Vasectomía: más hombres buscan asumir el rol de la anticoncepción

En Mendoza, la cantidad de intervenciones realizadas creció considerablemente. Cada vez más varones toman conciencia de que cuidarse no solo es una cuestión de la mujer.

Vasectomía: más hombres buscan asumir el rol de la anticoncepción

Foto: El País

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Elizabeth Montecinos Pincheira / Publicado el 14 DE MAYO 2019

Sin duda, las consultas sobre el método de contracepción masculina más conocido han aumentado notablemente en los últimos tiempos. La vasectomía se ha convertido en una técnica muy común entre los hombres, ya que en un año se triplicó la práctica en Mendoza. La cantidad de intervenciones sigue siendo inferior a la de la ligaduras de trompas, aunque la tendencia va mostrando la importancia de que el varón busque asumir el compromiso de la anticoncepción como lo hace la mujer. 

“Decidí hacerme la vasectomía porque soy padre de dos hijos de madres diferentes y no tengo la necesidad de ser padre de nuevo. Además, vivimos tiempos difíciles en cuanto a lo económico y a la falta de seguridad, no quiero traer a otra criatura al mundo a padecer estas cosas”, aseguró a Unidiversidad Daniel, un hombre de 40 años, que entró al quirófano para realizarse una pexia testicular. Esta cirugía se realiza en los casos en que los testículos no han bajado hasta la posición correcta en el escroto.

Daniel dijo que recomienda la vasectomía, principalmente porque no es una intervención dolorosa. “Son solo tres días de dolor leve y constante, pero no es nada", explicó. A su vez, sostuvo que la aconseja porque es la manera de prevenir embarazos no deseados, pero marcó la importancia de tomar recaudos frente a las infecciones de transmisión sexual cuando no se tiene una pareja estable. 

Este relato coincidió con lo que aseguró a Unidiversidad el urólogo Mariano Marchiotti. El médico que trabaja en el Damsu afirmó que durante la operación se realizan dos cortes pequeños en cada una de las bolsas de los testículos, donde se ligan los conductos deferentes. Esto impide el paso de espermatozoides. “La cirugía dura media hora y se realiza con anestesia local. El paciente sale del hospital caminando”, detalló el profesional.

Ignacio tiene 34 años y hace dos que se hizo una vasectomía. “Vivo con mi esposa y nuestros tres chicos. Hacerme la cirugía fue un asunto consensuado entre mi mujer y yo, ya que no queremos tener más hijos. Ella siempre se cuidó con pastillas y las compraba todos los meses. Este tipo de medicamentos no solo aumentaron mucho su precio, sino que a veces le generaban importantes cambios hormonales, como reacciones alérgicas a la piel. Entendí que no es solo responsabilidad de ella cuidarse: la pareja la hacemos entre dos”, afirmó.

La intervención de Ignacio duró media hora, dijo que no sintió dolor y estuvo haciendo reposo cinco días. Luego de esto, continuó su rutina con normalidad y sin problemas.

Ante esto, el doctor Marchiotti remarcó la importancia de que el hombre asuma el compromiso de la anticoncepción a la par de la mujer. “En una pareja intervienen dos personas, es importante que no le dejemos toda la responsabilidad a la mujer, como se hace desde hace años. El hombre también debe hacerse cargo”, sostuvo.

 

Destruyendo mitos

Al contrario de lo que piensa la mayoría de las personas, la vasectomía no elimina la eyaculación, ya que esta se produce en la vesícula seminal y la próstata. Se ha constatado que tras una vasectomía solo disminuye entre el 2 % y el 3 % su volumen. Lo que pasa por el conducto deferente, que es cortado en la cirugía, son solo los espermatozoides.

Otro mito que ronda esta intervención es que provoca disfunción eréctil, lo que es falso. Las erecciones siguen produciéndose con normalidad. Marchiotti asegura que, incluso, la cirugía mejora la calidad del sexo en la pareja, ya que no se está pendiente de correr algún riesgo de embarazo. “Al estar tranquilos, aumenta el placer sexual”, dijo.

El urólogo habló sobre la reversibilidad de la vasectomía. “Existe la posibilidad de que sea reversible. Se puede volver a conectar lo que se corta, pero cuanto más tiempo pasa luego de la operación, más riesgos hay de que la posibilidad de reversión fracase. Es por esto que le comunicamos al paciente que es una intervención irreversible, el paciente debe entrar al quirófano con la idea de que es una operación con resultados permanentes", informó el urólogo.

La Ley 26130 de Anticoncepción Quirúrgica fue aprobada en 2006 y garantiza el acceso a la ligadura tubaria y la vasectomía. Esta normativa forma parte del Programa Médico Obligatorio y es gratuita para todos los hombres mayores de 18 años.

Aquellos interesados en realizarse la vasectomía pueden consultar y comunicarse al 0800-222-3444, la Línea de Salud Sexual.

En un año, se triplicaron las vasectomías en Mendoza

El urólogo Mariano Marchiotti descartó los mitos que rondan alrededor de la cirugía.

salud | vasectomía | anticoncepción | hombres