Cambio climático: el calor y la sequía disminuyen el crecimiento en los árboles tropicales

Así lo demostró un estudio publicado en "Nature Geoscience" en el que participaron investigadores e investigadoras del Conicet. Para el estudio, se analizaron datos de anillos de crecimiento de árboles procedentes de treinta países tropicales y subtropicales.

Cambio climático: el calor y la sequía disminuyen el crecimiento en los árboles tropicales

Prensa Conicet

Sociedad

Medio ambiente

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 06 DE MAYO DE 2022

Más de cien científicos y científicas de diferentes países llegaron a la conclusión de que los bosques tropicales crecen menos en años más secos y calurosos, y que esto se intensifica en regiones más áridas o cálidas. Para este estudio, en el que participaron investigadores e investigadoras del Conicet, se analizaron 14 mil series de datos de anillos de crecimiento de árboles procedentes de 350 sitios distribuidos en 30 países tropicales y subtropicales.

“Más de un tercio de los bosques del mundo representan ecosistemas primarios, de los cuales el 56 % corresponden a biomas tropicales y subtropicales. Estos bosques tienen un papel esencial en el mantenimiento global de la biodiversidad, riqueza genética, producción de alimentos y una amplia gama de valores económicos, sociales, culturales y de servicios ambientales. Además, almacenan cantidades masivas de carbono capturado de la atmósfera, por lo que cumplen un rol primordial en la mitigación del cambio climático”, dijo Fidel Roig, investigador del Conicet en el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla, Conicet-UNCUYO-Gob. Mza.) e integrante del equipo de investigación.

El estudio presenta la primera imagen pantropical sobre cómo reacciona el crecimiento de los árboles tropicales a las fluctuaciones climáticas y permite comprender los procesos de captación de carbono por parte de la vegetación de los trópicos a nivel mundial.

“Los resultados indican que las respuestas más fuertes del crecimiento al clima ocurren durante la estación seca, y sugieren que la disponibilidad y la demanda de agua en esta estación son impulsores de primer orden de la variabilidad interanual del crecimiento de los árboles tropicales”, detalló el científico.

El trabajo evidencia que el efecto negativo en el crecimiento, inducido por temperaturas máximas durante la estación seca, es más fuerte en los sitios más cálidos, más áridos o que experimentan una mayor variabilidad de precipitaciones, y que los efectos positivos de la precipitación en la estación seca son más fuertes en los sitios más secos.

“Esta investigación, pionera a escala pantropical y multidecadal, proporciona un contexto para futuras investigaciones sobre las consecuencias de drásticas reducciones del crecimiento inducidas por la intensificación de sequías en sitios tropicales más áridos. Además, y de acuerdo a los pronósticos de calentamiento global, se esperan aumentos de 0,5 grados centígrados por década en la temperatura para las regiones consideradas en este estudio, lo que resultará probablemente en un fuerte déficit hídrico para la mayoría de las regiones, e incrementos en la frecuencia y condiciones más extremas durante las estaciones secas y cálidas de los trópicos, y tendrá efecto cascada en la reducción del crecimiento, salud y riesgo de muerte de los bosques. Esto aceleraría las tasas de liberación de dióxido de carbono a la atmósfera, con lo que se produciría un indeseable aumento del efecto invernadero y una consecuente retroalimentación del impacto sobre los biomas tropicales”, concluyó Roig.

Fuente: Prensa Conicet

conicet estudio científicos científicas arboles tropicales disminución crecimiento