Durante la pandemia, 12 millones de mujeres vieron interrumpido el acceso a métodos anticonceptivos

Según datos de un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas, la falta de acceso a la anticoncepción durante 2020 trajo como consecuencia 1,4 millones de embarazos no intencionados.

Durante la pandemia, 12 millones de mujeres vieron interrumpido el acceso a métodos anticonceptivos

Imagen: La Vanguardia

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: elDiarioAR

Publicado el 29 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Alrededor de 12 millones de mujeres no pudieron acceder a métodos anticonceptivos a raíz de las restricciones extendidas en todo el mundo por la pandemia de COVID-19, concluyó el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, por sus siglas en inglés). El estudio abarcó 115 países y estimó 1,4 millones de embarazos no intencionados. El Unfpa es el organismo de las Naciones Unidas abocado a la salud sexual y reproductiva. 

La planificación familiar es un derecho y, como tal, debe ser garantizado institucionalmente. Para este fin, existen distintos métodos anticonceptivos –temporales, permanentes, hormonales, de barrera– que las personas pueden elegir. En nuestro país, este derecho está reconocido por la Ley 25673 de Salud Sexual (2002) y la 26130 de Anticoncepción Quirúrgica (2006).

Sin embargo, entre marzo de 2020 y marzo de 2021, del total de mujeres que usaban anticoncepción, alrededor de 12 millones vieron interrumpido el acceso a su derecho, estimó el Unfpa. Además, un informe de agosto de 2020 del mismo organismo detalló que en Argentina –uno de los países de la región donde más se usan los métodos de corta duración–, “714 mil mujeres que venían adquiriendo sus anticonceptivos modernos de corta duración en farmacias de Argentina discontinuarán su uso durante 2020 como consecuencia de la COVID-19”.

Al inicio de la pandemia, Natalia Kanem –directora ejecutiva del Unfpa– aseguró: “La pandemia está agravando las desigualdades, y millones de mujeres y niñas corren el riesgo de perder la capacidad de planificar sus familias y proteger sus cuerpos y su salud”.

Esto evidencia que, independientemente de las políticas dirigidas al cuidado de la salud sexual y reproductiva, el acceso a los anticonceptivos se ve socavado por una variedad de factores: por un lado, la desinformación y los prejuicios; por otro, la falta de recursos como problema estructural que afecta la cadena de suministro. A esto se sumó la pandemia de coronavirus, con un saldo de 1,4 millones de embarazos no intencionados que pudieron ser evitados. 

Debido al colapso del sistema de salud por la atención de pacientes con COVID-19, los servicios sanitarios se vieron interrumpidos, especialmente los siempre postergados, como son los relacionados con la salud sexual y reproductiva. Se interrumpieron controles ginecológicos, intervenciones para anticoncepción quirúrgica (ligaduras tubarias y vasectomías), suministro de preservativos o anticonceptivos orales. 

 

Los datos de Argentina

Un informe del Unfpa de agosto de 2020 hizo saber que “un total de 1 093 000 mujeres que viven en Argentina descontinuarán el uso de métodos anticonceptivos modernos”. Las restricciones a su acceso se darían por dos vías: privada y pública. El relevamiento asegura que 714 mil usuarias dejarían de comprar sus anticonceptivos en farmacias y 379 mil dejarían de recibirlos del sistema de salud en 2020.

“Si se considera que en el país había, antes de la COVID-19, alrededor de 6,451 millones de usuarias de métodos anticonceptivos modernos, se puede concluir que la COVID-19 generará una retracción en la prevalencia de métodos anticonceptivos modernos del orden del 17 %”, puntualiza el relevamiento.

Ya en noviembre de 2020, Chicas Poderosas Argentina había elaborado la investigación que publicó con el nombre de "Los derechos no se aíslan” y relevado las dificultades para acceder a derechos sexuales y reproductivos durante la pandemia.  De los pedidos de información solicitados al Ministerio de Salud de la Nación y a los ministerios de las 24 jurisdicciones del país, surgieron datos llamativos. En particular, se refirieron el agravamiento del acceso a esta cartera de derechos en las zonas alejadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Entre los datos más relevantes, destacan la drástica disminución en la distribución de preservativos, que cayó seis veces entre marzo y mayo de 2020, en comparación con el mismo período de 2019. Esto, según denuncia el Unfpa, tiene que ver con la “insuficiente producción nacional”, ya que aseguraron haber facilitado al Estado la compra de 40 millones de profilácticos.

planificación familiar métodos anticonceptivos falta de anticonceptivos