El patriarcado se reinventa en cuarentena

Por redes y celulares, han circulado gran cantidad de memes y videos machistas relacionados con el aislamiento obligatorio, revalidando la misoginia y el sexismo.

El patriarcado se reinventa en cuarentena

Imagen publicada en vivoenarmonia.cl

Sociedad

Violencia de género

Unidiversidad

Julia López

Publicado el 07 DE ABRIL DE 2020

En los días durante los cuales ha regido el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPyO) decretado en Argentina y gran parte del mundo, se han viralizado una gran cantidad de contenidos sobre la situación. Entre información sanitaria, relevamiento de datos nacionales e internacionales y medidas de los gobiernos, se filtraron -como siempre- los memes.

Algunos, llenos de humor, nos hacen más agradables los días en las casas. Otros llenos de sexismo, se vuelven una reinvención de la misoginia social. Lo importante es prestar atención porque en lo invisible y lo cotidiano radican los micromachismos.

Micromachismos, términos novedosos para comportamientos antiguos

Seguramente, más de una vez hemos escuchado que "los hombres no lloran", que hacerse cargo de una situación es "ponerse los pantalones", que para descalificar a una persona se la manda "a lavar los platos" y que un varón que no quiere o no puede hacer algo es "maricón".

El mensaje más común, que no solo circula entre varones pero sí principalmente entre ellos, habla de que lo peor del aislamiento es verse obligados a pasar tiempo con su esposa o pareja. Lo que parece un chiste a la vista del sentido común no es más que una nueva forma de desvalorizar, despreciar o humillar a las mujeres, “el peor castigo de la cuarentena”.

Estas prácticas que reproducen la superioridad masculina son la forma más imperceptible de avalar la misoginia. Los micromachismos “producen un daño sordo y sostenido a la autonomía femenina que se agrava con el tiempo”, señala el psicólogo Luis Bonino.

La violencia física es la más explícita pero no es la única forma de manifestación del machismo. Existen, según la ley argentina, cinco tipos más, entre los que se menciona a la violencia simbólica:  

“La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad”, dice el artículo 5 de la ley 26 485.

Tal es el caso del gobierno de Malasia, que luego de publicar una propaganda machista, tuvo que pedir disculpas y eliminarla. La campaña, dirigida a las mujeres, recomendaba no regañar a sus maridos, priorizar comportamientos que evitaran las discusiones -como reír tímidamente o hablar con un tono dulce-, contar hasta veinte si algo molestaba e incluso maquillarse y vestirse bien.

Estigmatizar al género femenino es reforzar la idea de que más que sujetos libres, autónomos y capaces son objetos molestos, incómodos y despreciables.

La cotidianeidad es el peligro

Se han hecho públicas las medidas de los gobiernos nacional y provincial para ayudar a quienes sufren violencia de género al cumplir el aislamiento con sus agresores. La violencia machista aumenta porque el peligro está dentro de las casas.

En alerta: el aislamiento puede derivar en aumento de la violencia machista

Son variadas las medidas tomadas ante la situación de avance del Covid-19. La de mayor impacto social es, sin dudas, el aislamiento. Tanto el gobierno nacional como el provincial han procurado que las personas se queden en sus casas para disminuir la curva de contagio.

Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad on Twitter

Recordá que podés comunicarte con la #Línea144 por teléfono, por mail a linea144@mingeneros.gob.ar y a través de WhatsApp a los números (+54) 1127716463 y 1127759047/48.

También se visibilizó la sobrecarga de las mujeres con las tareas domésticas y reproductivas desde el inicio de la cuarentena: cuidados de personas de riesgo, comidas permanentes, limpieza exigente y frecuente, tareas escolares de hijas e hijos.

Pandemia y aislamiento: aumenta la carga sobre las mujeres

El Foro Económico Mundial -también conocido como Foro de Davos- publicó un informe que afirma que las consecuencias del coronavirus pueden ser peores en las mujeres. Si bien esto no refiere a que la tasa de contagios o muerte sea más alta para esta población, sí se relaciona con la división sexual del trabajo y cómo las tareas de cuidado descansan en ellas.

Todo esto evidencia que los golpes no son la única forma de ejercer violencia y que el problema está en lo cotidiano. Tanto la delegación incuestionada de las tareas de la casa, como el desprestigio constante de las mujeres, son formas de mantener y perpetuar las jerarquías y la desigualdad.

 

violencia machismo memes