Descarbonizar el planeta: un desafío que puede potenciar la economía de Mendoza

La Red de Polinizadores de la provincia suma a las intendencias para reducir la huella de carbono. La meta global, denominada “Race to Zero”, tiene a la UNCUYO como una de sus protagonistas. Hablamos con "polinizadores" que ya están en acción.

Descarbonizar el planeta: un desafío que puede potenciar la economía de Mendoza

La Red de Polinizadores de Mendoza sumará a los intendentes para reducir la huella de carbono. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Medio Ambiente

Unidiversidad

Ernesto Gutiérrez

Publicado el 31 DE OCTUBRE DE 2022

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las consecuencias del cambio climático son irreversibles, pero, al menos, se puede lograr que disminuir sus efectos. En Mendoza, una iniciativa impulsada por la sociedad civil Red de Polinizadores Mendocinos, de la cual forma parte la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO), busca generar las acciones que permitirán sumarse a la campaña mundial lanzada por el organismo internacional, denominada “Race to Zero”.

“Race to Zero” tiene como objetivo principal no sobrepasar en 1,5 grados centígrados la temperatura del planeta respecto de la época preindustrial. Para alcanzar esta meta, las y los miembros se comprometen a reducir individualmente a la mitad las emisiones de gases efecto invernadero.

Si bien en el mundo hay diversos liderazgos que siguen este objetivo, la ONU entiende que aún no existe ciudad que haya tomado con fuerza esta bandera. De ahí la convicción de que Mendoza, por intermedio de la Red de Polinizadores Mendocinos, puede asumir esta responsabilidad.

Por eso, este próximo 1.º de noviembre, todos los intendentes de Mendoza firmarán un acuerdo para promover “la carbono-neutralidad” en la provincia. Este hecho tan importante sucederá en el Centro de Información y Comunicación de la Universidad Nacional de Cuyo (Cicunc).

Intendentes de la provincia de Mendoza que firmarán el convenio “Race to Zero” de la ONU. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza.

Gabriela Luquez, en representación de la rectora Esther Sánchez, contó a medios locales que, desde noviembre de 2021, la Universidad adhirió al compromiso internacional “Race to Zero” junto a universidades de todo el mundo.

“Estamos aplicando los protocolos ISO para conocer los indicadores de sostenibilidad. Además, no solo estamos tratando de rever nuestros planes de estudio y formaciones de grado y posgrado, sino que comenzamos a trabajar en la remodelación de los edificios que requieren un mantenimiento preventivo, pensado ya desde la sostenibilidad”, dijo Luquez.

Hasta el momento, han adherido al acuerdo de la Red de Polinizadores Mendocinos la Universidad Nacional de Cuyo, la Universidad Tecnológica Nacional, la Pontificia Universidad Católica Argentina, Universidad Juan Agustín Maza, Universidad de Mendoza, Universidad del Aconcagua, Universidad Champagnat y Universidad de Congreso. También se han sumado cámaras empresariales y organizaciones como la Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM), Wines of Argentina (WOFA), Federación Económica de Mendoza (FEM), Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (Aehga), Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), Cámara de Informáticos Unidos de Mendoza (CIUM), Valos y Polo TIC Mendoza.

“Creemos que desde Mendoza se puede inspirar al resto de Latinoamérica para trabajar en forma conjunta contra el cambio climático, colocando el bien común por encima de todos los intereses que tenemos”, aseguró en su momento Rafael Kemelmajer, miembro del Polo TIC Mendoza, que lidera la Red de Polinizadores de la provincia.

“Esto no es solo una oportunidad ecológica, de salud para el planeta y la de la población, sino también oportunidades comerciales y de negocios”, dijo Sergio Martini, presidente de ACDE. Foto: Turismo Mendoza

 

Polinizar el mundo del vino

Junto a Kemelmajer, diversos agentes de la sociedad civil mendocina impulsan el acuerdo social más grande de la historia de Mendoza. Desde Wines of Argentina aseguraron que, “para lograr la carbono-neutralidad, el año que viene comenzarán a trabajar en el Programa de Sostenibilidad para Pymes del Sector Vitivinícola de toda la Argentina”.

 “Uno de los componentes del proyecto de Sostenibilidad tiene que ver con la sustentabilidad ambiental, y el impacto de la huella de carbono e hídrica que deja el sector. Esto, además, permitirá incluir a más bodegas en diferentes etapas y así que cada empresa vitivinícola obtenga el certificado con el protocolo de sustentabilidad que es una de las grandes herramientas con las que cuenta el sector vitivinícola para eficientizar el uso de los recursos”, afirmó Magdalena Pesce, de WOFA, a Unidiversidad.

Aunque desde el Foro Diplomático de Mendoza y el Polo TIC hace tiempo vienen trabajando en acciones concretas, buscando el compromiso de universidades como la UNCUYO, reparticiones, sindicatos, cámaras empresariales y todo el espectro institucional de la provincia, particularmente de la ciudad de Mendoza, a los efectos de trabajar en conjunto para mejorar las condiciones ante el problema global del cambio climático, a partir de este 1.º de noviembre, suman la firma, adhesión y compromiso de todos los intendentes de la provincia al convenio de la carbono-neutralidad.

 

No es solo una oportunidad ecológica

Según Sergio Martini, presidente de Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), el convenio consiste en comprometerse a reducir las emisiones de carbono en el 50 % antes del 2023.

“Es de suma importancia que el sector público se sume a este acuerdo histórico. Sabemos que las consecuencias del cambio climático son irreversibles, pero podemos intentar, al menos, reducir las emisiones de carbono. Tal vez esto pueda parecer una utopía; sin embargo, tenemos la necesidad de intentarlo. Para esto, se puede perfectamente disminuir el consumo, haciendo eficiencia energética y demás. Asimismo, los programas de la ONU están, de alguna manera, definidos, ya que prevé esta reducción del 50 % al 2030 y, en lo posible, llegar a emisiones de balance cero antes de 2050. Así como está el compromiso de varias instituciones de todos los ámbitos, necesitamos también el compromiso de las intendencias para llevar adelante este proceso”, detalló a este medio.

Efectos del cambio climático en Mendoza. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

En ese sentido, el presidente de ACDE también manifestó: “Esto no es solo una oportunidad ecológica, de salud para el planeta y la de la población, sino también oportunidades comerciales y de negocios”.

“Todo esto conlleva transformaciones, conlleva mejores reconocimientos a los productores que trabajen con energías limpias o que tengan un programa de reducción de emisiones, que, cabe aclarar, el mercado nacional e internacional lo reconoce y lo paga, es decir, paga plusvalía por una producción de ajo porque se alimenta con energía solar en vez de energía de la red, por ejemplo. Entonces, los que participan en estos programas, que esperamos que sean todos o que se vayan sumando, lo hacen no solo desde el punto de vista comercial, sino también convencidos de que el planeta nos está pasando la factura y de que tenemos que tratar de revertir la mala influencia que ha generado el ser humano en el planeta”, resaltó.

Por otra parte, acerca del modo en el que una institución puede lograr la carbono-neutralidad, Martini subrayó que es posible desde un “Plan de Eficiencia Energética”. “Lo primero que toda institución, pública o privada, debe tener es un consumo responsable; luego, fomentar la cultura del reciclaje, y así empezar a trabajar con economía circular. Antes, nuestra acción era utilizar-desechar; en cambio, hoy es:utilizar-reciclar-reutilizar. Esa cultura es la que debemos fomentar desde nuestros hogares y, después, desde las instituciones o empresas. Un ejemplo de eso son las tantas empresas mendocinas con reconocimiento mundial en el reciclaje de cubiertas para su uso en calzado, en el pavimento. Ni hablar de las empresas que reciclan desechos electrónicos. En sí, todo ese tipo de acciones y demás llevan a que uno pueda bajar la emisión de contaminantes”, afirmó.

La Red de Polinizadores Mendocinos, la UNCUYO y todos los intendentes de la provincia de Mendoza firmarán esta carta compromiso. Será el martes 1.º de noviembre, a las 16, en el Cicunc. Foto: Prensa UNCUYO

 

Que el compromiso no se quede solo en palabras

A través de ese acuerdo, tanto los municipios como el resto de los firmantes se comprometen a trabajar en pos de la descarbonización y lograr resultados antes de 2030. Para ello, deberán compartir su plan de acción con políticas concretas, que serán evaluadas y contarán con un seguimiento periódico de las comisiones de trabajo de la Red de Polinizadores.

“A partir del año 2023, se realizarán acciones internas en cada una de los municipios y firmantes del presente, y coordinadas entre sí, para medir, reducir, compensar y comunicar los pasos dados hacia un mundo libre de carbono. Asimismo, se buscará involucrar a otras organizaciones de la sociedad civil, como a los mendocinos radicados en el exterior, que forman parte de la Red de Polinizadores. Se creará una comisión, a la cual las organizaciones firmantes entregarán información para un seguimiento anual sobre las acciones, propuestas, indicadores y resultados. Dicha información será de acceso público y compartida entre los signatarios del presente”, informa la carta de compromiso que firmarán las municipalidades que se sumen a la iniciativa “Race to Zero”.

“Si nuestra provincia no es libre de carbono, no se la vamos a vender a nadie. Por eso, debemos buscar que otras ciudades del mundo vean cómo Mendoza mejora su competitividad a partir de estos cambios”, selló Martini.

Así, con el fin de sumar esfuerzos para mitigar el impacto ambiental que generan las personas, las instituciones y los gobiernos, la Red de Polinizadores Mendocinos, la UNCUYO y todos los intendentes de la provincia de Mendoza firmarán esta carta compromiso mediante la cual los departamentos adherirán a la campaña "Race to Zero" que impulsa la ONU. Será este martes 1.º de noviembre, a las 16, en el Cicunc.

red de polinizadores de mendoza acuerdo uncuyo intendentes huella de carbono