Regreso a clases: madres y padres, con dudas y temores para enviar a los chicos

El miedo al contagio y la dificultad de mantener la distancia social son las principales incertidumbres que enfrentan las familias. Desde el Gobierno nacional, proponen "aulas burbujas" para mantener el aislamiento.

Regreso a clases: madres y padres, con dudas y temores para enviar a los chicos

Foto: Reuters

Sociedad Unidiversidad Educación / por Unidiversidad / Ángeles Balderrama / Publicado el 30 DE JUNIO 2020

Luego de que el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, afirmara que planean que en el mes de agosto comiencen las clases en zonas en donde no haya circulación de COVID-19, Unidiversidad indagó cuál es la opinión de padres, madres y docentes con respecto a la vuelta a las aulas. En su mayoría, expresaron que no enviarán a sus hijos hasta que no haya una vacuna. A su vez, algunos docentes no asistirían a dar clases.

“Tengo una nena y un nene, en tercero y sexto grado. Con mi mujer creemos que, si se vuelve a las clases, no los vamos a mandar hasta que haya una vacuna o algo así. No me siento seguro si los chicos van a la escuela. Además, para mí sería una complicación si a uno le toca ir los lunes y miércoles, y al otro, los martes y jueves, porque no tendría con quién dejar al niño que se queda en casa si voy a buscar al otro a la escuela”, expresó Gonzalo, padre de dos estudiantes de escuelas públicas provinciales.

Si se dan las condiciones, las clases presenciales volverán en agosto

El Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, comentó este martes que existe una gran probabilidad de que el regreso de las clases presenciales ocurra en el mes de agosto, justamente después de las vaciones de invierno. Para que esto suceda, se tiene que realizar una serie de modificaciones en cada establecimiento educativo y así cumplir con los protocolos pertinentes.

Si bien desde el gobierno nacional se espera que el retorno a las aulas sea en agosto en las provincias que no muestran circulación comunitaria de coronavirus, Jujuy hizo punta, pero marcó un retroceso con respecto al inicio de las clases presenciales. En la provincia norteña se dictaron clases durante cuatro días; luego, toda la provincia regresó a la fase 1 de la cuarentena.

 

Claudia, madre de una alumna de primaria del Instituto Nadino, destacó que no enviará a su hija porque pertenece al grupo de riesgo: “Mi hija tiene asma y es imposible que las chicas se mantengan separadas después de haber estado tanto tiempo sin verse y reencontrarse con sus amigas", explicó. Denisse, mamá de una alumna de la Escuela Bartolomé Mitre, expresó que tampoco enviará a su hija si las clases comienzan en agosto: “No la llevaría por una cuestión de prevención, para que no se contagie ni ella, ni la familia. Además, viajamos en transporte público y es otra fuente de contagio”, consideró.

Aunque las personas consultadas por este portal remarcaron que no mandarán a sus chicos a clases, desde la Dirección General de Escuelas indicaron que aún no se ha realizado ningún tipo de sondeo para conocer la opinión de las familias, pero sí se prevé generar un cuestionario en el sistema de Gestión Educativa Mendoza (GEM) a futuro.

Escuelas post cuarentena: cómo será la metodología para volver a clases

Aulas de entre cuatro y ocho alumnos agrupados hacia los lados con el docente en el centro, menos horas de clase en función de la división por grupos, ingresos y egresos escalonados y una infraestructura que garantice condiciones de seguridad e higiene son algunas de las características que tendrá la nueva escuela post pandemia, que abrirá en gran parte del país a partir de agosto, informó el Ministerio de Educación.

En este sentido, si bien el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) marcó su posición frente a la posible vuelta a clases, durante las próximas semanas, los equipos docentes y autoridades escolares realizarán reuniones virtuales para tratar el protocolo y su forma de aplicación en cada institución. 

“Es un clima de incertidumbre. El jueves hay reunión con el cuerpo docente de una de las escuelas en las que trabajo, justamente para charlar sobre la vuelta a clases. Hasta el momento, hay muchos padres que se plantean seriamente no mandarlos y muchos docentes que no quieren asistir a trabajar por todo lo que significa”, destacó Pamela, docente de dos escuelas primarias del Gran Mendoza.

 

El distanciamiento entre los niños, otra de las dificultades

Mientras los argentinos permanecemos en cuarentena (en AMBA, con aislamiento más estricto), algunos países europeos comenzaron el proceso de vuelta a clases. En este sentido, las imágenes que circularon a través de diversos medios de comunicación mostraban a niños y niñas utilizando tapabocas y jugando dentro de un cuadrado dibujado en el suelo para distanciar a los niños.

“En el caso de volver, los chicos van a tener ganas de correr, jugar o abrazar, e incluso surgirán diferencias entre ellos. No sé por cuánto tiempo respetarán el uso de barbijo y si cumplirán con la higiene permanente. Yo, por ejemplo, tengo a cargo los más pequeños y ellos siempre buscan el contacto con sus compañeros y con sus docentes. Dudo de que puedan respetar los protocolos”, destacó la docente.

De la misma manera, los padres y madres también consideran que sus hijos no podrán cumplir el distanciamiento. Por esta razón, creen que es prematura la vuelta a clases. 

“No creo que los chicos puedan mantener ese distanciamiento, ya que es muy difícil para ellos concientizar esta situación, y no quiero exponer a mi hija a contagiarse. Además, creo que la infraestructura de las escuelas no está preparada para esto”, concluyó Judith Berríos.

Sin embargo, desde el Gobierno Nacional se prevé utilizar la modalidad de "aulas burbuja", es decir, grupos de tres o cuatro estudiantes que deben tener un metro y medio de distancia entre ellos. "Ante un caso sospechoso, primero se va a aislar a la burbuja", expresó Trotta en una entrevista realizada por el canal A24.

vuelta a clases | distanciamiento social | niños | niñas | covid19 | mendoza | dge | docentes