Por qué Mendoza es tan cara

Nuestra provincia es uno de los lugares preferidos para vacacionar en invierno, pero también uno de los más costosos.

Por qué Mendoza es tan cara

Las casas de regionales de la avenida Las Heras son imperdibles para los turistas (Foto: Axel Lloret)

Sociedad Edición U #21 - Sin hibernar, Mendoza cosecha en invierno / por Edición U / Nicolás Nicolli / Publicado el 23 DE JULIO 2017

Llega julio y las familias quieren disfrutar de la nieve en las zonas cordilleranas. Sin embargo, los precios se disparan al comparar Mendoza con la Patagonia. Durante el receso invernal, de acuerdo con el portal especializado en turismo booking.com, la estadía por persona por una noche en un hotel de 3 estrellas en Las Leñas cuesta $ 3.761, mientras que un hotel de la misma categoría en la ciudad de Bariloche cuesta $ 2.145. En el centro de Ushuaia, un hotel de 3
estrellas ronda los $ 1.013 la noche.

Otra alternativa es cruzar la cordillera. Puede optarse por ir hasta Santiago y, desde allí, trasladarse 30 kilómetros hasta Valle Nevado, uno de los centros de esquí más importantes. Los costos bajan todavía más: una noche de alojamiento en un hotel de 3 estrellas de la capital chilena, alcanza los $1.172 por noche y por persona.

Queda claro, entonces, que Mendoza es más cara. Queda dilucidar por qué.

“Mendoza es un destino internacionalizado”, afirma Marcelo Reynoso, director de Calidad y de Servicios Turísticos del Ente de Mendoza Turismo (Emetur). Es que nuestra provincia compite en una “liga” de destinos turísticos junto a Iguazú, Ciudad de Buenos Aires, Puerto Madryn, El Calafate y Ushuaia, en la que se manejan precios distintos a los de San Luis o Córdoba, por ejemplo.

Para José Vargas, titular de la consultora Evaluecon, Las Leñas es más caro que Bariloche porque la oferta de servicios está concentrada en una zona más reducida, además de que está alejada del núcleo urbano de Malargüe. “El turista nacional busca precios, mientras que el internacional, calidad”, asegura el economista.

Cuando se compara Mendoza con Bariloche o Iguazú es más notable la diferencia de precios, ya que nuestra provincia es la cuarta más poblada del país y, por ende, maneja otro nivel socioeconómico. Otro factor a considerar es que la nuestra es la segunda jurisdicción del país con mayor cantidad de sucursales de supermercados por habitante, por delante de otras con mayor población, como Córdoba y Santa Fe. “La concentración incide directamente, ya que los supermercados son formadores de precios para el resto del mercado local”, indica Vargas.

Para el economista y docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCUYO Pablo Salvador, en Mendoza impactan el costo de los fletes y de transporte, y la presión de los impuestos. Incluso, las tarifas de servicios en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) siempre se mantuvieron más bajas. “En Argentina, el 38 % del PBI son impuestos, cifra que es comparable con países europeos”, concluye Salvador.

No obstante, desde el Emetur destacaron la variedad de la oferta turística de Mendoza, que se “acomoda” a las posibilidades de los visitantes. “El hospedaje va de hostels a casas de campo, y hasta lofts de alta gama”, detalla Reynoso, quien también se refiere al “turismo aspiracional”, es decir, un tipo de consumo que brinda cierta jerarquía de clientes. “Si hay servicios sobrevaluados, depende del público al que apunta cada emprendimiento”, aclara el director de Servicios Turísticos en referencia a los tours por viñedos selectos y bodegas boutique, que en los últimos años coparon las preferencias de los turistas.

sociedad | edición u 21 | turismo de invierno