Cumbre del G20: historia y propósito del grupo de países más desarrollados, que incluye a la Argentina

El espacio representa casi el 90 % del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 80 % del comercio internacional. Cómo surgió y cuál es su objetivo primario.

Cumbre del G20: historia y propósito del grupo de países más desarrollados, que incluye a la Argentina

Internacionales

Cumbre del G20

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 15 DE NOVIEMBRE DE 2022

El Grupo de los 20, por estas horas, concentra la atención mundial con la cumbre de líderes mundiales que se desarrolla en Bali, Indonesia. Este espacio global surgió a fines del siglo XX, en 1999, con la misión declamada de coordinar políticas económicas que contengan la desigualdad y la concentración de la riqueza, y de sistematizar programas que vuelvan sustentable y sostenible la economía mundial. En la última década, se consolidó un proceso casi irreversible que amplió la brecha entre ricos y pobres en el mundo, y también se amplificaron los efectos del cambio climático, cuestiones que provocaron la preocupación de los principales líderes por su impacto social.

Fue luego de la crisis económica de 2008, que sacudió los cimientos de la arquitectura financiera global, cuando el G20 adquirió otro sesgo con la presencia activa de los presidentes de las potencias y de las principales economías emergentes. La reunión que tuvo lugar en Washington en 2008, cuando se producía la implosión del paradigmático banco de inversiones Lehman Brothers, representó un parteaguas que cambió la dinámica de estos encuentros. Las esquirlas de esa quiebra golpearon hondo al sistema y las primeras medidas tuvieron como objetivo salvar al sistema financiero del colapso total. En ese contexto, ocurrió la primera cumbre del G20 con la asistencia de los presidentes de los países miembros para discutir una estrategia de salida ante la feroz crisis económica. 

Según explica su página oficial, el G20 comenzó como un foro de ministros de finanzas y presidentes de bancos centrales. Fue creado en septiembre de 1999 en una reunión de ministros de finanzas del G7 (un grupo aún más exclusivo, conformado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido). 

Actualmente, está integrado por la Unión Europea y 19 países: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía. España es un invitado permanente de las reuniones. Además, todos los años el país que preside el foro también elige otros invitados: en 2018, la Argentina invitó a Chile y a Países Bajos, mientras que, en 2019, Japón invitó a Singapur y Vietnam, así como también a los Países Bajos.

El politólogo y analista internacional de la UNCUYO Mario Guerrero explicó que "el G20 se institucionaliza a partir de la crisis del 2008/09, y así los países miembros le dan otra relevancia". Agregó que, a partir de la crisis que hizo eclosión en las economías del G7, los países desarrollados entendieron que debían abrirse al diálogo con otras economías de significativo desarrollo para coordinar y planificar programas anticrisis.

"En esa crisis mundial de comienzos de este siglo, el G20 se consolida como espacio de deliberación en el que se busca y pretende tomar decisiones colectivas conjuntas en materia económica-financiera. En este espacio, se acordó la ampliación de la capacidad de voto de determinados países en el FMI. China pasó a tener más peso y Alemania perdió poder, al tiempo que se reposicionó Brasil", contó Guerrero.

Sobre los objetivos de la cumbre en Bali, el analista señaló que se busca problematizar el orden económico vigente. Según su mirada, se intenta el rediseño de una arquitectura internacional que permita soluciones colectivas en materia sanitaria, observar cómo consolidar herramientas que permitan la transición energética e impulsar políticas que tienen que ver con la transformación digital. 

Por su parte, la especialista en Derecho Internacional de la UNCUYO Anabela Villach  dijo que la importancia del G20 radica en la búsqueda de consensos. "La cumbre del G20 es muy importante para la comunidad internacional por las discusiones que se generan entre los líderes mundiales sobre cuestiones económicas y otros temas vinculados, como la guerra en Ucrania", explicó.

Guerrero también hizo alusión a los repetidos pedidos que surgen en la cumbre para que se detenga la invasión rusa en Ucrania y que este foro permite un escenario de deliberación para desescalar conflictos y tensiones. "La consolidación del G20 como espacio de deliberación de los poderes ejecutivos permitió instancias de conversación en las que se pueden encontrar algunos puntos de acuerdo en situaciones tensas, como lo ha sido la relación entre EE. UU. y China durante la presidencia de Trump y en los comienzos de la gestión de Biden".

En tanto, Villach destacó que en la cumbre de este año se hacen muy presentes las consecuencias de la pandemia y la guerra en Ucrania sobre la economía mundial. "Esta reunión se da en un contexto en el que la inflación golpea a los países más desarrollados, por lo que es de desatacar la voluntad de sentarse a conversar en un mismo lugar para intentar consensos. Lo más destacable es la reunión de los presidentes de EE. UU. y China, pese a la reciente tensión por Taiwán, y algo sobre lo que todo el mundo tomó registro es la ausencia de Rusia en el G20", mencionó. 

g20 argentina líderes mundiales