MendoTran, el nuevo sistema de transporte

Será a partir de diciembre, según la estimación del secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema. El objetivo es seducir a nuevos usuarios y conservar a los actuales. Se implementará en forma paulatina la SUBE y se mantendrá el trasbordo de 90 minutos.

MendoTran, el nuevo sistema de transporte

Sociedad Edición U #32 - Chapa y pintura / por Verónica Gordillo / Publicado el 07 DE OCTUBRE 2018

Seducir a nuevos pasajeros y cuidar a los actuales: ese es el  objetivo del nuevo sistema de transporte público para el área metropolitana, que se implementará en forma progresiva desde diciembre.

El plan para lograr que los 300 000 conductores que ingresan a diario a la Ciudad dejen su auto y se suban al micro, y para que las 335 000 personas que lo usan todos los días viajen más cómodas, incluirá la redistribución de recorridos sobre la base de servicios troncales, interdepartamentales y locales y la migración paulatina del pago con la tarjeta RedBus a la SUBE, que incluye una tarifa social para beneficiarios de planes nacionales.  

El secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema (32), es consciente de que el cambio conlleva un riesgo. Como cualquier político que se precie de serlo, sabe que el transporte público es uno de los temas más sensibles –si no el más– para los ciudadanos, simplemente porque miles dependen de él para llegar a su trabajo o su lugar de estudio, por lo que cualquier modificación genera molestias y enojos. Pese a esto, el funcionario está dispuesto a pagar el costo, porque confía en la solidez del estudio técnico que le dio sustento y, sobre todo, en los beneficios que traerá a los usuarios.

El transporte público es un tema central, así lo muestra la magnitud de la inversión que requiere. La red metropolitana tiene un costo anual de 3500 millones de pesos, de los cuales entre 900 y 1000 se recaudan con el pago del boleto; el resto, hasta hace poco, se subsidiaba entre la Nación (unos 1300 millones de pesos) y la Provincia (unos 1100 millones de pesos), pero luego de la quita del aporte nacional, ambos aportes los enfrentará Mendoza. Es decir que cada usuario paga el 33 % del costo real del pasaje.

Mema confiesa que hubiera sido más fácil que nada cambiara, es decir, troquelar y pegar los mismos pliegos de licitación vigentes desde hace años.

Con esto –aseguró– tendríamos el mismo sistema, mejor o peor, pero sin problemas. Explicó que el Gobierno entendió que era el momento de idear un plan que respondiera a las necesidades de los vecinos de Capital, Godoy Cruz, Guaymallén, Maipú y Luján de Cuyo, y que siguiera los lineamientos de las leyes de Ordenamiento Territorial.

Más allá de las modificaciones, Mema subrayó que la discusión central es el uso del espacio público. Ejemplificó: Mendoza incorpora a razón de 4 kilómetros de autos nuevos por año, pero la Ciudad tiene las mismas calles, por lo cual el colapso es inminente. Cree que la única forma de mitigar el problema es que mucha gente viaje en un solo vehículo (el micro), y no que todos los que tengan un auto manejen hasta la Ciudad, generalmente solos.

De ese concepto central se desprende lo que es casi un eslogan para Mema: seducir a nuevos pasajeros y cuidar a los actuales. Dijo que no hay mejor forma de seducir a un automovilista varado por 20 minutos en un embotellamiento que hacer que vea cómo, por un costado, pasa un colectivo detrás de otro, sin restricciones, por un carril exclusivo.

En cuanto al segundo objetivo, pretende responder a las necesidades de los usuarios, porque el actual servicio es radial, es decir que todos los colectivos llegan a la Ciudad, cuando, por ejemplo, en Maipú y Luján, el 70 % de los viajes son hacia el interior de los departamentos o entre ambos.

Mena subrayó que buscarán dar respuesta a los reclamos de los usuarios, los que conocen a través de la Encuesta de Origen-destino. Estos son: incumplimiento de frecuencias, falta de higiene en las unidades  y colectivos que pasan pero no suben a los pasajeros.

 

De planes y leyes

Mema aseguró que la decisión de modificar el sistema implicó un plan general de trabajo, que incluyó diversos estudios técnicos, así como proyectos que presentó el Ejecutivo y que se convirtieron en leyes. Se creó la Sociedad de Transporte Mendoza, se cambió la norma de Transporte, se aprobó la de Movilidad (que generó críticas de taxistas por la regulación de los servicios a través de plataformas digitales), así como la del Ente de Movilidad, que tendrá tareas específicas de control.

En paralelo, los técnicos del Ejecutivo elaboraron un Plan de Movilidad que utilizaron para armar los pliegos de la nueva licitación, a la que se presentaron las mismas empresas que hoy prestan el servicio: General Roca, Autotransportes Presidente Alvear, General Mitre, El Cacique, El Trapiche, El Plumerillo, Maipú y Autotransportes Los Andes. Ahora, el Ejecutivo analiza las ofertas económicas de quienes se quedarán con los recorridos hasta el 2028.

 

Un sistema troncalizado

La nueva red se denominará MendoTran. Todas las unidades serán rojas, pero cada grupo sumará además un color distintivo. Los cambios se implementarán a partir de diciembre, con la idea de aprovechar el receso escolar.

Otra modificación sustancial será pasar del pago con la tarjeta Red Bus a la SUBE, pero por un tiempo ambas convivirán. El sistema incluirá la tarifa social para los beneficiarios de algún plan nacional (como la Asignación Universal por Hijo), que serán 160 mil.

La columna vertebral del sistema serán los servicios troncales que unirán los grandes ejes de demanda, norte-sur y este-oeste.

Tendrán gran capacidad de carga de pasajeros, alta frecuencia de paso (entre 5 y 8 minutos) y carriles exclusivos para evitar, por ejemplo, que un embotellamiento detenga su marcha. Estos servicios los prestará la Sociedad de Transporte Mendoza (sin licitación), con el Metrotranvía (que sumará tres duplas y se extenderá a Las Heras en 2019), además de las unidades eléctricas, cuya compra ya se concesionó.

Esta columna vertebral se alimentará de servicios interdepartamentales, que recibirán pasajeros provenientes de recorridos locales, para lo cual se mantendrá la combinación de 90 minutos por el mismo precio. A la red se sumarán los micros locales, con recorridos entre las comunas y que también funcionarán como alimentadores de los segundos. Serán de menor porte, con frecuencias de entre 15 y 30 minutos en hora pico.

El último eslabón de la cadena serán los recorridos diferenciales, que son unidades más pequeñas, donde los pasajeros deben ir sentados y pagan una tarifa más alta. Estos unirán Luján y Maipú con Ciudad, y habrá servicio hacia el Aeropuerto, Terminal de Ómnibus y zona hotelera del centro.

 

Ganancia atada a la eficiencia

Con la nueva licitación, se modificará la forma de pago a los empresarios. Si bien seguirá siendo por kilómetro recorrido, estará atada a la eficiencia.

Para pagar al empresario, se tendrán en cuenta dos variables nuevas: el cumplimiento de las frecuencias (con control de horario de salida e ingreso de cada unidad) y la cantidad de pasajeros, lo que se controlará a través del número de transacciones. Esto, porque de nada sirve que completen el recorrido si no suben a los pasajeros.

Otro requisito que deben cumplir es tener al día los impuestos provinciales, porque de lo contrario no se activa el pago.

 

Media y larga distancia

Una vez que la nueva red del Gran Mendoza esté en funcionamiento, el Ejecutivo iniciará el ordenamiento de los servicios que se prestan en los otros departamentos, desde Lavalle hasta el Valle de Uco, o el Sur. El secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, reconoció que existe un gran desorden, que 9 empresas prestan el servicio, que los usuarios no tienen el transporte que merecen y que existen más de 2000 tarifas diferentes.

La primera modificación ya la hicieron, cuando aplicaron una tarifa diferenciada para los que viajan desde los distritos a las cabeceras del departamento. Hasta ahora pagaban lo mismo que se venían a la Ciudad.

 

En números

*Nueve grupos conformarán la red. El 1 lo prestará la Sociedad de Transporte Mendoza (troncales) y será el único que no se licitará. Los ocho restantes estarán en manos de privados.

* 335 000 personas son los pasajeros diarios utilizan la red metropolitana.

* 514 000 son las transacciones diarias con la Red Bus (promedio de 2017).

* 89 millones de kilómetros recorrerán los micros al año. Actualmente son 82.

*3500 millones de pesos es el costo anual de la red. El 66 % lo subsidia la Provincia, luego de que la Nación eliminó su aporte, que era del 33,4 %.

sociedad | edición u32 | mendotran | mema | micros | servicio



Chapa y pintura

La Ley de Movilidad quiere más pasajeros en el transporte público y menos autos en las calles. Las ...