Brexit: tensiones y pretensiones

Columna de opinión Fernanda Ninet, estudiante de Derecho y columnista en Radio Abierta 107.9.

Brexit: tensiones y pretensiones

Internacionales

Tire y Afloje

Opinión

Radio Abierta

Fernanda Ninet, estudiante de Derecho y columnista en Radio Abierta 107.9

Publicado el 20 DE ABRIL DE 2017

El Reino Unido es miembro de la Unión Europea (UE) desde 1972, o sea, hace casi 45 años. La integración se concreta en la cesión de competencias nacionales a nuevas instituciones comunes compartidas con la comunidad, puntualmente en materia de comercio exterior (unión aduanera), comercio interior (igualdad en las condiciones para la competencia) y política monetaria (el euro, desde 1999).

Sin embargo, el Reino Unido siempre fue un Estado que causaba incomodidades a la UE porque no participaba en muchos acuerdos, como de Schengen, no se adhirió a la Eurozona ni a la Carta de Derechos Fundamentales de la UE. En lo referido a los derechos de los trabajadores, también tenía excepciones en materia de cooperación judicial y policial, entre otras áreas. Finalmente, el año pasado realizó un referéndum de carácter consultivo para decidir si se quedaban o si salían de la UE, al que la mayoría votó por salir.

La salida del Reino Unido se realiza según el Derecho Comunitario. La razón de que se aplique esta modalidad es que es autónoma. Constituye un ordenamiento jurídico propio e independiente del Derecho Internacional y los ordenamientos internos de los Estados miembro en cuyos sistemas jurídicos se integran sin perder sus específicas características.

 

Instituciones que intervienen en la separación

La Comisión Europea es una institución políticamente independiente que representa y defiende los intereses de la UE en conjunto y sin aceptar instrucciones de gobiernos nacionales. Es la impulsora del sistema institucional de la UE ya que propone la legislación, políticas y programas de acción y es la responsable de aplicar las decisiones del Parlamento y el Consejo Europeo. Representa a la UE en la escena internacional, negocia acuerdos entre la UE y otros países. La Comisión asiste a todas las sesiones del Parlamento Europeo para aclarar y justificar sus políticas. Su presidente es Jean Paul Juncker.

El Consejo Europeo está formado y presidido por los Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembro de la Unión Europea y el Presidente de la Comisión. El Consejo se reúne una vez cada seis meses como mínimo, pero en la práctica, se reúne al menos cuatro veces al año. Establece la agenda política, dirige las grandes estrategias políticas, actúa como foro de debate para aportar y resolver discrepancias entre los gobiernos de los Estados miembro, emite directrices y declaraciones sobre las resoluciones brindadas y acordadas. Su presidente es Donald Tusk.

El Parlamento de la UE es la institución representativa de los ciudadanos de Europa, constituyéndose en el primer fundamento democrático de la UE. El Parlamento está totalmente asociado al proceso legislativo europeo y ejerce, en nombre de los ciudadanos, control político sobre las otras instituciones de la Unión. También está encargado de aprobar acuerdos internacionales. Su presidente es Antonio Tajani y está compuesto por eurodiputados, que son elegidos por los ciudadanos de la UE cada cinco años. Sus últimas elecciones fueron en 2014.

Y, por último, el Consejo de la Unión Europea es la principal instancia decisoria de la UE. Representa a los Estados miembro. A sus reuniones asiste un ministro de cada uno de los gobiernos nacionales de la UE y desarrolla la política exterior y de seguridad común de la UE. Entre otras funciones, concluye acuerdos internacionales entre la UE con otros países y con organizaciones internacionales. La presidencia es rotativa y colegiada, actualmente es ejercida por Malta desde enero de 2017.

 

 

Objetivos y pretensiones del Reino Unido

Es importante destacar, cuáles son algunos de los objetivos y pretensiones principales del Reino Unido a la hora de salir de la UE:

  1. Recuperar su soberanía a la hora de promulgar y supervisar las futuras leyes. Implica dejar la jurisdicción del Tribunal Europeo de Justicia;
  2. Mantener la unidad entre las cuatro naciones que forman el Reino Unido;
  3. Mantener la libertad de movimiento entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda;
  4. Controlar la inmigración europea;
  5. Preservar los derechos de europeos que viven en el Reino Unido, y de los británicos que viven en la UE;
  6. Salir del mercado único;
  7. Alcanzar nuevos acuerdos comerciales con países como Estados Unidos, Australia, India y Brasil;
  8. Reforzar la cooperación con la UE en la lucha contra el crimen y el terrorismo;
  9. Ejecutar el Brexit de manera ordenada, lo que puede implicar un período de transición tras la salida efectiva de la UE.

Por otro lado, los objetivos de la UE, según declaraciones de Donald Tusk, son:

  1. Negociar una salida ordenada;
  2. Controlar los daños de la separación del UE y el Reino Unido;
  3. Minimizar el costo para los ciudadanos, empresas y Estados miembro;
  4. No negociar simultáneamente el acuerdo del Brexit y las futuras relaciones comerciales.

 

Impacto del Brexit

Entendemos que toda esta movilización producirá un grave y terrible impacto en la UE y en el mundo, como así también, en cuanto a los países miembros y naciones en desacuerdo. Algunos de las consecuencias son:

  1. Los tratados de la Unión Europea no serán aplicables en el Reino Unido. Los tratados deberán ser enmendados y deberán borrarse todas las menciones referidas al estado saliente en los textos.
  2. El tráfico jurídico de los negocios será afectado porque el derecho comunitario no será aplicable.
  3. Posiblemente el Reino Unido tenga que pagar una “factura” por la salida de la UE, y viceversa, en el sentido, de que en varios casos el país saliente ha hecho préstamos monetarios millonarios a la UE, por lo que ésta deberá pagarlas durante determinados plazos de tiempo.
  4. Los ciudadanos del Reino Unido perderán los derechos que gozan los ciudadanos de la UE (voto, libertad de circulación y residencia, peticionar ante las autoridades, quejarse ante el defensor del pueblo de la UE)
  5. Si bajaran las exportaciones podría aumentar el desempleo, ya que el Reino Unido es un gran mercado para las industrias automotriz, alimenticia, farmacéutica, química, y de energía.
  6. El Reino Unido no será más miembro de la Organización Mundial del Comercio, y tramitar su membresía demorará años.
  7. En cuanto a ideologías, el resurgimiento de nacionalismos, populismos y discursos fascistas. Insipiencia del neonazismo. (Le Pen, Wilders, Hofner, Salvini, Pegida)
  8. Escocia intensificará su proceso de independencia y tratará ser reconocida por la comunidad internacional, como así también, Cataluña y Kosovo, que estimularán su secesión.

 

¿Cómo influye el Brexit en Argentina?

Gibraltar es un territorio ubicado en la punta de la península ibérica con reclamos españoles sobre su soberanía. Al igual que Malvinas, es un territorio actualmente ocupado por británicos. La primera complejidad que se le presenta a los kelpers, tanto de las islas como en el estrecho, es económica. El resultado del Brexit hará que se anulen en Malvinas los tratados que les permitían a los isleños exportar a Europa sin ningún tipo de barreras arancelarias. 

El segundo dilema es político. Desde que Gran Bretaña se integró a la UE en 1972, el respaldo de la UE a la posición británica en Malvinas fue determinante. Europa ayudó a Londres a bloquear los reclamos de Argentina y el auspicio se plasmó en el Tratado de la Unión Europea, lo que significó un renovado sustento británico en la disputa por la soberanía de las islas.

Por el momento, el debate sobre el impacto del Brexit no deja de crecer y preocupar. Los kelpers dicen:

“Nos arriesgamos a perder la solidaridad garantizada de 28 naciones con respecto a la soberanía británica sobre las Falkland , incluidas aquellas con fuertes lazos con América Latina, como España e Italia”, afirmaron a Perfil. “La soberanía de las Falklands podría ponerse en riesgo”, completó William Hague, exdiplomático.

A diferencia de Malvinas, en Gibraltar sí se pudo votar en el referéndum consultivo realizado por el Reino Unido. Y el resultado fue abrumador en apoyo a la UE: el 96 % se negó a dejar la Unión. "Es un cambio completo de escenario que abre nuevas posibilidades no vistas durante mucho tiempo. Espero que la fórmula de la soberanía compartida, con la bandera española en el peñón, esté mucho más cerca que antes”, aseguró el canciller español, José Manuel García-Margallo.

brexit ue uk