En barrios populares, uno de cada cuatro estudiantes interrumpió su escolaridad en 2020

Es una de las conclusiones de un estudio realizado por la entidad Argentinos por la Educación.

En barrios populares, uno de cada cuatro estudiantes interrumpió su escolaridad en 2020

El trabajo puso el acento en el riesgo de deserción escolar por parte de estudiantes que viven en barrios populares. Foto: ilustrativa/Télam

Sociedad Unidiversidad Educación / por Unidiversidad / Fuente: Observatorio Argentinos por la Educación / Publicado el 22 DE ABRIL 2021

Durante la interrupción de clases presenciales en 2020, uno de cada cuatro estudiantes de primaria (el 27,3 %) de barrios populares abandonó la escuela en algún momento del año. Esta fue una de las conclusiones del informe realizado por integrantes del Observatorio de Argentinos por la Educación.

El trabajo fue el primer informe de la serie “La interrupción de clases presenciales en los barrios populares. Un estudio exploratorio sobre la situación de familias y estudiantes”, realizado por el Observatorio de Argentinos por la Educación, con autoría de Sandra Ziegler, Víctor Volman y Federico Braga.

El trabajo, que se realizó con base en un relevamiento exploratorio a 78 familias de estudiantes de nivel primario de 71 barrios populares, puso el foco en el contexto social para el aprendizaje y el riesgo de deserción escolar.

Sandra Ziegler expresó que el estudio “evidencia la necesidad de atender prioritariamente y procurar la presencialidad de los estudiantes de sectores vulnerables cada vez que resulte posible, dado que la discontinuidad tiene consecuencias severas y amenaza la escolarización en un tramo (el nivel primario) que se encuentra ampliamente extendido y consolidado en nuestro país”. 

 

Las conclusiones

De acuerdo al informe, del total de estudiantes de primaria que en algún momento de 2020 interrumpieron su escolaridad, el 9,1 % afirmó que no pretendía retomar sus estudios en el ciclo 2021.

Otra conclusión del trabajo fue que el 84,4 % de las escuelas a las que asisten alumnos de los barrios populares brindan algún tipo de alimento, ya sea desayuno, almuerzo o merienda. Determinó también que durante la interrupción de la presencialidad escolar en 2020, el 43,3 % de estudiantes no recibieron la asistencia alimentaria por parte de las escuelas, mientras que en el 56,7 % de los casos sí se mantuvo la provisión de alimentos.

Otro aspecto que se destacó fue que uno de cada dos estudiantes recibió asistencia de organizaciones sociales, sobre todo en forma de distribución de alimentos (el 39,7 %), pero también por medio de clases de apoyo (el 6,4 %) y provisión de materiales pedagógicos (el 3,8 %). Entre esas organizaciones aparecen, en primer lugar, espacios comunitarios y barriales (el 46,2 %), seguidos de iglesias (el 15,4 %), ONG (el 15,4 %), juntas vecinales (el 10,3 %) e instituciones públicas (el 7,7 %).

En comunicación con la escuela

Durante la suspensión de la presencialidad, el 35,5 % de alumnos de barrios populares mantuvo una comunicación diaria con la escuela y docentes, mientras que el 22,4 % tuvo contacto entre 3 y 4 días por semana, y el 8 % de los estudiantes no tuvo contacto con su escuela. 

Al indagar en el tiempo destinado a actividades escolares, se observó que el 42,3 % de estudiantes destinó entre 3 y 6 horas por día a actividades escolares durante el período de aislamiento social. Otro 42,3 % dedicó menos de 3 horas diarias, mientras que el 10,3 % destinó más de 6 horas por día.