Chau monedas: un estudiante de Diseño creó "Ecovuelto"

El proyecto plantea entregar semillas de hortalizas como vuelto. Leandro Bompadre explicó los detalles a Unidiversidad.

Chau monedas: un estudiante de Diseño creó "Ecovuelto"

Ecovuelto. Foto: Leandro Rodríguez Yañez / Unidiversidad

Sociedad Unidiversidad #Universitarios / por Unidiversidad / Leandro Rodríguez Yañez / Publicado el 21 DE MARZO 2019

La falta de monedas a la hora de la entregar un vuelto es una situación común en la actualidad, por lo que Leandro Bompadre ha puesto en marcha un proyecto con un packaging de fácil armado y de bajo costo, llamado “Ecovuelto”, que se trata de un pequeño sobre triangular que contiene semillas de hortalizas.

Leandro tiene 28 años y es estudiante de Diseño Gráfico en la Universidad Nacional de Cuyo. En una entrevista con Unidiversidad explicó los detalles del proyecto que comenzó hace sólo un mes.

“En la Facultad nos enseñan a detectar problemas y brindar una solución a través del diseño. En este caso mi inquietud fue la falta de monedas para el vuelto. Por otro lado, tiene una parte ecológica. Si me ofrecen un caramelo prefiero que no me lo den porque me genera basura”, explicó Leandro.

Las semillas de los sobres son de cebollita de verdeo, rúcula, perejil y rabanito. La idea de incorporarlas fue gracias a que él cuenta con una huerta orgánica en su casa. “Me pareció algo lindo para explotar. El tema del medio ambiente se ha vuelto muy importante en la actualidad y está resonado mucho en la gente”, rescató el estudiante.

Leandro reside en Luján y empezó ofreciendo el Ecovuelto por las calles de Chacras, por las redes y desde el primer día encontró clientes. Cada sobre se lo pagan a menos de 2 pesos y los comerciantes tienen la libertad de elegir qué vuelto quieren cubrir con los sobres, le dan valor de 2 o de 5 pesos, mientras que hay otros que también lo regalan. El joven emprendedor contó que aparte de obtener una pequeña ganancia, el beneficio para los negocios es que generan una imagen positiva frente a la ecología y eso es reconocido por los clientes.

Por otra parte, el estudiante busca una devolución de parte de los comerciantes, ya que le interesa saber cuál es la experiencia con el Ecovuelto. En este sentido, Unidiversidad consultó con un local de Godoy Cruz y otro de Ciudad, que se han sumado a la propuesta de Leandro.

Diego Sánchez de Granja De Mi Ciudad, en Godoy Cruz, afirmó que le gusta el emprendimiento porque es creativo y, además, sustentable. “Hay gente a la que le gusta mucho la idea de llevarse las semillas para plantar en su casa. Por otro lado, a otras personas no les gusta la jardinería, por ejemplo. Y otros clientes prefieren llevarse otra cosa como pan u otro tipo de vuelto”, explicó.

En tanto, Pablo, de la Librería y Papelería Antártida, del pasaje San Martin, en el microcentro, dijo que son las personas de más de 25 años quienes se interesan mucho por el Ecovuelto. “Les gusta la idea y siempre que vuelven quieren seguir recibiéndolo, les parece atractivo y les gusta la idea de que sea ecológico” señaló.

Leandro planea seguir expandiendo su proyecto por la ciudad de Mendoza. “Lo voy a ofrecer en la Universidad, me parece que es un proyecto que puede interesar. Además,creo que al ser de un estudiante le da un plus extra, es un tema importante y soluciona la falta de monedas", concluyó.