Cómo es el seguimiento del Notti a pacientes pediátricos con COVIDS-19

Distintas áreas del hospital conformaron un equipo de trabajo con el objetivo de tener un control sobre los signos de alarma y, de esa manera, poder evitar o disminuir la diseminación del virus.

Cómo es el seguimiento del Notti a pacientes pediátricos con COVIDS-19

Foto: Prensa de Gobierno

Sociedad

Rebrote COVID

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Prensa de Gobierno

Publicado el 27 DE JULIO DE 2021

Desde que se inició la pandemia de COVID-19, el sistema sanitario ha sido el más afectado. No obstante, fue capaz de dar respuestas a través de la implementación de diversas estrategias que permiten cuidar, sanar y, sobre todo, acompañar a la población. 

Frente a este nuevo desafío, el Servicio de Epidemiología del Hospital Notti comenzó a implementar, coordinar y guiar a un grupo de profesionales para llevar adelante un seguimiento de las y los pacientes ambulatorios diagnosticados con COVID-19 telefónicamente.

Este grupo de seguimiento ambulatorio, conformado por médicos y administrativos del hospital, comenzó a funcionar en setiembre de 2020 y tiene como objetivos principales:

  • Comunicar el resultado de los test realizados a cada paciente a fin de evitar o disminuir la diseminación de la infección;
  • Realizar un control sobre los signos de alarma, indicar a los y las pacientes el aislamiento (según guías provinciales), detectando y asesorando a los contactos estrechos, incluyendo un seguimiento en caso de que estos fueran también positivos, valorando la situación familiar social, y de esta forma dar aviso a las autoridades, para su ayuda;
  • Completar datos epidemiológicos a través de la carga en el Sistema de Gestión Covid del Ministerio de Salud;
  • Procurar la contención emocional del paciente y su entorno.

Graciela Saieg, encargada de gestionar este equipo, afirmó: “Silvia Pesle realiza la coordinación con actividades ministeriales y el resto del grupo está integrado por médicos, administrativos, enfermeros y técnicos. Somos más de 10 personas que individualmente cumplen un rol definido e imprescindible”.

“El trabajo fue variando de acuerdo a la situación y las circunstancias, es decir al momento epidemiológico. Nos tuvimos que ir adaptando, primero fue un aprendizaje. Todos veníamos de aéreas diferentes. El grupo es totalmente heterogéneo en edades y actividades, pero tenemos un objetivo en común, que es la atención de los niños y sus familias”, expresó la médica.

Agregó: “Las circunstancias y la evolución de la pandemia requirieron que el personal abocado a este seguimiento de pacientes se fuera adecuando a los momentos epidemiológicos, con lo cual el trabajo demanda un constante aprendizaje en la implementación de los procedimientos de atención. No obstante, hoy el grupo se encuentra consolidado. Al principio, además del seguimiento epidemiológico del niño positivo ambulatorio y su familia, desde del ministerio se nos entrenó para cargar datos online para la gestión provincial de las decisiones epidemiológicas basadas en la situación de la pandemia. Luego, desde el Servicio de Epidemiología, al que pertenece el grupo, se vio que era necesario seguir además a los pacientes negativos, valorando la necesidad de rehisoparlos, cuando continuaban con clínica. Además, se continúa siguiendo epidemiológicamente el alta de un niño con COVID-19 y su familia, cuando clínicos y epidemiólogos sugieran. Luego nos pidieron que siguiéramos a todo el personal del hospital con COVID-19, lo que nos permitía acompañar a nuestra familia Notti”.

Este grupo no solo resuelve procedimientos administrativos, clínicos y técnicos sino que también se enfrenta a una diversidad de situaciones particularmente emocionales, frente a las cuales debe responder a las personas con algo más que recomendaciones médicas, porque se involucra con la realidad, muchas veces difícil, por la que están atravesando los pacientes. “No solamente se cumple una función médica, sino también de contención, que permite tranquilizar. Esta es una herramienta muy importante en tiempos de crisis para poder actuar correctamente”, agrega la médica.

Otro de los grandes retos que asumió el grupo es el trabajo en el seguimiento de los testeos de pacientes que requerían cirugía. Por eso, la Dirección Ejecutiva del hospital tomó la decisión de comenzar a hisopar a los pacientes y sus acompañantes para resguardarlos. Aquí se requirió una articulación más minuciosa con los diferentes servicios del hospital. Al respecto, Saieg explica: “Comunicábamos a esos pacientes si eran positivos para que no se presentaran y, desde cirugía, se les otorgaba un nuevo turno. Esto representó todo un nuevo desafío en cuanto a ese nuevo colectivo de pacientes que se nos incorporaba”.

Actualmente, el grupo sigue a todos los pacientes ambulatorios y su familia hisopados en el Notti. Carga datos epidemiológicos online, avisa telefónicamente resultado a los pacientes y familia para prevenir desplazamientos, diseminación viral, evitar concurrencia a la escuela o la
inasistencia, en caso de negatividad. A los casos negativos que continúan sintomáticos, los no concluyentes, se les confeccionan ficha para rehisopar. Se envían en forma online certificados de positivos y negativos (cargados en SISA). Se realiza seguimiento telefónico y, en caso de referencia de signos de alarma del niño, se coordina con la guardia del Notti su control, también de pacientes dados de alta con COVID-19 a pedido de médicos internistas.

Apuntando a alcanzar estándares de calidad, efectividad, oportunidad, seguridad, eficiencia y equidad, y centrados en la atención del paciente, es como se trabaja todos los días. Esta atención requiere de mucho compromiso, que se ve reflejado en la consolidación de quienes forman parte de este grupo, así como en la adaptación de todo el personal que se desempeña en los diferentes servicios del hospital para dar respuesta a las necesidades asistenciales de los pacientes, pero, sobre todo para acompañarlos en el proceso de la enfermedad.

“Todo el hospital ha colaborado cordialmente con nosotros: obviamente, la gente del módulo respiratorio con quienes trabajamos de forma articulada, la gente del laboratorio, estadísticas, internación y guardia, con quienes vamos articulando la comunicación con el paciente”, finalizó Saieg.

sociedad coronavirus hospital notti seguimiento profesionales especial pacientes mendoza julio pandemia 2021