Carta al Papa por la conducta dilatoria de la Iglesia por el caso Próvolo

Un abogado de Xumek denunció la falta de colaboración del Arzobispado de Mendoza y del monseñor Alberto Bochatey para acelerar el juicio civil que permitirá reparar los daños sufridos a los sobrevivientes.

Carta al Papa por la conducta dilatoria de la Iglesia por el caso Próvolo

Foto: Ariella Pientro / Unidiversidad

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Unidiversidad / Publicado el 03 DE ENERO 2020

Ya con la condena penal confirmada a los dos curas y al jardinero del Próvolo, uno de los abogados miembro de la Asociación Xumek que patrocina a los sobrevivientes de abusos en ese instituto religioso le envió una carta al Papa Francisco para denunciar la "conducta procesal, agresiva y dilatoria" de la Iglesia Católica en los juicios civiles que se desarrollan en Mendoza.

En la misiva, el abogado Leandro Rodríguez Pon criticó la posición adoptada tanto por el Arzobispado de Mendoza como por el representante de la Asociación Obra San José, monseñor Alberto Bochatey, quien fue designado por el Papa como interventor del Próvolo y es quien representa en la Justicia a la parte demandada.

Rodríguez: "La única respuesta que quiero del Papa es que se traduzca en acciones"

Lucas Rodríguez, abogado miembro de la Asociación Xumek, que patrocina a los sobrevivientes de abusos del Instituto Próvolo, habló en "El Verano no se negocia" sobre la carta enviada al Papa Francisco, que denuncia la conducta "negacionista" de la Iglesia Católica en los juicios civiles que se están realizando en la provincia.

Los curas Nicola Corradi (82) y Horacio Corbacho (59) fueron condenados a 42 y 45 años de prisión, respectivamente, en noviembre del año pasado como autores de abusos sexuales y episodios de corrupción contra niños y niñas sordos y sordas en el instituto religioso Antonio Próvolo, que funcionaba antes de ser vendido en el departamento de Luján de Cuyo. Junto a ellos, fue encontrado culpable también el jardinero Armando Gómez, quien recibió una condena de 18 años de prisión.

La causa avanza ahora en el plano de la Justicia Civil para intentar llegar a un acuerdo para que las víctimas obtengan una reparación. Sin embargo, el abogado expuso en la carta al Papa las contradicciones entre lo que manifiestan públicamente los miembros de la institución y la conducta desplegada en los procesos por daños y perjuicios iniciados contra la Asociación Obra San José y el Arzobispado de Mendoza.

Según explicó en la carta: “Todos los intentos fueron infructuosos, ya que dialogar con la contraparte era como negociar con una compañía de seguros. La prioridad de la contraria fue todo el tiempo indemnizar al menor costo posible. Cabe aclarar que con menos de la mitad del dinero que recibió la Asociación por la venta del inmueble donde funcionaba es suficiente para resarcir a las víctimas".

Y agregó que: "Bochatey hipócritamente realiza declaraciones públicas de solidaridad con los afectados pero, en privado, protege mezquinamente el bolsillo de una orden cuyos integrantes abusaron sexualmente de personas sordomudas en Verona, en La Plata y en Mendoza. Aquí, claramente, las buenas intenciones, las frases de solidaridad con los perjudicados y la condena pública a los autores de los abusos son insuficientes para reparar el perjuicio y para demostrar genuino arrepentimiento”.

Leé carta completa.