Crece la polémica por la prohibición de la cría de salmones

La preservación del medio ambiente fue el principal argumento para frenar la actividad. Del otro lado, piden desarrollar la industria con controles.

Crece la polémica por la prohibición de la cría de salmones

Foto: Noticias Ambientales

Sociedad Radio U Este Lejano Planeta / Medio ambiente / por Radio U / Página 12 y Télam / Publicado el 06 DE JULIO 2021

La norma de la prohibición de la salmonicultura en Tierra del Fuego, actividad que amenaza no solamente al ambiente, sino también a la salud y a la economía de esa provincia, fue promovida por Pablo Villegas, del Movimiento Popular Fueguino, y puso a la Argentina en los ojos del mundo al posicionar al país como el primero en tomar una decisión de tal magnitud para preservar el ecosistema. De todas formas, la polémica y el debate no cesaron. Por un lado, la preservación del medio ambiente fue el principal argumento para frenar la actividad, pero por otro lado, están quienes piden desarrollar una industria con controles y regulación en la producción de salmoneras. 

En diálogo con Radio U, Guillermo Folgueras, biólogo y sociólogo, habló sobre la polémica que trajo la norma: "No vi un debate serio. Me sorprende que ministros y periodistas, con llegada mediática, cuestionen la autonomía de una provincia que quiere vivir de determinada manera. Usar la frase regular y no prohibir, me parece falaz. No podemos favorecer el negocio de tal persona y hacerle tanto daño a la naturaleza", enfatizó. El biólogo se refirió a otro de los argumentos de la oposición a la ley, el de los puestos de trabajo: "La crianza de salmones genera entre 30 y 120 puestos de trabajos; considerando la escala de la producción, no es un número grande". 

"Uno no está en contra de la crianza de salmones, sino del daño al medio ambiente que genera. La producción concentrada podría llevarse a cabo en piletones en tierra", destacó Folgueras. 

La salmonicultura es la siembra y cosecha intensiva de salmónidos bajo condiciones controladas para fines comerciales. En este tipo de producción, los salmones engordan en jaulas ubicadas normalmente en bahías y fiordos a lo largo de las costas, una técnica que se originó en Noruega a finales de 1960.

En sus fundamentos, el proyecto sostiene: "El salmón es una especie ajena al medio ecológico austral cuya aparición causaría un desequilibrio dramático en el entorno marino, particularmente por la aptitud de generar enfermedades virales, parasitarias y bacterianas que no son propias de nuestras latitudes, en virtud del enfoque industrial de criadero y su posterior procesamiento".

Además, indica que "la utilización de antibióticos que se terminan esparciendo en el agua genera un sinnúmero de fallas en el microentorno, muchas de ellas de carácter irreversible". 

Hace pocas semanas, en las aguas del Fiordo de Comau, al sur de Chile, se vieron las consecuencias de este tipo de explotación: más de 5000 toneladas de salmones aparecieron muertos. Esta catástrofe ambiental remarcó la necesidad de proteger el entorno marino fueguino y pronto activistas por el ambiente realizaron una nueva acción, que unió Ushuaia y Puerto Williams, en kayaks, en medio del Canal de Beagle. Esto llevó a la prohibición de la crianza de salmones en Tierra del Fuego. 

 

Escuchá la nota completa.

Audio

  • Entrevista con Guillermo Folguera.

    Biólogo e investigador del Conicet