Brasil cierra el año con 12 millones de personas sin trabajo

Comparado con el trimestre de setiembre a noviembre del 2015, el desempleo aumentó tres puntos porcentuales. El Gobierno brasilero hace referencia a la "herencia maldita" de Rousseff.

Brasil cierra el año con 12 millones de personas sin trabajo

El presidente Michel Temer señaló que están tomando medidas. Foto: publicada por Hispan TV

Internacionales

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 30 DE DICIEMBRE DE 2016

El fin de año llega con malas noticias para el gobierno del presidente brasileño Michel Temer, quien para esta época soñaba con haber revertido algunos datos económicos de la "herencia maldita" de Dilma Rousseff. Es que el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) reveló este jueves 29 de diciembre que el desempleo aumentó en ese país, en el trimestre entre septiembre y noviembre, hasta el 11,9 %, lo que representa unos 12,1 millones de individuos. 

El organismo, citado por Hispan Tv, considera que la cifra revela el deterioro del mercado laboral en este año, frente al mismo periodo del año pasado, al haber aumentado el desempleo tres puntos porcentuales más que en el 2015 (alrededor de 100 mil personas).

Basándose en estos números, de la Encuesta Nacional Continua por Muestreo de Hogares (PNAD, por sus siglas en portugués), la oficina brasileña de estadísticas calculó que en un año hay más de tres millones de personas sin empleo, lo que se traduce en un aumento del 33,1 %.

Ese rendimiento negativo del mercado de trabajo del gigante sudamericano es reflejo de la fuerte crisis económica y recesión por la que el país pasa durante la gestión de Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y sucesor de Dilma Rousseff, tras ser esta destituida.

Por más que el Gobierno espera una recuperación en el próximo año, la economía sigue contrayéndose. Además, los escándalos políticos revelados recientemente ponen las cosas aún más difíciles a la administración de Temer y podrían incluso causar su retiro del cargo.

 

En la lucha

"El tema del desempleo es un asunto angustiante y no quiero eludirlo. Será un tema que comenzará a consolidarse a partir del segundo semestre del año que viene y muy probablemente empiece a caer en función de las medidas que estamos tomando", señaló Temer durante un encuentro con la prensa que cubre el Palacio del Planalto para saludarla por el fin de año.

El presidente brasilero, resalta La Nación, hizo un repaso de las tres grandes reformas que impulsa su administración para la recuperación: el congelamiento del gasto público por 20 años y ajustable sólo a la inflación del año anterior (ya aprobado por el Congreso), la alteración del sistema de jubilaciones (ya en discusión en el Congreso) y la flexibilización de la legislación laboral (propuesta ya presentada en público la semana pasada y que empezará su trámite parlamentario a partir de febrero).

"No vamos a parar. Este gobierno ha de ser un gobierno de reformas", afirmó Temer, que en una solicitada en los grandes diarios recordó que, cuando hace 120 días tomó efectivamente la presidencia, "la situación económica y social de Brasil era gravísima", en referencia a la llamada "herencia maldita" de Dilma, luego de casi 13 años de gobiernos petistas.

internacional brasil desempleo michel temer