Mendocinos varados por el mundo, con sensación de "abandono"

Luego de que el presidente Fernández anunciara que suspende las repatriaciones, miles de argentinos en el exterior esperan una respuesta que no llega. Sus testimonios.

Mendocinos varados por el mundo, con sensación de "abandono"

Foto: La Nación

Sociedad Unidiversidad Varados en el extranjero / por Elizabeth Montecinos Pincheira / Publicado el 26 DE MARZO 2020

Se estima que alrededor de 10 mil argentinos en todo el mundo aguardan ser repatriados en pleno brote de coronavirus Covid-19. Este número se suma a las 27 mil personas que pudieron regresar al país en vuelos especiales.

Este miércoles, el presidente Alberto Fernández anunció que se cancelaban los viajes de repatriación para los argentinos varados en el mundo. "Por ahora, hemos decidido no ingresar más gente al país hasta que nos organicemos. Ya di instrucciones de que ayuden con recursos a quienes se encuentran en el exterior, pero van a tener que esperar un poco", afirmó.

Esta noticia no agradó a las familias mendocinas que esperan con ansias el regreso de sus seres queridos, como es el caso de Alejandra, una investigadora y docente de la UNCUYO que a fines de febrero viajó a Barcelona a participar a través de una beca universitaria en una capacitación en un laboratorio de la Universidad Autónoma de Barcelona. Alejandra es mamá de tres niños y es oriunda de San Rafael, donde también brinda clases en un instituto de educación superior. A comienzos de marzo empezó su labor en España, y afirmó que desde esos días, su experiencia ha sido angustiante debido a la pandemia y a permanecer en la zona de circulación sostenida del virus.

“Entendemos y compartimos muchas de las medidas, pues la prevención habla de un conocimiento profundo y de una real dimensión de lo que esta calamidad nos puede causar. Sin embargo, creemos que en la decisión de impedir nuestro regreso al país hay un error. Estamos dolidas y casi no encontramos palabras para decirlo, pero sentimos que nos han abandonado. Cuando hace casi un mes llegamos a España, nunca imaginamos el lugar donde nos encontramos hoy”, afirmó la sanrafelina.

Por otro lado, Juana es médica residente de clínica pediátrica del Hospital Humberto Notti y, junto a 420 argentinos, se encuentra en la ciudad de Cusco, Perú, sin poder volver a su hogar. La joven viajó al país inca para vacacionar a principios del mes de marzo y, al igual que miles de argentinos, se vio en una situación adversa cuando los contagios por coronavirus se multiplicaron por el mundo.

“Estamos hace doce días varados sin saber qué hacer. Nos estamos alojando en un hostel, pero tanto hóstels como hoteles van a cerrar en Cusco. Supuestamente, nuestro plan de repatriación está en marcha hace muchos días y nada se ha concretado. La Embajada nos pide que seamos pacientes, pero hay personas con enfermedades crónicas que ya no tienen su medicación y personas que ya no tienen dinero para subsistir”, sostuvo Juana.

A comienzos de esta semana, el Gobierno argentino puso en marcha un plan de repatriación que trajo a 140 argentinos varados en Perú, que fueron trasladados en dos aviones Hércules C-130 desde Lima. “Luego de eso, llegaron dos aviones de Aerolíneas Argentinas y uno de ellos se fue con 120 lugares vacíos. Por lo que nos dicen, había gente que no tenía plata para pagar el pasaje. Pero en este contexto, que un avión vuelva con asientos vacíos me parece perverso”, denunció la médica.

Argentinos en Perú, foto cortesía de Juana Epelman

"Algo que vi en muchos medios fue que habían llevado argentinos desde Cusco a Arequipa para subir al Hércules que llegó este jueves. Esto no es así, ya que desde la ciudad de Cusco no ha salido nadie. Seguiremos esperando aquí. Incluso nos dijeron que si ese avión no ocupaba por completo sus 73 lugares, no nos vendrían a buscar al resto", destacó.

Por su parte, Gabriela Psenda, actriz mendocina, también está varada en Cusco junto a su hijo de 15 años. Viajó la madrugada del 13 de marzo, cuando la pandemia ya estaba declarada, por lo que consultó en el consulado y en la empresa Latam si podía realizar el viaje. Como las respuestas fueron positivas, comenzó sus vacaciones. Una vez allá, declararon la cuarentena obligatoria y cerraron el hostel en el que se alojaba. 

Gabriela Psenda, actriz mendocina varada en Perú

Gabriela Psenda, actriz mendocina, está varada en Cusco, Perú, junto a su hijo de 15 años. Viajó la madrugada del 13 de marzo, cuando la pandemia ya estaba declarada, por lo que consultó en el consulado y en la empresa Latam si podía realizar el viaje. Como las respuestas fueron positivas, comenzó sus vacaciones.

Al igual que Juana, la artista afirma que, al contrario de lo que dicen los medios nacionales, los argentinos de Cusco no han sido trasladados a Arequipa. "Hemos hablado con el presidente Alberto Fernández y hace 8 días nos dijo que tendríamos una solución en 24 horas, lo que no sucedió. Ese vuelo del que hablan las noticias que está en Arequipa está llevando gente desde ahí. De hecho, en la página oficial de Facebook de la Embajada Argentina en Perú sale el listado de personas que van a ser trasladadas, pero en ese listado no hay nadie de Cusco", manifestó a Radio U.

La situación, dramática, se replica en una pareja de trabajadores de la salud mendocinos que se encuentra en Costa Rica. Ellos son Marcos Marengo y Lorena Impagliazzo, que están en el país caribeño desde el 8 de marzo, cuando comenzaron a disfrutar su luna de miel, pero la situación se tornó complicada cuando sus vuelos para retornar a la provincia se suspendieron.

“Somos 200 argentinos que esperamos volver a casa. Nos estamos organizando bastante bien, la Embajada Argentina se hizo presente luego de tres días de incertidumbre, colaborando así con medicamentos para aquellos enfermos crónicos que se encuentran varados”, contó Marcos a Unidiversidad.

La pareja de recién casados reside en Carrodilla, Luján de Cuyo, en este momento se está alojando en un departamento y recibe ayuda económica de sus padres y familiares. Afirman que viven con la inseguridad de no saber qué sucederá con su regreso y que ansían volver para cumplir con su cuarentena y prestar sus servicios médicos para hacer frente a la situación sanitaria.

La historia se repite en muchos argentinos, como en el caso de Guillermo. Él tiene 39 años, es abogado y vive en Capital Federal. Fue a vacacionar a Colombia y está varado junto a 120 argentinos más, de los cuales 60 viven en el piso de aeropuerto. Según relató a Unidiversidad, hay gente de todos estratos sociales esperando volver.

“Hay grupos de mochileros, hay una pareja de artesanos con dos chicos menores, otras personas que vinieron a vacacionar, pero no con el dinero suficiente para quedarse tres semanas más en Colombia; también hay gente con más accesibilidad económica. Desde la aerolínea, no hay respuestas y acá estamos esperando. Muchos viven en el aeropuerto, teniendo en cuenta toda la falta de higiene que eso significa”, enfatizó.

Argentinos en Colombia. Foto: cortesía de Guillermo Astoul

Un caso de retorno exitoso

Con una suerte diferente corrió Luciano, que vive en Godoy Cruz y es licenciado en Laboratorio Clínico y pudo retornar de Bogotá en los últimos días, en uno de los vuelos de Aerolíneas Argentinas dispuestos por el Gobierno nacional.

“Estaba en Santa Marta, Colombia, cuando me avisaron que mi vuelo a Argentina programado para el día 23 de marzo se suspendía. Así que fui a Cartagena a reclamar el vuelo y me dijeron que no operarían hasta el 23 de abril. Volé a Bogotá, donde viví en el aeropuerto un par de días esperando un vuelo para volver a Mendoza”, contó a Unidiversidad.

Luciano pudo regresar al país gracias a un vuelo de Aerolíneas Argentinas por el que tuvo que abonar 530 dólares. Destacó de esta manera que todo el personal del Aeropuerto de Bogotá estuvo muy predispuesto a atender las necesidades de las personas que estaban varadas, así como también los locales de comida.

“En Colombia cuidaban mucho la limpieza, había dispensers de alcohol en gel en todos lados y asistencia médica. No ocurrió lo mismo en Ezeiza, donde había muy poco personal de limpieza y las instalaciones estaban descuidadas. Además, los locales de comida abusaban de la situación, porque un pebete chiquito te lo cobraban a 270 pesos, y un agua mineral chica, a 100”, recalcó.

De esta manera, según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores, se estima que quedan alrededor de 10 000 argentinos varados en los principales destinos. Esta cifra es estimativa, pero se calcula que hay 1300 argentinos en República Dominicana, otros 1500 en México, no menos de 1500 en Estados Unidos, 1000 en Perú, otros 1000 en Cuba, 1000 en España, cerca de 900 en Reino Unido, 700 en Francia y otros 700 en Italia.

El fin de semana, el Presidente cuestionó que más de 20 mil argentinos decidieran viajar al exterior cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había declarado la pandemia mundial. El último reporte oficial indica que en el país hay un total de 504 infectados por coronavirus y 8 fallecidos; siete de ellos habían viajado a países de transmisión sostenida de la enfermedad, mientras que el restante se contagió por mantener contacto estrecho con un infectado.

 

Investigadora del Conicet varada en Perú tras viajar a un curso

Agustina Barros, investigadora del Conicet y del Ianiglia, contó la situación que están viviendo los argentinos varados en Perú tras el cierre de fronteras. La mendocina había viajado para hacer un curso de ecología de plantas. Contó lo que está pasando en ese país luego de que se declarara la pandemia y en Cuzco declararan el estado de emergencia y toque de queda.

coronavirus | salud | quedateencasa | covid19 | mendocinos en el mundo