Cuatro de cada 10 hogares argentinos con niños y niñas redujeron sus ingresos por la pandemia

Según Unicef, además, 1,1 millones de personas perdieron su empleo y el 28 % tuvo que dejar de comprar algún alimento.

Cuatro de cada 10 hogares argentinos con niños y niñas redujeron sus ingresos por la pandemia

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Fuentes: Unicef / Ámbito / Publicado el 16 DE DICIEMBRE 2020

Según un informe de Unicefcuatro de cada diez hogares con niños, niñas y adolescentes en Argentina redujeron sus ingresos este año. Alrededor del 70 % de ellos perdió la mitad o más de la mitad de sus remuneraciones. El relevamiento también advirtió que el 36 % de los hogares endeudados utilizó los fondos prestados para comprar alimentos

Las brechas aumentaron desde la llegada de la COVID-19, con 2,1 millones de familias argentinas que afrontan una reducción en los ingresos laborales y uno de cada cinco hogares con al menos una deuda. Unicef estudió las consecuencias de esta crisis en los chicos y chicas a través de la encuesta “El impacto de la pandemia COVID-19 y las medidas adoptadas por el Gobierno sobre la vida cotidiana, realizada por tercera vez en el año. El sondeo fue realizado entre octubre y noviembre en 2351 hogares con al menos un niño, niña o adolescente en todo el país.

Del estudio se desprendió que, de todos los hogares con niños, niñas y adolescentes que enfrentan una reducción de ingresos laborales –cuatro de cada diez–, alrededor del 70 % de ellos perdió la mitad o más de la mitad de sus remuneraciones.

La principal causa asociada con esta disminución está relacionada con la baja de las horas de trabajo (el 36 %), del nivel de ventas, pedidos o clientes (el 28 %) u hogares con miembros que sufrieron suspensiones en sus empleos (el 19 %). En comparación con el relevamiento del mes de julio, en todos los casos esta situación reflejó el empeoramiento de la situación laboral.

A la hora de analizar los hogares endeudados, el informe concluyó que el 36 % utilizó los fondos prestados para comprar alimentos. En el caso de villas y asentamientos, entre julio y octubre último se incrementó la cantidad de familias que debieron recurrir a un préstamo o fiado para conseguir comida, que pasó del 25 % al 30 %.

El relevamiento también advirtió que el 12 % de las y los trabajadores perdió su empleo durante la pandemia, lo que representa a 1,1 millones de personas. Además, el 28 % tuvo que dejar de comprar algún alimento por no tener dinero y en el 8 % de los hogares hay al menos un miembro que concurre a un comedor comunitario.

Las consecuencias económicas de la pandemia en los hogares con pérdida de ingresos derivaron también en una temprana incorporación de la población adolescente en el mercado del trabajo. El 16 % de este segmento etario manifestó realizar actividades laborales y el 46 % de ellas y ellos no lo hacía antes de la cuarentena.

 

También podés leer: Según Unicef, la pandemia dejará 756 mil nuevos niños, niñas y adolescentes pobres

 

Educación

En cuanto a la educación, Unicef señaló que el 58 % de los y las estudiantes tuvo complicaciones para mantener la atención durante las clases virtuales, mientras que el 31 % no pudo sostener una rutina relacionada con el aprendizaje durante la pandemia.

En cuanto al acompañamiento de chicos y chicas escolarizados, una vez más la desigualdad de género se hizo presente: en el 85 % de los casos, fueron las madres quienes ayudan en la realización de las tareas. Solamente el 24 % de hogares registra ayuda por parte de los padres.

Respecto a la vuelta a la presencialidad, Unicef llamó a lograr un acuerdo social para priorizar la educación y reabrir las escuelas lo antes posible. Cora Steinberg, especialista en educación de la agencia de la ONU, sostuvo que, si bien “el sistema se mantuvo activo, ha habido dificultades para sostener una continuidad” y que el ciclo lectivo 2020 “va a tener un impacto en las trayectorias escolares".

En la misma línea, Luisa Brumana, representante de Unicef Argentina, mencionó que el regreso a las aulas debe ser “lo más seguro posible” y que “sería fantástico que los adultos que trabajan en las escuelas llegasen a entrar en el primer corte de vacunación” contra el coronavirus.

 

También podés leer: Para la UCA, se llegó al 44,2 % de pobreza: son 20,3 millones de argentinos y argentinas

 

Salud: pocos controles y disminución en la vacunación

El 42 % de los hogares afirmó que no sostuvo los controles de salud para el conjunto del hogar o alguno de sus miembros, mientras que el 20 % no pudo mantener la vacunación de sus hijos e hijas.

Estos números descienden cuando los hogares se encuentran localizados en villas o asentamientos, donde el 38 % de los hogares no ha podido llevar adelante los controles de salud y el 14% la vacunación. Al contrario, sube en aquellos hogares que perciben Asignación Universal por Hijo (AUH), en los cuales el 47 % no ha podido continuar con los controles de salud del hogar y el 22 % no pudo con la vacunación de los niños y niñas.

 

También podés leer: Para la UCA, se llegó al 44,2 % de pobreza: son 20,3 millones de argentinos y argentinas