Convocan para que católicos apostaten

Se trata de la campaña “No en mi nombre” para permitir renuncias voluntarias a los sacramentos.

Convocan para que católicos apostaten

El acto de apostatar implica no figurar más en el padrón de la Iglesia Católica de la provincia. El trámite se realiza en el Arzobispado de Mendoza. Foto publicada en Diario Los Andes.

Sociedad

Abusos en el Instituto Próvolo

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 14 DE DICIEMBRE DE 2016

A partir de los abusos sexuales a menores hipoacúsicos en el Instituto Próvolo por parte de sacerdotes de ese lugar, una organización comenzó a invitar a los católicos disconformes con la religión a apostatar, es decir, a renunciar voluntariamente a la religión como quien renuncia a la afiliación de un partido político. Además de manifestarse contra los hechos ocurridos en el Próvolo, también pretenden expresar el descontento por el financiamiento que el Estado le provee a la Iglesia Católica.

La asociación Apostasía Colectiva de Mendoza convoca a los católicos disconformes de la provincia a anular el bautismo y otros sacramentos que hacen que a un religioso se lo considere parte de la institución de la Iglesia. La organización especifica en su página de Facebook que apostatar significa “renunciar voluntariamente a la religión. En el caso de la religión católica, queda sin efecto el bautismo y otros sacramentos”.

La Iglesia Católica considera afiliada a toda persona bautizada y fundamenta la financiación del Estado en la cantidad de adeptos. Por lo tanto, la Apostasía Colectiva invita a renunciar a esa afiliación en busca de que el Estado no esté vinculado a ninguna religión y como protesta ante los hechos en el Instituto Próvolo y otros que han trascendido en la provincia.

“Un puñado de apostasías no va a afectar sensiblemente los privilegios de la iglesia, pero sí tiene un efecto simbólico de protesta y visibilización de la disconformidad”, argumenta la entidad.

También fundamentan esta campaña en que ven como algo positivo que la iglesia perciba algún tipo de “castigo” de sus propios miembros ante algún proceder incorrecto de su parte. Además, el abogado Carlos Lombardi –partícipe de Apostasía Colectiva y asesor de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico– dijo para el portal de noticias de Sitio Andino que dejar de pertenecer a una religión es un derecho humano avalado por tratados internacionales.
 

El trámite

La burocracia para dejar de figurar en los padrones de la Iglesia Católica de Mendoza no es complicada. Consiste en presentar el certificado de bautismo, que se solicita en la parroquia donde la persona fue bautizada, y el DNI en el Arzobispado de Mendoza, ubicado en Catamarca 98 de Ciudad. Allí, el cura Mario Panetta debe llenar delante del solicitante la nota para pedir la apostasía. Luego, es el mismo Arzobispado el que envía la confirmación de que la apostasía fue realizada.

sociedad abusos en el instituto provolo instituto provolo abuso sexual eclesiastico apostasia colectiva mendoza