Caso Chacón: con base en un nuevo testimonio, realizarán un rastrillaje

Después de seis años, un hombre declaró en el juicio contra Mariano Luque. Dijo que tenía temor. Contó que después de la desaparición de Johana vio a al acusado removiendo tierra en la orilla de un canal.

Caso Chacón: con base en un nuevo testimonio, realizarán un rastrillaje

Tal como ocurrió en otras oportunidades (foto), ahora el tribunal ordenó realizar un nuevo rastrillaje en Tres de Mayo, con base en las indicaciones del nuevo testigo. Foto: Axel Lloret.

Sociedad

Johana Chacón

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 27 DE SEPTIEMBRE DE 2018

Después de seis años, un vecino de Lavalle se animó a declarar ante la Justicia y aseguró que unos días después de la desaparición de Johana Chacón, vio a Mariano Luque –el único imputado por el homicidio de la adolescente– removiendo tierra en la orilla de un canal, en una zona de Tres de Mayo. Los integrantes del tribunal determinaron que se realizará en los próximos días un rastrillaje en el lugar.

El hombre declaró en una nueva audiencia del juicio oral y público contra Mariano Luque, acusado de asesinar a la adolescente, que fue vista por última vez el 4 de septiembre de 2012, cuando se bajó del micro que la trasladaba desde la escuela Virgen del Rosario hacia la puerta de la finca donde vivía con la familia Curallanca.

 “Unos días después de que desapareció la niña, iba caminando al trabajo tipo 8 y vi al señor Luque pasando la rastra disco (una herramienta que se coloca en el tractor) en la orilla de un canal. Me llamó la atención, porque no le correspondía de ninguna manera hacer ese trabajo, no afectaba en nada a su finca”, fue el testimonio que dio el campesino ante los magistrados Rafael Escot, Gonzalo Guiñazú y Aníbal Crivelli.

El hombre aseguró que tenía miedo de hablar, temor por sus hijas y sus nietas. Pese a esto, dijo que cuando se enteró de la desaparición de la niña, le comentó lo que vio a un amigo y le pidió que lo transmitiera a la policía, lo que esa persona hizo efectivamente.

Testigos relataron las últimas horas en las que vieron a Johana

Fue durante el juicio contra Mariano Luque. Sus amigas dijeron que la joven no les habló de ningún problema y aseguraron -al igual que el chofer- que se bajó en la puerta de la finca, que los perros salieron ladrando al escucharla y que la calle ...

El testigo (de quien se solicitó no divulgar el nombre) explicó que, si bien la policía realizó un rastrillaje y que incluso utilizó un helicóptero, no buscaron en el lugar en el que él vio a Luque, sino muchos metros antes. Por eso, y al ver que Johana no aparecía, decidió enviarle hace unos días un mensaje contándole lo que sabía a la exdirectora de la escuela Virgen del Rosario, Silvia Minoli. La mujer lo transmitió a los jueces durante la declaración que prestó día atrás en el juicio.

Con el dato aportado por la docente, la Justicia citó al testigo, quien ratificó sus dichos y dio detalles sobre lo que vio unos días después de la desaparición de Johana.

Los magistrados ordenaron realizar en los próximos días un rastrillaje en la zona, siguiendo las indicaciones del hombre. Además, aprovecharán para hacer una inspección ocular con el objetivo de conocer de primera mano los barrios y las calles que rodean a la finca donde vivía Johana Chacón.

Caso Chacón: aceptaron un audio como nueva prueba

El tribunal aceptó una grabación aportada por el padrastro del acusado, Luis Curallanca. Según dijo, Beatriz Chacón aseguró que la presionaron para acusar a Luque. Citarán a un nuevo testigo. Pedirán informes sobre el trabajo de un grupo de ...

 

Confidente de Beatriz Chacón

En la audiencia también declaró María Carrillo, la celadora de la escuela secundaria a la que asistían dos de los hermanos Chacón. La mujer contó que era confidente de Beatriz, que el domingo siguiente a la desaparición de Johana fue a verla a la finca, que la chica se largó a llorar y que cuando comenzó a hablar con ella, se acercó Luis Curallanca (padrastro de Luque) y le dijo que se fuera adentro. Explicó que lo mismo ocurrió el lunes siguiente durante una marcha que se hizo en la puerta de la escuela, a la que acudió Beatriz, ya que cuando intentó hablar con la celadora, el hombre se la llevó del brazo.

Carrillo dijo que a Mariano Luque no se lo veía en el pueblo, que lo conoció un día que fue con su marido a la finca a pedir una cúpula para su camioneta. Dijo que Beatriz siempre salía con Curallanca y nunca con el acusado.

Los magistrados también escucharon el testimonio de José Andrés Añazco, quien al momento de la desaparición de Johana vivía en una finca cercana a la que habitaba la niña. El hombre aseguró que el 4 de septiembre de 2012 –el último día que se vio a la adolescente– pasó por la puerta de la finca para ir a un velorio alrededor de las 16.30 y vio a una chica de unos 11 años, de estatura media y morocha, parada unos metros más hacia el norte del ingreso de la finca.

El hombre aseguró que la niña que vio tenía remera blanca y un uniforme azul. De todas formas, el fiscal Alejandro Iturbide le leyó una declaración anterior en la que dijo que la persona que vio llevaba jeans, por lo que le pidió que dijera con detalle lo que se acordaba y le cuestionó que diera más precisiones de cómo estaba vestida seis años después del hecho y no a días de que sucediera.

Beatriz Chacón volvió a acusar a Luque

Durante el juicio por el homicidio de su hermana Johana, la joven desestimó una grabación aportada por la defensa y ratificó que el hombre ahorcó a su hermana. Se tomaron las muestras para un cotejo de ADN.

Ante la consulta del fiscal, Añazco aseguró que no tiene ningún compromiso con Curallanca, que sólo lo conocía desde chico. “Yo no tengo ningún interés en esto, sólo quiero que se esclarezca porque tengo hijas”, fueron sus palabras.

Los magistrados también escucharon los testimonios de Hugo Daniel Luján (otro vecino) y de una de sus hijas, menor de edad. El hombre dijo que conocía a los Curallanca, mientras la chica aseguró que era amiga de Johana, aunque no iban al mismo curso. Aunque primero negó que la adolescente le hubiera hablado de algún problema, luego reconoció una testimonial que prestó ante el exfiscal de la causa (Santiago Garay) en la que aseguró que Johana le confió que habría sufrido un abuso.

El tribunal aprovechó para consultar a los testigos acerca de qué hacen en el campo cuando muere un animal, teniendo en cuenta que conocen las tareas agrícolas y que en todas sus declaraciones el imputado aseguró que en algunos casos se quemaban. Todos coincidieron en decir que los restos se tiran lejos de las viviendas para que los coman otros animales, o se los entierra si es que murieron por alguna infección o enfermedad, pero que en ningún caso se los quema.

chacó desaparición lavalle tres de mayo luque homicidio