Siria: 24 muertos tras ataques aéreos sobre hospitales

Uno ocurrió en la ciudad de Idleb y dejó 9 víctimas fatales y cientos de heridos. Otro ocurrió en la ciudad de Azaz y dejó 15 muertos y cerca de 40 heridos. El primer ataque, según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, fue producido por Rusia.

Siria: 24 muertos tras ataques aéreos sobre hospitales

Un hombre ayuda a un niño a salir de las ruinas del hospital bombardeado en Azaz, al norte de Siria. Foto: AFP.

Internacionales

Unidiversidad

por Unidiversidad/ Fuente: Télam

Publicado el 15 DE FEBRERO DE 2016

Esta mañana, un bombardeo producido en el norte de Siria, en la ciudad de Idleb, provocó la muerte de al menos 9 personas. El ataque se produjo sobre un hospital asistido por Médicos Sin Fronteras (MSF) y, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), habría sido protagonizado por aviones rusos. El bombardeo causó, además, decenas de heridos, según el OSDH.

Además, se registró otro ataque en un hospital de mujeres y niños, en Azaz, también en el norte de Siria, y son al menos 15 personas las que murieron y 40 las heridas. Por el momento, los especialistas desconocen si se trata de los mismos responsables del ataque en Idleb.

El edificio que albergaba un hospital de Médicos Sin Fronteras, ubicado en las afueras de Maarat al Numan, fue completamente destruido por un ataque aéreo. Según el coordinador regional de comunicaciones de MSF, Sam Taylor, aún se está tratando de recopilar más información sobre cómo ocurrió el hecho y a quién se le adjudica. Por el momento, acusan como responsable a la aviación militar rusa. "Condenamos este nuevo ataque contra una estructura médica que, además, parece haber sido deliberadamente dirigido contra la misma", denunció en un comunicado el coordinador general de MSF en Siria, Massimiliano Rebaudengo. La ONG asiste a cerca de 150 hospitales en todo Siria.

Mientras tanto, el conflicto entre aliados y adversarios del gobierno sirio (particularmente Rusia y Turquía) sigue creciendo. Ayer se registró una serie de bombardeos producidos por el ejército turco sobre bases kurdas en el norte de Siria, y al menos cuatro personas resultaron víctimas fatales (un civil y tres milicianas de la coalición kurdo-siria).  Esos ataques hoy continuaron en las poblaciones de Deir Yamal y Meneg, en poder de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada kurdo-árabe apoyada por EE. UU. El gobierno de Damasco condenó los bombardeos de las fuezas turcas y pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que le ponga fin a los “crímenes del régimen turco”. El gobierno asegura que la intervención turca en los asuntos sirios representa “un reconocimiento oficial sobre la perseverancia en violar las resoluciones del Consejo de Seguridad vinculadas a la lucha contra el terrorismo”.

En contrapartida, el ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, recordó que sus país está determinado a luchar contra el Estado Islámico (EI) y, junto a Arabia Saudita, están dispuestos a una operación terrestre en Siria.

Por su parte, las FSD tomaron el control de la población de Kafr Naya, en el norte de la ciudad de Alepo, tras combates contra facciones islámicas. El objetivo es aproximarse a las áreas controladas por el EI.

No es la primera vez que un centro médico que recibe el apoyo de MSF es atacado en Siria: el pasado 5 de febrero, tres personas murieron y otras seis, entre ellas una enfermera, resultaron heridas por un bombardeo contra el hospital de Tafas, en el sur de Siria.

bombardeo siria guerra medio oriente