Vuelta a clases: qué harán ante un caso positivo en la escuela

En las instituciones educativas convivirán dos modalidades: las aulas burbujas y los grupos reducidos. De qué se trata cada modalidad y cómo plantean actuar frente a un caso de Covid-19.

Vuelta a clases: qué harán ante un caso positivo en la escuela

Foto: Entre Medios Web

Sociedad Unidiversidad Distanciamiento social / por Unidiversidad / Publicado el 03 DE JULIO 2020

Durante la jornada del jueves, el director general de Escuelas, José Thomas, anunció que el regreso a clases en Mendoza será bimodal, entre la presencialidad y la virtualidad. Sin embargo, los niños, niñas y adolescentes que asistan a las escuelas, serán parte de dos tipos de escenarios: aulas burbujas y grupos reducidos. Cada una plantea un modo distinto de abordar la eventualidad de un caso positivo de COIVD-19.

El regreso a las clases será bimodal, entre lo presencial y lo virtual

El director general de Escuelas, José Thomas, anunció en conferencia de prensa cómo serán los lineamientos generales de los protocolos para volver a las aulas en Mendoza, adelantando que definitivamente no será "normal".

El protocolo marco y lineamientos federales para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria y en los institutos superiores, realizado por el Ministerio de Educación y el Consejo Federal de Educación establece dos escenarios de trabajo en las escuelas, que se corresponden con las posibilidades que posea la institución. Esto quiere decir que cada comunidad educativa decidirá cómo volver a las aulas, siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita.

Grupos reducidos

El primer escenario se trata del caso de niños, niñas y adolescentes, jóvenes y adultos que concurren a clases bajo la estrategia de grupos de alumnos/as por aula. En este caso, los estudiantes conformarán grupos reducidos, es decir, un número que permita cumplir con el distanciamiento y medidas establecidas dentro del aula.

“Un curso con treinta estudiantes puede llegar a dividirse en dos grupos, A y B, los cuales asistirán en días o semanas diferentes de acuerdo con las decisiones logísticas y/o pedagógicas que se tomen en cada caso. Estos grupos no deben mezclarse, e incluso deben mantenerse los grupos separados en los ámbitos comunes, recreos, comedores, etc.”, destaca el protocolo.

En esta modalidad, si se presenta un caso sospechoso, todo el grupo al cual pertenece el mismo deberá abstenerse de asistir a clase hasta que se confirme o descarte la infección con SARS-CoV-2. Si se confirma el caso de positivo de Covid- 19, el grupo deberá considerarse contacto estrecho del caso confirmado y, en consecuencia, respetar el aislamiento durante los catorce días posteriores al último contacto con el estudiante que dio positivo en el test.

En este sentido, el docente que haya mantenido el distanciamiento adecuado con el grupo podrá seguir dando clases al otro grupo. Además, el resto del personal de la institución, y los estudiantes de otros cursos continuarán con la actividad.

Segundo escenario: “aulas burbuja”

El escenario de aulas burbuja también depende de las condiciones de la infraestructura y  mobiliario con la que cuente cada escuela. Por esta razón, dentro del aula se agruparán cuatro personas aproximadamente, los cuales deben mantener una distancia de dos metros entre ellos.

En el caso de estudiantes que concurren a clases bajo esta estrategia, y existe una sospecha de Covid-19, deberán realizar el aislamiento hasta que se confirme o descarte el caso. Ante la confirmación, deberán respetar el aislamiento durante catorce días, a partir de la última exposición con el caso confirmado.

En ambos escenarios (aulas burbujas y grupos reducidos), los contactos de contactos estrechos no tienen indicación de aislamiento.

“Un estudiante que esté en contacto con otro/a que ha sido categorizado como contacto estrecho por confirmación de COVID-19 en uno de sus padres, no debe guardar ningún aislamiento y puede seguir asistiendo a clases. Este mismo procedimiento se aplicará a directivos, personal docente y no docente”, explica el protocolo marco.

En líneas generales, se recomienda un distanciamiento mínimo de dos metros entre todos los actores involucrados, sin embargo, esta distancia podrá reducirse a un metro y medio dentro del aula siempre y cuando se cumplan las medidas adicionales de uso permanente de tapabocas, lavado frecuente de manos o el uso de alcohol en gel, ventilación y desinfección adecuada de las instalaciones.

Protocolo para volver a las aulas: el SUTE dijo que está "lleno de obstáculos"

Sebastián Henríquez, secretario general de ese gremio docente, habló en Radio U sobre los anuncios realizados por del director General de Escuelas. Dijo que no están dadas las condiciones para volver. El Gobierno se refirió a los gremios de la ...

vuelta a clases | distanciamiento social | niños | niñas | covid19 | mendoza | dge | docentes | modalidades