En La Quiaca, Fernández despidió a Evo Morales en su vuelta a Bolivia

El expresidente boliviano retornó a su país luego de la asunción de Luis Arce como primer mandatario. "Fue un honor tenerte entre nosotros", lo saludó Fernández.

En La Quiaca, Fernández despidió a Evo Morales en su vuelta a Bolivia

Foto: Télam

Internacionales

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Télam

Publicado el 09 DE NOVIEMBRE DE 2020

El presidente Alberto Fernández despidió esta mañana al expresidente boliviano Evo Morales en la frontera entre la Argentina y Bolivia, en La Quiaca, con palabras afectuosas que destacaron la importancia de que “Evo regrese a su patria, de la que nunca debió haber salido”. Fernández y Morales compartieron un breve acto del lado argentino de la frontera, en la localidad jujeña de La Quiaca; luego, el Presidente argentino lo acompañó hasta la mitad del puente que une ambos países y que comunica con la ciudad boliviana de Villazón.

“Es un día muy importante para todos, es muy lindo estar en La Quiaca con este motivo, que es garantizarnos que nuestro querido Evo Morales regrese a su patria, de la que nunca debió haber salido y nunca debió haber sido maltratado como lo fue”, indicó el mandatario argentino. “En los últimos años —continuó— América Latina fue desintegrándose en individualidades”; “Somos parte de una patria grande que quiere crecer, y quiere justicia y desarrollo para todos”, y “para lograr ese objetivo, contamos con la democracia como el instrumento más importante”, manifestó el jefe de Estado.

“Es el deber de cada uno de nosotros ir en socorro de aquellos pueblos que se ven amenazados y lastimados por levantamientos como el que sufrieron Evo y Bolivia un año atrás”, indicó Fernández en alusión al golpe de Estado que forzó la renuncia del exmandatario boliviano, que primero buscó refugio en México y luego recaló en Argentina, donde permaneció once meses.

Luis Arce prometió gobernar con responsabilidad e inclusión en Bolivia

Un año después de la caída del mandatario izquierdista Evo Morales, su heredero Luis Arce asumió este domingo como nuevo presidente de Bolivia prometiendo un gobierno de responsabilidad e inclusión, con el desafío de cerrar las heridas políticas y superar la crisis económica.

“Estoy feliz de haberle tendido la mano a Evo, a Alvaro (García Linera, ex vicepresidente de Bolivia) y a los compañeros de Bolivia”, indicó el presidente argentino. “Te vamos a extrañar, e intentaremos mandarte carne”, dijo al final Fernández, respondiendo a los elogios del exmandatario boliviano a la carne argentina que consumió durante su estadía en Buenos Aires. “Fue un honor tenerte entre nosotros”, agregó el Presidente, y finalizó afirmando: “Vamos a terminar gritando '¡Viva Argentina, viva Bolivia y viva América Latina!'”.

Tras los discursos, Fernández acompañó a Evo Morales hasta la mitad del puente que separa La Quiaca de Villazón. Allí, ambos fueron recibidos por trabajadores del sector minero, que les entregaron cascos como símbolo de bienvenida a Evo Morales a su patria.
 

Foto: Télam

internacionales alberto fernández evo morales bolivia luis arce la quiaca acto