El ánima y el jugo de la vida

La animación en la nueva plataforma de la Televisión Digital Abierta (TDA) juega cada vez más fuerte en el cambio de paradigma de la transmisión de contenidos que afronta la región. La Universidad juega un rol clave en este mapa mediático donde el desafío a futuro es la programación de contenidos. En la nota el video con los trabajos de animación. 

El ánima y el jugo de la vida

La propuesta de este taller fue una iniciativa del Nodo Audiovisual Tecnológico y el Cicunc. Fotos Axel Lloret

Sociedad Unidiversidad por Federico Lorite / Publicado el 04 DE SEPTIEMBRE 2012

Marlene Nascimento es egresada de la Universidad de San Pablo. Trabaja desde hace más de 15 años en la UBA donde es profesora titular del DAV3 Animación. La semana pasada visitó Mendoza donde dictó un taller sobre herramientas audiovisuales en la UNCuyo.

La propuesta de este taller fue una iniciativa del Nodo Audiovisual Tecnológico (NAT) Mendoza Centro, el Centro de Información y Comunicación de la UNCuyo (Cicunc), la Escuela de Animación y Artes Audiovisuales (Escaad) y la Dirección de Industrias Creativas del Ministerio de Cultura de Mendoza.

Nascimiento, además de su tarea docente, está investigando la Plataforma Educativa 360º, más un área que está abocada al 3D estereoscópico. Le interesa analizar “cuáles son los aportes al lenguaje audiovisual” que nos va a ir dejando esta innovadora técnica a futuro.

 “Me interesa mucho poner mi mirada comunicacional sobre los proyectos televisivos, desde lo proyectual a lo comunicacional”, explicó la especialista a Edición Cuyo en esta nota.

¿Qué es la animación?

La animación es el jugo de la vida. Cuando nosotros hablamos de animación, hablamos de animación de un cumpleaños, de un niño que acaba de nacer, y cuando hablamos de animación en el ámbito académico pasamos a expresar esta enseñanza del ánima. Creo que el ánima que ponemos a la vida se expresa en el ánima que le damos a los personajes. Podemos volver a las definiciones, los personajes tienen ánima, tienen alma… Cuando un ser humano, un animador, le da movimiento, da vida con el alma que le pone. La vida es animada, el planeta es animado, nosotros vivimos en un constante movimiento. Luego, si empezamos a hablar de lo que es la industria cultural, lo que son los medios, no hay nada que esté estático. Está todo en movimiento.

¿Qué la inclinó a interesarse por la animación?

Las inquietudes están con uno desde que nacieron. Mis primeros trabajos en los ´80 siempre tuvieron algo de animación. Esa misma apuesta del stop motion de recortar barquitos de papel, ya estaba presente. Hicimos un proyecto de animación con Carlos Maki que es un referente en temas de animación y así fui llegando al lugar y a interesarme por esta temática. Además, fui adjunta de Rodolfo Sáenz Valiente y continué el camino que él impartió en todo el país.

 ¿En qué consiste la técnica de stop motion?

Stop motion es cualquier materialidad física que se puede captar con una cámara web que captura cuadro a cuadro lo que vamos moviendo. Entonces, se puede hablar de pixelation que también es una técnica del stop motion porque movés cuerpos humanos, pero también se pueden mover tortugas, perros, conejos. En este taller se dieron varias situaciones de stop motion y la materialidad que se movieron fueron recortes, alambres, plastilina, telas, pochoclos, yerba. Toda materialidad que uno mueve genera discurso. El stop motion es una manera de capturar utilizando los códigos del lenguaje audiovisual de cualquier materialidad que pueda poner en escena.

¿La enseñanza de animación en las universidades va por delante o detrás de los avances tecnológicos?

Yo creo que vamos por delante. Va por delante porque construimos identidad, construimos cultura, estamos trabajando con seres humanos que es lo más importante. De hecho, en lo que impartimos, nunca tenemos una opción tecnológica preestablecida. Todos los recursos tecnológicos pueden ser incorporados en la construcción del discurso audiovisual en cualquier situación académica, en cualquier situación de enseñanza y aprendizaje.

¿Qué tipo de discurso se construye?

Estamos hablando de discurso audiovisual. En este taller trabajamos desde la forma y materialidad hacia lo narrativo. Lo narrativo se desprende de la formalidad.

¿Qué análisis hace de la formación en animación que hay en Mendoza?

El contacto directo que tengo es con la gente de la Escuela de Animación y Artes Audiovisuales (Escaad) y veo el crecimiento vertiginoso, yo le digo “pochocloso”, de la escuela en particularidad y de los proyectos que se generan en todo el país. De hecho, tenemos ya el primer concurso del INCAA que fue el primero de serie de animación y este material pronto se va a ver en pantalla. Así, se construye identidad nacional. Yo apuesto ahí, creo que ese es el camino.

¿Qué temáticas se van a poder ver?

Se fomentó mucho lo autóctono pero la temática está en los pliegos del concurso que es la familia, la discapacidad y niñez. Los espacios que se generan ahora con la plataforma de la Televisión Digital Abierta (TDA) es algo grandioso, está todo por verse, pero la semilla ya está plantada. Es ahí hacia dónde vamos, construyendo una identidad latinoamericana. Si nosotros implantamos desde esta plataforma una visión que los contenidos que se hacen acá se pueden expandir a otros países de Latinoamérica y tener esta visión, lo nuestro no tiene fin.

¿En este sentido, el desafío son los contenidos?

Yo creo que el desafío siempre van a ser los contenidos. Y lo importante es ver con qué identidad argentina se construyen esos contenidos.

¿Qué países van a la cabeza en contenidos de animación?

A mí no me gusta tirarme a la pileta con alguna respuesta sobre este tema. Cada país de Latinoamérica está haciendo su camino y su recorrido. Cuando un proyecto brasileño, por ejemplo, llega a tener aceptación mundial como en Discovery Kids uno puede medir por la difusión pero me parece muy importante valorar las pequeñas iniciativas. Ni hablar de lo que es Pakapaka hoy en la tanda de la Televisión Digital, el valor que tiene todo lo que se está haciendo en Canal Encuentro. Yo creo que la Argentina es y va a ser siempre un expendedor de vanguardia.

¿Cómo ve la televisión hoy?

A mí me encanta mirar la televisión, veo que la televisión argentina ha cambiado muchísimo. Hace 23 años que llegué al país y la televisión, comparada a lo que existía, era un 2% de lo que hay hoy en materia de producción. Además, con la diversificación que hubo a partir de la entrada de los canales de la plataforma digital, se va a seguir expandiendo. Un canal universitario va a tener una identidad universitaria, académica, un canal sindical va a tener otro corte, esa diversidad va a ser posible hoy con esa plataforma digital que tenemos. Lo que se tiene que resolver es el tema del receptor, que yo no tenga el decodificador todavía es un problema, más allá que lo pueda comprar de forma privada. 

Galería: Curso de animación


Trabajos curso animación

televisión digital abierta | tda | animación | ley de medios | marlene nascimiento