El personal de la salud de Mendoza podrá tomarse licencia por la sobrecarga laboral

Así lo afirmó AMPros tras lograr un acuerdo con el Ministerio de Salud, que resolvió que desde el 1.º de julio hasta el 31 de agosto quede suspendida la resolución que suspende las licencias.

El personal de la salud de Mendoza podrá tomarse licencia por la sobrecarga laboral

Foto ilustrativa publicada en diagonales.com

Sociedad

Personal de la Salud

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuentes: Ampros y Télam

Publicado el 29 DE JUNIO DE 2021

En el marco de la sobrecarga laboral, mental y emocional que padecen los y las profesionales de la salud que desempeñan tareas en primera línea por SARS-CoV-2, la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMProS) solicitó a la Subsecretaría de Trabajo que administre todas las herramientas para que la ministra de Salud, Ana María Nadal, otorgue días de descanso que permitan al personal de salud recomponerse y presentarse a trabajar sin la carga de estrés laboral, cansancio, insomnio y demás consecuencias que la situación conlleva.

Al respecto, la titular de la cartera de Salud resolvió que quede suspendida desde el 1.º de julio hasta el 31 de agosto la aplicación del artículo 1 de la Resolución 924/21, que preveía la suspensión de las licencias en el ámbito de la salud, para permitir que cada responsable de la repartición o efector de salud correspondiente otorgue la licencia de su personal a cargo o vacaciones en caso de residentes por un período de 7 días , dando inicio al día hábil siguiente al descanso semanal que le haya correspondido al profesional.

“Cuando la exposición a los factores de riesgo psicosocial se prolonga a lo largo del tiempo y deja de limitarse a momentos puntuales convirtiéndose en la regla en la organización, se genera estrés laboral crónico, que es precisamente lo que, frente a esta situación de pandemia, ocurre con nuestros profesionales”, explicó la secretaria general de AMProS, María Isabel Del Pópolo. “Esto es un reconocimiento al esfuerzo y al trabajo del personal de salud y a la necesidad de descansar”, aseguraron desde el Ministerio de Salud, y agregaron: “En caso de que la emergencia sanitaria y la situación epidemiológica provincial así lo requieran, podrán ser suspendidas por una nueva disposición”.

 

El agotamiento mental 

Según publicó Télam el pasado fin de semana, médicos psiquiatras e intensivistas coincidieron en que la pandemia los puso en un lugar impensado, el de pedir ayuda y contención, en un contexto sociosanitario en el cual, además, la locura y la muerte cobraron una significación inédita en tanto "tema tabú para la sociedad", lo que tiende a agravar la situación de burnout (agotamiento mental) ante la exigencia de los familiares de que "hagan todo" para salvar vidas de aquellas personas afectadas por la pandemia. Esas fueron algunas de las reflexiones que cobraron cuerpo en "De locuras y de muertes", que reunió por primera vez en el marco de un conversatorio a psiquiatras e intensivistas, en el cual abordaron también el estigma que suele pesar sobre ambas especialidades, las razones que las hacen proclives al burnout, la noción de finitud y cómo se vieron impactadas la labor y la vocación en el actual contexto pandémico.

El conversatorio reunió a voces de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva –Rosa Reina– y de la Asociación de Psiquiatras Argentinos –Santiago Levín–. Reina apuntó que los intensivistas nunca han solicitado ayuda, "salvo algún caso personal", y destacó que el mito que sobrevuela al médico de terapia intensiva es que "si puede lidiar con la vida y la muerte de una persona, no necesita ayuda personal".

"Muchos de los intensivistas terminan presos de adicciones –dijo la titular de la SATI–. Creen que pueden manejarlo todo y en esta pandemia no tenemos presente que necesitamos ayuda. Hemos puesto una aplicación para aquellos que necesitan contención y el porcentaje de adhesión es bajo. No podemos manejar todo".

Levín calificó como un "logro importante" el encuentro virtual entre ambas especialidades médicas, "en momentos en los que se viene advirtiendo por la situación de las terapias intensivas y de la salud mental de todos los trabajadores de la salud".

"Las guardias de 24 horas son inadmisibles a esta altura, al igual que el pluriempleo y las instancias formativas de residentes, que deben atender los casos más graves en vez de que lo que hagan los colegas con más experiencia", advirtió el titular de APSA.

mendoza medicos ampros descanso laboral ministerio de salud