El consumo de carnes en 2020 marcó el registro más bajo desde hace décadas

El consumo de carne vacuna por habitante cerró en 108 kilos por habitante, levemente por debajo de 2019, cuando se ubicó en un promedio de 108,8 kilos. Asimismo, el consumo por persona del año pasado quedó el 2,3 % por debajo del registro de 2019.

El consumo de carnes en 2020 marcó el registro más bajo desde hace décadas

Foto: Télam

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: Télam / Publicado el 11 DE ENERO 2021

El consumo de carne vacuna por habitante cerró 2020 en 49,7 kilos anuales, el nivel más bajo del último siglo, pese a que la faena de animales creció 0,6 % interanual hasta las 14 millones de cabezas, el mayor volumen en más de una década, informó este jueves la Cámara de la Industria y Comercio de las Carnes (Ciccra). En su informe de diciembre, la entidad empresaria señaló que el nivel de consumo por habitante registrado el año pasado "constituyó el guarismo más bajo de los últimos años, teniendo en cuenta las cifras provisorias de faena y exportaciones correspondientes al segundo semestre de 2020".

"El dato quizás más relevante aquí, por su impacto simbólico, es el consumo de carne bovina, que se habría ubicado en 49,7 kilos per cápita, el registro más bajo desde hace décadas (al menos 50/60 años). Por lo contrario, el consumo de carne aviar (el registrado por los organismos de control) se habría aproximado a 44,1 kilos per cápita, la cifra más alta de la historia", detalló el trabajo.

En síntesis, el trabajo señaló que la producción de las tres carnes creció en 2020; la exportación creció en solo dos de ellas (bovina y porcina), mientras que el consumo interno retrocedió en el caso de la carne bovina, pero se expandió (levemente) en las otras dos carnes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: De oferta: hay acuerdo para bajar hasta el 30 % tres cortes de carne

En cuanto a los precios, el informe destacó que hubo "subas generalizadas", tanto de animales como de productos finales, en términos reales (por encima de la inflación), particularmente concentradas hacia finales del año. "Al nivel del consumidor final, los cortes de carne bovina se ubicaron en diciembre de 2020 el 74 % arriba de los valores del mismo mes de 2019 (contra una inflación punta a punta del 36 %); la carne aviar, el 58 % arriba (pollo entero), y la carne porcina, el 59 %", indicó el trabajo, y agregó que, en términos reales, los incrementos fueron del 28 % para la carne bovina, del 16 % para la carne aviar y del 17 % para la carne porcina.

"Los salarios tampoco pudieron seguirles el ritmo a los precios de las carnes. El salario mensual promedio de la economía (sector privado formal) de 2020 permitió comprar 156 kilos de carne bovina, el 9,7 % menos que en 2019", precisó el trabajo.

Además, esta relación desmejoró sensiblemente hacia finales de año. Se estima que, en diciembre, el salario medio podía comprar 133 kilos de carne bovina, el 20 % menos que en diciembre de 2019.

VER TAMBIÉN: Tras el aumento de la carne, estos son los precios en Mendoza

Respecto de la perspectiva para 2021, la investigación aseguró que "no queda mucho más margen para que los valores sigan escalando", ya que, si se comparan los valores locales de la hacienda con los de la región, se observa una importante convergencia en los últimos meses. El informe indica que tampoco queda margen en el mercado interno.

El trabajo prevé, "por antecedentes y contexto (año de elecciones), una interferencia creciente por parte del gobierno en los mercados de carne, que apunte a contener o restringir volúmenes de exportación. De efectivizarse, esta intervención no sería una buena noticia". "Si bien podría tener efecto y ayudar a estabilizar (y hasta reducir) precios en el corto plazo (vía redireccionamiento de volúmenes hacia el mercado interno), sus efectos de mediano y largo plazo serían justamente los contrarios (precios más altos por caída de inversión y producción)", concluyó el informe.

 

La producción y exportación de carnes mejoró en 2020

La producción y exportación de carnes –bovina, aviar y porcina– mostró una mejora en 2020 respecto del 2019. De esta forma, alcanzó una nueva marca máxima de los últimos 40 años, pese al difícil contexto que atravesaron todas las actividades productivas a causa de la pandemia y con una baja en el consumo en el mercado local.

TAMBIÉN PODÉS LEER: Aumentos de hasta el 15 % en la carne: "El mercado está muy difícil"

"La producción de las tres carnes habría llegado a 6,04 millones de toneladas, unos 133,6 kilos promedio por habitante, mientras que las exportaciones [llegaron] a 1,19 millones (26,4 kilos per cápita)", precisó un informe de la Fundación Mediterránea titulado "El desempeño de los mercados de carnes en el 2020". El trabajo precisó que estos valores del consolidado, tanto los absolutos como los relativos –volúmenes por habitante–, son levemente superiores a los del 2019, pero además fueron un nuevo récord para los últimos 40 años.

"Desde mediados de la década de los 70 hasta el presente, nunca habíamos producido ni exportado tanta proteína animal", destacó el informe.