Vivir hipotecados

Las cuotas UVA son una mochila que puede sumar peso de un día para el otro. Los deudores, entre el sentimiento de haber sido estafados por el gobierno anterior y la poca respuesta de la administración actual.

Vivir hipotecados

El colectivo de Hipotecados UVA se reunió frente a la Legislatura este jueves. Simultáneamente, hubo movilizaciones en todo el país. Foto: Ariella Pientro / Unidiversidad

Sociedad Unidiversidad Créditos hipotecarios / por Mariano Rivas / Publicado el 30 DE ENERO 2020

Tomaron un crédito indexado según la inflación, amparados en la promesa de un gobierno que les prometía que bajarla era “algo simple”. Lo hicieron buscando acceder al derecho de una vivienda propia, con una herramienta por la que alcanzar un crédito hipotecario era algo posible para personas con menos ingresos. Casi cuatro años después de la aparición de los créditos UVA, ya sabemos que la inflación de 2019 fue la más alta en 28 años, y si se toman en cuenta los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri, el incremento fue del 300 %.

Los hipotecados de todo el país se sienten estafados, lógicamente. Las cuotas que comenzaron pagando se multiplicaron al mismo ritmo que el Índice de Precios al Consumidor que publica el Indec. Este jueves se manifestaron en todo el país. El colectivo mendocino lo hizo frente a la Legislatura, reclamando medidas más terminantes de parte del Gobierno nacional: que se elimine el sistema de indexación que elevó las cuotas de forma exorbitante.

El caso de Franco Ibazeta es simbólico. El mendocino comenzó pagando $ 16 mil por mes, y ahora la cuota que abona mes a mes al banco llega casi a los $ 31 mil. Esa cifra es mucho más del 50 % de lo que cobra en su trabajo, por lo que tuvo que salir a buscar otros dos. Además, por el monto que el banco le prestó, no entró en el congelamiento dispuesto transitoriamente por Mauricio Macri en agosto de 2019, tras perder las elecciones primarias. Congelamiento que el presidente Alberto Fernández decidió ir quitando gradualmente en los próximos 12 meses.

“Si esto empeora, ¿qué hago? Todos los días salgo a las 5 de la mañana y vuelvo a las 20. Ya no tengo calidad de vida y el estrés me está consumiendo”, dijo Ibazeta a Unidiversidad.

El régimen de créditos ajustables por UVA comenzó a regir en abril de 2016, impulsado por el entonces presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, copiando el sistema implementado en Chile de ajustar los créditos por la inflación.

Foto: Ariella Pientro / Unidiversidad

Su atractivo pasaba por la facilidad de acceso y por su baja cuota inicial, similar a la de un alquiler: un préstamo a 15 años de $ 1,5 millones (unos USD 100 000 al tipo de cambio de entonces) en UVA tenía una cuota de unos $ 8000, mientras que, en un crédito hipotecario convencional por el mismo monto, la cuota llegaba a $ 20 000. Sin embargo, al ser la UVA una unidad ajustable con el Índice de Precios al Consumidor, en pocos meses, tanto el valor de la cuota como la totalidad del monto adeudado crecieron muy por arriba del incremento de los salarios, lo que obligó a las familias a refinanciar los créditos a mayor plazo para poder pagarlos.

El 2019, "el peor año de la historia" para el mercado inmobiliario

Germán Gómez Picasso, consultor y director del portal Reporte Inmobiliario, afirmó en una entrevista con Radio U que el 2019 "fue el peor año de la historia" para el sector. "Aún peor que en el cepo anterior, que en el corralito; no tuvimos nunca un momento tan malo", señaló en referencia a las operaciones inmobiliarias.

 

Usura y deuda volátil

Otra hipotecada, que prefirió no dar su nombre, tomó un crédito en agosto de 2017, cuando el dólar estaba a $ 17,30. “En mi caso, no he visto que haya sido tanto el aumento. Lo veo como un alquiler”, manifestó. Comenzó pagando $ 7000 al mes y ahora la cuota es de $ 13 500.

El problema para ella se puede ver en el abismo que hay entre lo que le prestaron y lo que debe. Un millón de pesos fue la cifra que el Banco Nación le concedió en agosto de 2017 y, sin contar los dos años en los que ya abonó cuotas mensuales, al día de hoy debe todavía $ 2,3 millones para los próximos 28 años. Con las cuotas UVA todavía vigentes, en un país con una inflación crónica, esa cifra puede cambiar de un día para el otro.

Así es el nuevo plan oficial para deudores de créditos UVA

El Gobierno nacional anunció un nuevo plan para deudores de créditos hipotecarios UVA, que establece una convergencia a lo largo de los próximos 12 meses de las cuotas que permitirá evitar un salto del 26 % en el valor de cuota previsto a partir de febrero a raíz del congelamiento establecido en septiembre pasado.

Foto: Ariella Pientro / Unidiversidad

Una respuesta insuficiente

El Frente de Todos prometió hacerse cargo de la situación de los deudores UVA, pero la decisión adoptada esta semana por Alberto Fernández junto a la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, no cambia la situación de fondo. El 26 % que los hipotecados habrían pagado desde agosto se les irá cobrando durante doce meses de forma gradual. A eso hay que sumar los aumentos que vayan a sufrir, correspondientes a 2020.

Leticia Katzer, que es una de las principales referentas mendocinas del colectivo Hipotecados UVA Autoconvocados, dijo sobre la medida: “Las familias que estamos involucradas con estos préstamos no vamos a admitir esta solución, que es aparente, porque en definitiva no es una respuesta. Sigue todo igual y esperamos que el Ejecutivo revise esta decisión”.

Ibazeta coincidió en que la solución definitiva es eliminar la indexación UVA y dejar una cuota fija. “Nos están matando —sostuvo—. La vivienda pasó de ser un logro adquirido a ser un problema día a día. No estamos pidiendo que nos regalen la casa, para nada, solo queremos una cuota justa respecto del sueldo”.

“Mi interés es seguir pagando el departamento, pero con otro sistema, que no sea tan dañino y tan voraz como este —respondió la mujer anónima citada anteriormente—. Realmente es insostenible en el tiempo”.

Katzer destacó como punto positivo que el gobierno de Fernández estableció canales de diálogo desde el primer momento con los hipotecados UVA, incluso teniendo línea directa con la ministra Bielsa. “Esperamos que ese diálogo continúe y que se revise esta decisión”. 

sociedad | créditos hipotecarios | créditos uva | vivienda | casa propia | deuda | maría eugenia bielsa | leticia katzer | hipotecados uva autoconvocados