Diferencias y similitudes entre las vacunas chinas Sinovac y Sinopharm

Silvia González Ayala, médica e infectóloga de la UNLP, afirmó en "Like a las 10" que todas las vacunas son eficientes. También habló sobre la aparición de síntomas una vez aplicada la primera dosis.

Sociedad Señal U Like a las 10 / Vacuna COVID / por Unidiversidad / Like a las 10 / Publicado el 13 DE ABRIL 2021

Mucha desinformación se generó luego de que el presidente Alberto Fernández y periodistas como Mauro Viale contrajeran la COVID-19 estando ya vacunados. Esto incluyó la puesta en duda la eficacia de la vacuna Sinovac, de origen chino.

Para traer tranquilidad, en Like a las 10 dialogaron con Silvia González Ayala, doctora en medicina y docente de la cátedra de Infectología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Plata (UNLP), sobre mitos, verdades y diferencias entre la vacuna Sinovac, que se aplica en Chile, y la Sinopharm, que se utiliza aquí en la Argentina.

Para la médica, la vacuna Sinovac es la de menor eficacia de todas de las que la población y los gobiernos disponen. “Es una vacuna de la cual no se conoce cuál es el intervalo máximo de la administración de las dosis, y la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que las vacunas deben ser administradas con el intervalo con el que fueron estudiadas. Si bien, en una situación extraordinaria como es la intensidad de la epidemia en la Argentina, se puede adoptar, no se conoce cuánto protege una dosis de esta vacuna”, expresó González Ayala.  

En cuanto a la diferencia entre la vacuna Sinovac y Sinopharm –que se aplica en Argentina–, la especialista aseguró que las dos, ambas de origen chino, son vacunas con virus inactivado o virus muerto, es decir que está el virus entero no activado.

“La vacuna Sinovac, que no se aplica en Argentina, fue estudiada en el Estado de San Pablo (Brasil) y, por un convenio de transferencia entre el gobierno chino y Brasil, junto el Instituto Butantang, se produce esta vacuna en su instituto homónimo en Brasil. Esto llevó a que la estén utilizando en Chile, Brasil y Uruguay. Esta vacuna tiene una eficacia del 54 %, pero con el esquema de dos dosis. La vacuna Sinopharm tiene una efectividad del 79 %. Hay que reiterar que ni para la Sinovac ni para la Sinopharm se sabe qué pasa cuando se posterga la dosis. Para resumir, diría que administrar una dosis sería algo, pero no sabemos cuánto va a proteger”, detalló González Ayala.

Ante la colocación de una dosis y la posterior presentación de síntomas, la médica aclaró que lo que se debe saber es que, luego de las 24 horas, la persona afectada por el virus debe concurrir al médico para practicar un hisopado. “Puede ocurrir que la persona que se ha vacunado lo haya hecho en la etapa final de la incubación del virus, por eso debemos separar la infección o si es un efecto indeseado de la vacunación”, señaló la infectóloga, y concluyó: “Con respecto al aplazamiento de una dosis y su segunda unidad, según el Instituto Gamaleya, sería, para la Sputnik V, unos dos meses. Además, también según este instituto, en una investigación de Fase 3, la colocación de una sola dosis tendría una eficacia del 85 %, pero no se conoce su duración. Su trabajo está en marcha y se sabrán sus resultados a la brevedad”.