Vecinos de Uspallata denuncian abandono de la comuna

Lo aseguró Germán Lisandrini, de la Asociación de Comercio y Turismo. Dijo que el crecimiento poblacional y urbanístico de la villa fue desordenado. Buenas perspectivas para el sector turístico.

Vecinos de Uspallata denuncian abandono de la comuna

La población de la villa se triplicó (Foto: Axel Lloret)

Sociedad Edición U #16 - Desafío al túnel / por Verónica Gordillo / Publicado el 27 DE NOVIEMBRE 2016

El titular de la Asociación de Comercio y Turismo de Uspallata, Germán Lisandrini, dijo que los ciudadanos de ese distrito se sienten abandonados por la comuna de Las Heras, ya que sus autoridades no los acompañan en el proceso de crecimiento poblacional y urbanístico que tuvo la villa en los últimos años, al que describió como desordenado.

Lisandrini comentó que el proceso de crecimiento comenzó hace muchos años y que está directamente relacionado con el incremento del transporte de pasajeros y de carga por el Paso Cristo Redentor. Esto ocurre porque Uspallata es la última ciudad importante antes del cruce que cuenta con todos los servicios para los viajeros.

El titular de la Asociación aclaró que la sensación de abandono de los vecinos no tiene color político. Es decir que la vivieron con la gestión del justicialista Rubén Miranda y continúa con la del radical Daniel Orozco.

Lisandrini planteó que el principal problema es que las autoridades planifican para Uspallata con el mismo criterio que utilizan para las zonas urbanas del departamento, aun cuando tienen lógicas, necesidades y costumbres completamente distintas.
 

Más población, más servicios

El vecino dijo que la villa registró un gran crecimiento poblacional, ya que pasó de 3000 a 9000 habitantes, según la comparación de los resultados entre los censos 2001-2010. Recalcó además que, de acuerdo con proyecciones extraoficiales, los ciudadanos ya son unos 14 mil.

El incremento poblacional y de pasajeros tuvo un impacto directo sobre la villa, que creció de forma explosiva y desordenada, sin ningún criterio de ordenamiento territorial, explicó Lisandrini. Por ejemplo, se retrajeron las actividades agrícolas y se vendieron parcelas para proyectos turísticos, como un pequeño reflejo de lo que sucede en el llamado "cinturón verde" del Gran Mendoza.

La supremacía de Uspallata como el último gran centro urbano proveedor de servicios antes del cruce hizo que el turismo y todas las actividades conexas también crecieran. El proceso –dijo Lisandrini– lo impulsaron los vecinos, pero también familias que emigraron –especialmente de Buenos Aires– y abrieron pequeños complejos con la intención de cambiar su estilo de vida.

Hoy la villa cuenta con 2000 plazas, entre hoteles, hostels, cabañas y camping, y un nutrido centro comercial que brinda todos los servicios a los viajeros.

La oferta de turismo aventura también se incrementó, ya que la mayoría de los visitantes disfrutan de las actividades al aire libre, como cabalgatas, caminatas, rafting y visitas a los sitios históricos.

Lisandrini explicó que el desafío es que Uspallata siga creciendo pero en forma ordenada y planificada, para lo cual, dijo, es imprescindible el acompañamiento de la comuna.

sociedad | edición u 16 paso cristo redentor | uspallata | comercio | turismo | crecimiento