Yo composto, tú compostas, todos ganamos

Esta técnica milenaria empezó a difundirse cada vez más y llegó a los hogares. ¿Cómo podemos empezar?

Yo composto, tú compostas, todos ganamos

Fuente: Labioguia.com

Sociedad Unidiversidad Medio ambiente / por Jorge Yori / Publicado el 02 DE JUNIO 2020

Hace ya un tiempo que, a nivel global, nacional o provincial, se vienen haciendo campañas para fomentar la práctica de hacer compost, ya sea desde organizaciones ambientales o gubernamentales. Esta técnica de fertilzación natural ha tenido mucha difusión para que la gente se anime a realizarla en sus hogares.

En principio, el compost se puede denominar como un fetilizante natural, basado en diferentes materiales orgánicos, ya que esta es una manera de imitar a la naturaleza. Es un modo de alimentar el suelo, donde un organismo vivo requiere de nutrientes, agua, aire y protección en general. En definitiva, es el sostén y alimento de nuestras plantas.

Compost, la nueva medida sustentable en Godoy Cruz

La Municipalidad de Godoy Cruz hace tiempo que viene implementando distintas actividades o campañas sobre el cuidado del medio ambiente, reciclaje o cuidados de espacios verdes. En esta ocasión hablaremos sobre la realización de compost reciclado con residuos verdes y madera.

Aunque parezca novedosa, esta técnica se viene practicando desde hace miles de años. En un principio, la comunidad china ha recogido y compostado todas las materias de sus jardines, sus campos y de sus casas, incluyendo materias fecales. En Medio Oriente, en lugares como Jerusalén, recogían las basuras urbanas: unos residuos se quemaban y con los otros se hacía compost. Pero el desarrollo de la técnica de compostaje a gran escala se produce a principios del siglo XX, gracias a los conocimientos cientificos del bótanico ingles Albert Howard, que se basó en fermentar una mezcla de desechos vegetales y excrementos de animales que humedecía periódicamente; a esto lo llamó Método lndore. Es decir, una vez finalizado este proceso de fermentación, tendremos como resultado un abono orgánico con nutrientes como nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro, necesarios para la vida de las plantas.

De esta manera, durante años, los agricultores han recolectado los desperdicios orgánicos para transformarlos en abono para sus tierras, enriquecer el suelo de los jardínes o huertos y, al mismo tiempo, cuidar el medio ambiente. Si queremos empezar a hacerlo en nuestras casas, ¿qué hay que tener en cuenta?

 

¿Qué elementos necesitamos si queremos realizar un compost en nuestra casas? 

La gran mayoría de la basura que generamos en nuestras casas es de materia orgánica, que puede ser aprovechada como remedio orgánico en huertas y jardines. Se puede hacer con cáscaras de frutas, verduras y huevos (antes se tienen que dejar secar al sol), con cítricos, hojas, restos de poda, cartón, papel (que no contenga tinta), resto de uñas o pelos, fósforos y palillos, entre otras cosas. Una vez agregados todos estos residuos, se tiene que remover y no debe superar los 60 grados; si esto sucede hay que incorporarle un poco de agua fría. Además, tiene que estar en reposo entre 4 y 5 meses, dependiendo de qué tipo de compost se busque.

 

¿Qué beneficios tiene realizar un compost casero?

Si realizamos un compostaje doméstico, podemos reducir la cantidad de materia orgánica que va a los basureros. También empezamos a sustituir los fertilizantes inorgánicos. Ahorramos agua, debido a la capacidad de retención de líquido que produce el compost, que, además, aporta los nutrientes necesarios para el desarrollo de las plantas de forma natural, entre tantos otros beneficios. 
 

Compostaje, una alternativa para devolver a la naturaleza lo que nos otorga

Debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio, las personas buscan alternativas para entretenerse en el hogar o pasar el tiempo haciendo algo productivo. Muchas de ellas han elegido el camino del compostaje: devolverle a la naturaleza lo que nos otorga.

 

compost | medio ambiente