Argentina, entre los 30 países clave para recuperar la biodiversidad del planeta

Una estudio identificó 50 ecorregiones que hay que preservar y países, entre ellos Argentina, fundamentales para revertir los daños que la humanidad le ha hecho al planeta.

Argentina, entre los 30 países clave para recuperar la biodiversidad del planeta

Los humedales son de los ecosistemas más productivos del planeta. Foto publicada en BAE Negocios

Medio Ambiente

Medio ambiente

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 18 DE OCTUBRE DE 2021

Cada 18 de octubre se celebra el Día Mundial de Protección de la Naturaleza para promover la responsabilidad ambiental y la preservación de espacios naturales. Una investigación identificó 50 ecorregiones que hay que preservar y 30 países, incluida Argentina, que contribuyen de manera clave a las metas propuestas para recuperar el 50 % de la biodiversidad del planeta.

Una “Red de seguridad mundial” para revertir la pérdida de biodiversidad y estabilizar el clima de la Tierra, publicado en la revista Science, señaló que, para poder detener una nueva extinción masiva, es fundamental revertir los daños que la humanidad le ha hecho al planeta en el último siglo. Esta investigación de dos años se basó en múltiples conjuntos de datos a escala mundial para identificar áreas que requieren conservación más allá del 15,1 % que actualmente ya está bajo protección.

Este estudio identificó 50 ecorregiones y 30 países, entre ellos, la Argentina y otros ocho de América latina, que contribuyen de manera clave a las metas propuestas para recuperar, al menos, el 50 % de la biodiversidad del planeta.

La investigación, que usa una plataforma digital interactiva y desarrollada por One Earth, en asociación con Google Earth Enginen, muestra un sistema preliminar de corredores climáticos y de vida silvestre que permite identificar el 35,3 % de tierra que se requeriría para conectar áreas protegidas y paisajes intactos.

El Gran Chaco es una de las 50 ecorregiones que el estudio internacional indicó que deberían ser protegidas. Suman el Cerrado, área que comparten Brasil y Bolivia; la sabana uruguaya y los glaciares tropicales de Colombia, Perú y Ecuador.

Según Karl Burkart, director de One Earth, establecer una lista de las más importantes regiones biodiversas del mundo obliga a preguntarse bajo qué criterio una puede ser más importante que la otra. Este puede ser un juego un poco peligroso, porque elegir entre “15 las regiones más biodiversas del mundo” dejaría fuera muchas ecorregiones magníficas e irreemplazables, que tienen características únicas y que contribuyen, en conjunto e interconexión con otras, a mantener la biodiversidad en todo el mundo.

A partir de este análisis espacial, el documento presentó por primera vez un enfoque común pero diferenciado, basado en la ciencia, para objetivos basados en áreas que podrían informar a las partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) sobre nuevos objetivos para el Período 2030 en las negociaciones actuales. Cada una de las 846 ecorregiones del mundo estudiadas en esta investigación tiene una mezcla de capas, lo que crea un objetivo combinado para un país determinado, que puede desglosarse a nivel estatal o provincial, y permite a los gobiernos subnacionales mejorar la ambición de sus metas locales.

 

Argentina y la soja transgénica

Brasil y Argentina hablan de la importancia de la acción y la ambición, pero usan situaciones de proceso técnico o legal para retrasar las negociaciones. Es una posición de táctica”, comentó Diego Casaes, de la organización Avaaz, antes de que ocurriera la primera sesión de la CBD, la semana pasada.

“Lo que estuvieron haciendo fue sacar lenguaje diplomático y científico concreto acerca de la urgencia que tiene hoy la conservación de la biodiversidad y lo hacen con la intención de debilitar el proceso para que tengamos un marco menos ambicioso. Los cuestionamientos técnicos, en el fondo, tienen malas intenciones, pero tienen nombre y apellido, y es soja transgénica”, agregó.

 

Cómo recuperar la biodiversidad del planeta

La investigación también subrayó el papel vital de las tierras indígenas para proteger la biodiversidad y revertir el cambio climático: estas tierras cubren el 37 % del área identificada por la Red de Seguridad Global. “Es importante destacar el rol que juegan los pueblos indígenas en esos biomas, ya que la misma ciencia reconoce que las prácticas indígenas de conservación de las ecorregiones que habitan han evitado una mayor pérdida de biodiversidad”, indicó el estudio.

Foto: Télam

Karl Burkart sostuvo: “Si sobrepasamos 1,5 °C en el aumento promedio de la temperatura global, será difícil, si no imposible, alcanzar los objetivos de la Convención de la Biodiversidad de la ONU. Y si fallamos a la hora de proteger terrenos para servicios ecosistémicos y secuestro de dióxido de carbono, no podremos lograr el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Las dos convenciones están entrelazadas”.

Según Burkart, existe una cantidad muy limitada de zonas naturales que podrían tener usos humanos antes de que dejemos pasar la ventana de los 1,5 °C, el umbral máximo de la temperatura que ofrece seguridad climática a la humanidad. “Por lo tanto, necesitamos proteger todas las tierras naturales restantes antes de 2030, aproximadamente el 50 % de la Tierra, para lograr salvar la biodiversidad y estabilizar nuestro sistema climático global”, continuó.

Anup Joshi, de la Universidad de Minnesota, agregó que el bosque juega un papel importante en la captura de dióxido de carbono y es crucial para alcanzar los objetivos respecto al calentamiento global definidos en el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. “La Red de Protección Global encuentra que un cuarto del área terrestre del planeta corresponde a regiones forestales (32,8 M km2), de las cuales solo el 28 % está protegido. Resguardar los bosques restantes, que contienen más de 1,3 billones de toneladas de dióxido de carbono, son esenciales para mantener el balance de nuestro sistema climático global”, afirmó.

Fuente: Infobae

por qué se celebra el día mundial de protección de la naturaleza qué son los ecosistemas