Las universidades ya tienen su protocolo para la vuelta a las aulas

Incluye clases a distancia y presenciales, que deberán ser diagramadas por cada universidad o facultad según la cantidad de estudiantes, docentes y tamaño de los edificios. Los detalles.

Las universidades ya tienen su protocolo para la vuelta a las aulas

Foto ilustrativa

Sociedad Unidiversidad Educación / por Fuente: Télam / Publicado el 08 DE JULIO 2020

Las universidades públicas y privadas aprobaron el protocolo marco que deberán seguir para continuar el calendario académico, que incluye la continuidad de la alternancia entre clases a distancia y presenciales, las que será determinadas por cada universidad o facultad según la cantidad de estudiantes, docentes, no docentes, investigadores y tamaño de los edificios.

El protocolo fue aprobado a través del consenso de las universidades públicas agrupadas en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y las privadas en el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP).

El ministro de Educación Nicolás Trotta destacó: "La decisión del regreso físico a las aulas será tomada por cada rector y rectora una vez que la situación epidemiológica de cada región así lo permita y se garanticen las condiciones sanitarias establecidas en los protocolos”.

Por su parte, el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, aseguró que se logró “preservar la salud de nuestras y nuestros estudiantes y docentes al momento de suspender la presencialidad". "También, logramos sostener el derecho a la educación pudiendo brindar un primer cuatrimestre en el que las y los jóvenes universitarios han accedido a clases virtuales. Además, garantizamos la calidad académica para 2,2 millones de alumnas y alumnos”, indicó.

Las 57 universidades públicas y las privadas continuaron las clases en forma virtual iniciadas a partir de marzo o abril pasados. Solo se mantuvieron las clases presenciales en algunas carreras que requerían en forma necesaria la presencia de los estudiantes. Ahora, serán cada universidad y facultad las que deberán determinar de qué manera se integran las clases presenciales.

Los protocolos establecen que cada universidad y facultad evaluarán la necesidad de que los estudiantes rindan exámenes presenciales en función de las recomendaciones sanitarias que haya en cada localidad o región del país. Además, se autorizará el ingreso a cada facultad "solo para las actividades programadas", mientras que habrá un "regreso escalonado a las actividades de investigación y extensión que no hayan sido consideradas esenciales durante la cuarentena, en particular las relacionadas con los trabajos de finalización de carreras de grado y posgrado".

Cada universidad deberá ocuparse de "acondicionar los espacios para asegurar el distanciamiento mínimo (1,5 metros) entre las personas" y deberán definir "un espacio para aislar a estudiantes y trabajadores en caso de que presenten síntomas de coronavirus".

También serán cada universidad y facultad las que deberán determinar "los protocolos de ingreso y egreso, asegurando que no haya aglomeraciones de personas y que se mantenga en todos los casos el distanciamiento mínimo".

En cuanto al transporte, se promoverá la utilización de la bicicleta o ir caminando para viajes cortos. A los que van en auto, se los capacitará para desinfectar sus vehículos. Dentro de los edificios, todos los estudiantes y docentes deberán utilizar barbijos y se determinarán "circuitos de tránsito" para permitir la circulación y evitar aglomeraciones.

A diferencia de los protocolos para la escuela primaria y secundaria, a todos los ingresantes se les tomará la temperatura; si resulta superior a 37,5 grados, no podrán entrar a la facultad.

En cuanto a la infraestructura edilicia, deberán asegurarse la ventilación, demarcación de áreas de trabajo, mapa de circulación de estudiantes, docentes, investigadores, extensionistas y no docentes y la señalética como herramienta comunicativa, con un distanciamiento de dos metros en pasillos y otros espacios. Cada universidad deberá determinar también "el número máximo de personas que podrán permanecer en un lugar determinado" y tendrán que "flexibilizar y establecer nuevos horarios y jornadas o turnos académicos para evitar aglomeraciones".

En caso de detectarse un caso sospechoso de coronavirus, se suspenderán las actividades por un día para desinfectar. Si los estudiantes conformaron grupos alternados para asistir a las cursadas, los grupos no deberán mezclarse ni en las aulas ni en los pasillos.

En tanto, el grupo en el cual haya aparecido el caso sospechoso "no deberá asistir a clases presenciales hasta que se confirme o descarte la presencia de coronavirus". Si el docente mantuvo la distancia adecuada con el grupo afectado, podrá seguir dando clases. Además, el estudiante que haya tenido contacto con otro/a que fue categorizado como contacto estrecho por la cercanía con uno de sus familiares "no debe guardar ningún aislamiento y podrá seguir asistiendo a clases".

universidades | trotta | vuelta | clases | presenciales | coronavirus | protocolo