Si protestas, te mato

En Irak y Haiti hubo 60 víctimas civiles esta semana por reclamos. La tragedia se ha repetido en varios países durante 2019.

Si protestas, te mato

Foto: Razón y Revolución

Internacionales Unidiversidad por Unidiversidad. Fuentes: CNN / El País / El Periódico / Infobae / Télam / Perfil / Publicado el 04 DE OCTUBRE 2019

Uno o una lee las noticias desde el sillón de su casa o su oficina y, a lo sumo, puede expresar alguna frase con cierta indignación y generar empatía con muchos de los habitantes de países arrasados por el hambre, la violencia y, en definitiva, la desesperación. No tanta, claro. Estamos lejos de este, de ese, de aquel caos. Ante la muerte masiva, la tragedia y la injusticia extrema en las calles del mundo, especialmente en Latinoamérica (protestás, te pago con muerte y/o torturas), el adormecimiento puede ser hasta un entendible mecanismo de defensa para que el horror no termine paralizándonos. 

Pero adormecidos o no, lo cierto es que Haití e Irak fueron noticias internacionales del horror esta semana. Poblaciones con dictadores, con hambre, sin servicios básicos que, al protestar, terminan ultrajadas, heridas o sin vida. Ya suman más de 60 muertes fatales las movilizaciones sociales entre ambos países. Y habrá que seguir contando porque los dos conflictos en países muy alejados entre sí, pero con un dolor que los atraviesa por igual, continúan sin solución, al menos, en el corto plazo. En ambos casos se trata de dictaduras que buscan doblegar con represión a sus habitantes, que ya están doblegados porque les falta todo.

Nicaragua  y Venezuela son otro ejemplo de la violencia institucional. En la última cumbre de la Organización de las Naciones Unidas, hasta el Vaticano ha pedido intervención internacional para "aliviar tensiones y sufrimientos en esas poblaciones". A continuación, algunos de los casos de muertes ante la protesta social más notables –y lamentables– en lo que va de este 2019.

Haití

Al menos 17 personas murieron y 189 resultaron heridas en las protestas en Haití que comenzaron a mediados de septiembre y continúan para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moise, mientras líderes opositores convocaron a una movilización nacional para este viernes, según afirmó un organismo de defensa de derechos humanos del país centroamericano.

El mayor conflicto del país es el fuerte desabastecimiento de combustible, qeu afectó el funcionamiento de hospitales, el suministro de agua y de otras necesidades básicas para la población, y desencadenó en protestas que se repiten casi a diario desde el 16 de septiembre pasado exigiendo la renuncia de Moise.

La poca cantidad de combustible se debió, entre varios motivos, a la falta de liquidez de los importadores y a los problemas financieros del gobierno para subsidiar la compra del carburante en el mercado, tras el fin de los envíos de crudo a precios subsidiados desde Venezuela.

Irak

Al menos 44 personas han muerto y cientos han resultado heridas en Irak durante los cuatro días de protestas esta semana. La indignación que vive la población del país contra el gobierno del primer ministro Adel Abdul Mahdi, en Bagdad, ha desencadenado un caos social, político y económico. Los manifestantes denuncian la corrupción, y reclaman mejoras en los servicios básicos y acceso al empleo. En Bagdad y otros puntos del país, se ha decretado el toque de queda.

Este viernes, la policía iraquí ha disparado a un grupo de manifestantes en Bagdad. Las protestas han ido escalando en intensidad desde que se iniciaron este pasado martes y son el primer reto importante que vive Abdul Mahdi desde que asumió el cargo el año pasado. El primer ministro ya ha advertido de que no hay "solución mágica" a las reivindicaciones ciudadanas.

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado el uso "letal" de la fuerza contra los manifestantes, asegurando que varios testigos han confirmado a la oenegé que las fuerzas de seguridad han empleado "fuerza excesiva", incluido fuego real, para dispersar las protestas. AI ha exigido a las autoridades iraquís que levanten el toque de queda "arbitrario" y el "bloqueo ilegal" a Internet.

Venezuela

Venezuela viene viviendo sus peores años de crisis política y económica, en la que los alimentos básicos escasean y la inflación anual (calculada en más del 2000 %) termina siendo, lógicamente, la más alta del mundo. Según el observatorio venezolano de conflictividad, durante las protestas más fuertes de enero de este año, hubo un saldo de 26 muertos y muertas. La gente volvió a protestar en las calles; entre abril y mayo, se registraron otras cinco víctimas fatales en ese país.

Un video recientemente filtrado y publicado en varios medios nacionales e internacionales revela cómo la policía de Venezuela estaría torturando a los presos. Al menos 82 reclusos se vieron obligados arrojarse desnudos al suelo mientras eran lastimados por gallos de pelea. Fue el castigo por protestar contra la falta de comida y medicamentos.

Nicaragua

Según las agencias de noticias internacionales, en abril de este año se registraron 27 muertes de civiles en ese país por salir a protestar en las calles y sufrir la violenta represión policial del gobierno dictatorial de Daniel Ortega. El país se convirtió en un caos tras el anuncio de una reforma de la seguridad social, con marchas y saqueos. Las calles de Managua lucían llenas de escombros en puntos donde jóvenes manifestantes bloquearon rutas con piedras o hicieron fogatas con llantas y palos.

"Nicaragua está viviendo una crisis terminal de la dictadura de Daniel Ortega. Eso no quiere decir que vaya a tener un desenlace inminente o inmediato. Lo que quiero decir es que es un régimen que en los últimos 17 meses, después de haber enfrentado una rebelión cívica, la aplastó con un despliegue masivo de violencia estatal, y eso lo ha inhabilitado. Se rompieron todas las alianzas que le habían permitido gobernar en la última década. La primera, con la población. Tuvo lugar una matanza que ha producido una herida que solo se puede curar con una salida política, con verdad, con justicia", explicó ayer el periodista Carlos Chamorro, director del influyente diario El Confidencial, actualmente exiliado en Costa Rica. 

Ante la crisis que se prolonga en estos dos últimos países, el Vaticano llamó, desde la ONU, a buscar “soluciones negociadas” a las crisis en Venezuela y Nicaragua, y a aliviar la situación de la población en ambos países.

Pietro Parolin, líder de la diplomacia de la Iglesia, se refirió el pasado sábado a la situación en Venezuela y en Nicaragua como una “preocupación apremiante” y abogó por usar “canales institucionales” para buscar “soluciones negociadas a los problemas políticos, sociales y económicos, aliviando las tensiones y el sufrimiento de la población”.

internacionales | protesta | reclamo | muertes | víctimas | haití | irak