Efecto búmeran: pidieron la imputación a Mariana Caram

La Fiscalía Federal en Materia Ambiental pidió la imputación penal de la directora del Ecoparque. Inicialmente, la denuncia fue realizada por el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance.

Efecto búmeran: pidieron la imputación a Mariana Caram

Mariana Caram asumió como directora del Ecoparque a fines de 2015. Foto: archivo Prensa Diputados de Mendoza.

Provincial Unidiversidad Ecoparque / por Milagros Martín Varela / Publicado el 20 DE SEPTIEMBRE 2017

Un búmeran. Ese fue el efecto de la denuncia que realizó el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, ante la Fiscalía Federal en Materia Ambiental (UFIMA). Es que el titular de esa unidad, Ramiro González, solicitó a la Justicia de Mendoza que impute penalmente a la directora del Ecoparque, Mariana Caram, por incumplimiento de los deberes de funcionario público y maltrato animal.

Trascendió a través de Infobae que la Fiscalía Federal pidió al Poder Judicial de la provincia la imputación penal de Caram. Esta determinación fue el resultado de una investigación iniciada a partir de una denuncia realizada por Mingorance, el superior de la directora del Ecoparque.

A mediados de mayo de 2016, a partir una masiva muerte de animales en el entonces Zoológico, el secretario de Ambiente realizó una denuncia ante la UFIMA que se le volvió en contra con el pedido de imputación a Mariana Caram, la ambientalista que el funcionario había elegido para dirigir el Ecoparque.

El artículo de Infobae cita la presentación del fiscal federal González. Allí se consigna que "los animales del zoológico de Mendoza han sufrido malos tratos al no estar alojados en ambientes adecuados, no recibir alimentación en calidad y cantidad suficiente ni los cuidados sanitarios necesarios, situaciones que han llevado a la muerte de ejemplares". A esta conclusión llegaron los peritajes, que fueron realizados por la División Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina, la Dirección de Fauna Silvestre del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Sustentable y en los que también intervino la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata.

Desde Unidiversidad se intentó contactar a Ramiro González, pero no hubo respuesta. Asimismo, desde la oficina de prensa de la Subsecretaría de Ambiente de la Provincia dijeron que ningún funcionario del Ejecutivo provincial hará declaraciones sobre este tema hasta tanto no haya una notificación formal de la Justicia.

 

“Esa denuncia se hizo buscando acusar a los veterinarios”

 

Humberto Mingorance junto a Oscar Ríos, el veterinario del Oso Arturo cuando anunciaron el deceso del animal, el 4 de julio de 2016. Foto: Archivo / Axel Lloret.

 

Oscar Ríos es veterinario del Ecoparque desde hace varios años. De hecho, fue quien asistía al famoso oso Arturo y quien, junto a Humberto Mingorance, anunció la muerte del animal.

La presentación del fiscal González dice que "resulta inexorable que la directora había sido oportunamente puesta en conocimiento por los veterinarios del Zoo (en más de diez oportunidades) de la necesidad de adoptar medidas en forma urgente para salvaguardar la vida de los animales.Sin embargo, no habría efectuado los cambios recomendados, lo que llevó a la muerte de diversas especies".

Ante esta afirmación, Ríos comentó que esas advertencias se hacían desde antes de la gestión de Caram. Luego, cuando asumió la gestión actual –a finales de 2015–, se hicieron notas e informes correspondientes, de rutina y diagnóstico, en los que se advertía sobre el estado de deterioro del exzoológico. “Tengo entendido que en ese momento no hubo respuesta”, aseguró el veterinario.

El informe de la Fiscalía Federal también especificó que si Caram no hubiese omitido las advertencias de los veterinarios, algunas de las muertes de los animales se podrían haber evitado. El veterinario acompañó esa postura al argumentar que los animales más jóvenes o recién nacidos no habrían sobrevivido a las inclemencias climáticas, pero si el lugar no hubiese estado tan deteriorado, otros sí habrían sobrevivido.

Después del deceso de tantos animales, Mingorance hizo la denuncia ante la UFIMA, que –para Ríos– buscaba culpar a los veterinarios. “Esa denuncia se hizo buscando acusar a los veterinarios”, dijo. “Yo creo que buscaban justificar muchos errores de gestión o falta presupuesto”, opinó el veterinario, y agregó: “No había presupuesto ni experiencia de gestionar”.

Según el referente, en la actualidad el lugar está “más o menos reparado”, pero fue una reacción a todo un cruce de denuncias mediáticas entre funcionarios y veterinarios, y no una solución a lo que se había pedido y advertido.