Cómo ser voluntario en un hogar de la Dinaf

Tenés que ser mayor de 18 años y pasar un examen psicológico. En la nota, el resto de los requisitos y los contactos para inscribirse.

Cómo ser voluntario en un hogar de la Dinaf

Hogar de la Dinaf. Foto de archivo: Unidiversidad / Axel Lloret.

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Mariano Rivas

Publicado el 11 DE SEPTIEMBRE DE 2018

“Nunca el voluntariado es mucho porque tenemos 19 hogares y casi 30 niños por hogar. Imaginate que cada hogar te demanda todos los días de la semana. Nunca es suficiente”. La Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) está convocando de manera abierta durante todo el año a todas las personas que quieran trabajar en sus hogares de niños y niñas.

Quienes habitan en estos hogares son niños separados del núcleo familiar y protegidos por una medida excepcional, a partir de que ese núcleo familiar vulneró alguno de los derechos que establece la Ley 26061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

La propuesta, como comentó Agustina Grili, la encargada del área, es que la persona voluntaria pueda tener un día libre a la semana, en un solo horario, para poder acudir a un hogar –que siempre le es asignado según la zona donde vive– y realizar actividades recreativas con los niños y niñas. Incluso pueden hacerse salidas, siempre con la compañía del personal del hogar.

“Nunca un voluntario limpia, cocina, higieniza a un niño. Solo se encarga de jugar con los niños, de hacer toda la parte recreativa”, aclaró Grili a este medio. El voluntariado está enfocado a jugar con los niños y niñas, que desarrollan un importante vínculo afectivo con quien se compromete a asistir al hogar al menos una vez por semana.

Cómo inscribirse

Las personas que quieran inscribirse deben comunicarse al 261 5793731 o al correo voluntariosdinaf@mendoza.gov.ar.

El requisito primordial es tener más de 18 años. Primero, hay una reunión informativa grupal. Luego, los interesados completan una ficha, donde detallan información que será útil para asignarlo a un hogar de los 19 que tiene la Dinaf (11 de ellos, activos en la actualidad). “No recibimos voluntarios que estén esperando para adoptar”, aclaró la responsable del voluntariado.

El último paso es aprobar un examen psicológico. “Luego de esa reunión informativa y de completar esa ficha, se le da un turno con la psicóloga de Dinaf. Todos los interesados para ingresar al programa tienen que hacer una entrevista psicológica, sí o sí”. Una vez obtenido el apto, se coordina con la encargada del área el día, el horario y las actividades.

 

Un compromiso

“En estas reuniones informativas, estamos explicando mucho la importancia de tomar esa responsabilidad, que en realidad no es un juego. Es una responsabilidad. Se generan vínculos con los niños, y después están esperando a ese voluntario”, indicó Grili, y agregó: “Lo primero que te dicen los niños es ‘¿Cuándo me vas a mandar voluntarios?’”.

 

Pocos hombres

La mayoría de las personas que están en el voluntariado son mujeres. “Por decirte, de 40, tenemos dos o tres hombres –destacó la responsable del área–. Los chicos necesitan el referente masculino. Cuando hay un voluntario hombre en un hogar de nenes o mixto, es distinto. Ellos se referencian un montón con eso”.

provincial voluntario dinaf niños y niñas