Los motivos por los que Ampros rechazó el bono para el personal de salud

El gremio de los y las profesionales de la salud indicó que no "permitirá un bono en negro". Junto a otros sindicato, ratificó el caravanazo programado para este miércoles.

Los motivos por los que Ampros rechazó el bono para el personal de salud

Foto: Diario Uno

Provincial Unidiversidad Paritarias / por Unidiversidad/ Fuente: AMPROS y Sitio Andino / Publicado el 20 DE JULIO 2021

El anuncio del pago de un bono de $28.000 (en cuatro cuotas) para el personal de la salud por parte del Gobierno de Mendoza coincidió con una convocatoria multigremial en la Legislatura, como antesala al caravanazo del miércoles en contra del aumento por decreto en la administración pública provincial. En ese marco, los dirigentes que representan a los y las trabajadoras del sistema sanitario aseguraron que el plus que otorgará el Ejecutivo es insuficiente y no responde a los reclamos del sector.

Respecto al bono de 28 mil pesos a pagar en cuatro cuotas, la secretaria general de Ampros, Isabel del Pópolo remarcó: “Los bonos son sumas en negro, como todos saben muy bien. Al ser fijos los diluye la inflación galopante que tenemos en nuestro país. No hemos tenido aumento en el año 2020 y se calcula que la inflación va a superar el 80 por ciento en dos años. Por lo tanto no vamos a permitir que los aumentos sean en montos en negro, que además discriminan a amplios sectores de trabajadores como por ejemplo Desarrollo Social", afirmó. 

De esta manera, minutos después de que Suarez anunciara la entrega del bono para personal de salud, la Asociación Mendocina de Trabajadores de la Salud (Ampros) informó que no "permitirán un bono en negro" en medio de una conferencia de prensa.

Por su parte, Víctor Hugo Dagfal -delegado de Sitea- disparó contra la gestión provincial: "Tienen tan poca visión que se creen que con ese bono van a parar la movilización y la unidad que estamos logrando. No sirve: es por única vez y no soluciona los problemas que tenemos de desvalorización salarial", manifestó.

En tanto que el secretario general del SUTE, Sebastián Henríquez, reclamó al Gobierno que los convoque nuevamente a la mesa paritaria (no participan por haber rechazado la oferta que aceptó el resto a principios de año). "Pretenden usar al SUTE para amedrentar al conjunto de los trabajadores, sin permitirnos a sentarnos en paritarias por no aceptar el año pasado. Exigimos que los aumentos sean blanco, remunerativos y bonificables", resaltó.

Los gremios convocaron a otra marcha para manifestarse en contra del decreto de aumento. El caravanazo incluirá el pedido de apertura de paritarias. Será el miércoles a partir de las 12 desde el Parque San Martín hasta Casa de Gobierno.