayudará a hacer más y mejores negocios. También habrá espacios de relax, cabinas telefónicas, salas de reuniones, estacionamiento de bicicletas, oficinas modulares que se pueden adaptar en sus dimensiones. Queremos que sea el mejor lugar para trabajar en Mendoza. Tenemos un futuro muy largo acá, estoy muy entusiasmado.

FM: Hay personas trabajando en casas con problemas de estacionamiento o de seguridad, en habitaciones chiquitas. No ofrecemos metros cuadrados de oficinas, ofrecemos algo más: venir a un lugar de trabajo amigable, con espacios, con plantas, estacionamiento, café, restaurantes, farmacias, gimnasio. Que se crucen con otras empresas es otra ventaja, por eso cada 2 o 3 meses queremos generar eventos. En el segundo edificio tenemos proyectado un espacio de 400 metros para que sea un espacio de galería de arte permanente y, aparte, sea un anfiteatro para reuniones y lanzamiento. El arte es parte de los negocios en el mundo y queremos introducirlo en Mendoza.

RB: En todas las ciudades del mundo hay demasiado tráfico y con la cultura de la siesta en Mendoza la gente hace cuatro viajes. Es loco. Además, la forma de trabajar está cambiando, la cantidad de horas, hay mucha más flexibilidad.

FM: La ciudad está colapsada y no se hacen calles nuevas. Hay gente que me dice "me encantaría trabajar acá y no tener que atravesar el centro". Tiene muchos puntos a favor. Tener una cocina propia, una plaza, la experiencia de levantarse a la mañana e ir a laburar en un lugar positivo como este, todo eso ayuda. También apostamos a la conectividad. El caño de fibra óptica vendrá hasta el edificio para tener la mayor conexión posible.

 

¿A qué se refiere el concepto de ecofriendly?

FM: Tiene que ver con hacer el lugar amigable al medio ambiente. Las plantas son de bajo requerimiento de agua con riego por goteo, el edificio tendrá parasoles que evitan el consumo excesivo de energía, los ascensores tienen recuperadores de energía. La idea es avanzar en eso para que sea amigable y regular el uso de energía y del agua, que es muy importante para Mendoza. 

 

¿Cuál ha sido la recepción hasta ahora?

FM: Ha sido muy buena, en cuanto hay gente que está comprando. Hay muchísimo interés en lo que viene, son once hectáreas, así que es toda una ciudad para desarrollar. Son profesionales y empresas pequeñas, pero también hay corporativos. Hay abogados, contadores, empresas navieras y despachantes de aduana, y corporativos como mineras, petroleras, software, coworking. También tenemos mucho requerimientos para consultorios médicos.

sociedad | suplemento | edición 25 | chacras park