ESI, anticoncepción, matrimonio igualitario y aborto: ¿qué piensan las personas creyentes en Argentina?

La Encuesta sobre religión, política y sexualidad confirmó que ser creyente no significa oponerse a la ampliación de derechos sexuales y (no) reproductivos. Según se relevó, las personas evangélicas tienen posiciones más conservadoras que las católicas.

ESI, anticoncepción, matrimonio igualitario y aborto: ¿qué piensan las personas creyentes en Argentina?

Foto: Facebook Católicas por el Derecho a Decidir Argentina

Sociedad

Sexo, género y diversidad

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 04 DE JULIO DE 2022

La Encuesta Regional de Opinión Pública sobre religión, política y sexualidad reveló que el 85 % de la población argentina es creyente y la mayoría acuerda con la educación sexual integral en las escuelas, el matrimonio igualitario y la adopción de hijas e hijos de parte de parejas homosexuales. Además, 7 de cada 10 sostienen que, con la legalización del aborto, "se respetarán los derechos de las mujeres a decidir sobre su cuerpo" y "morirán menos mujeres por abortos clandestinos".

El estudio colabora para derribar ciertos mitos que se difundieron fuertemente en el marco del debate por la legalización del aborto. El razonamiento era que, por ser mayoritariamente religiosa, la población argentina se oponía a prácticas como el matrimonio igualitario, la educación sexual integral en las escuelas o la interrupción del embarazo. Esta investigación tira por la borda esos prejuicios.

La Encuesta sobre religión, política y sexualidad se llevó a cabo entre marzo y abril del 2021 en seis países de la región. Fue realizada por la Red Latinoamericana y del Caribe de Católicas por el Derecho a Decidir junto con la consultora Ipsos. En Argentina, participaron 1010 personas, mayores de 18 años y provenientes de todas las provincias. Se hizo telefónicamente, el margen de error es de +/- 3,1 %, y el nivel de confianza, del 95 %. Los resultados se presentaron en la Cámara de Diputados de la Nación.

Los datos son reveladores. La sociedad argentina es marcadamente creyente: casi el 85 % afirma creer en Dios. ¿Esto significa que esa mayoría está en contra del matrimonio igualitario, la ESI, la anticoncepción y el aborto? La encuesta, en realidad, viene a derribar ese mito: en Argentina, las personas son mayoritariamente creyentes, pero eso no significa que el dogma religioso guíe sus opiniones personales o sus decisiones políticas. Todo lo contrario: hay un amplio consenso social en la ampliación de derechos.

De quienes respondieron, el 60 % se identifica con el catolicismo; el 18 %, con el evangelismo, y el 19 % no relaciona su fe con ninguna religión. Además, casi la mitad de las personas reza u ora diariamente o varias veces por semana. La asistencia a misa es menos regular: el 70 % de las personas encuestadas no va nunca o solo va en ocasiones especiales. La fe es un hecho.

 

ESI, matrimonio igualitario, aborto: ¿el fin de la familia?

Sin embargo, contra lo que sostiene el sentido común, casi el 73 % está a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. Además, 7 de cada 10 acuerdan con la adopción de hijas o hijos por parte de parejas entre personas del mismo sexo.

Fuente: Ipsos

Respecto de la Educación Sexual Integral (ESI), 9 de cada 10 aprueban que se imparta en las escuelas. Además, el 72,6 % afirma que es un derecho de infancias y adolescencias que deben garantizar estas instituciones educativas y apenas menos de un cuarto considera que es una tarea de padres y madres. Una ínfima parte, el 2,4 %, respondió que niñas y niños no deben recibir ESI.

De hecho, también se le deposita confianza. No llega al 20 % la cantidad de personas que creen que provoca relaciones sexuales antes de lo debido y solo son el 15 % quienes aseguran que puede disolver la familia.

Por el contrario, “9 de cada 10 personas consideran que la educación sexual en las escuelas contribuye a construir una sociedad donde las niñas y las mujeres tengan los mismos derechos que los varones y prevenir embarazos y abusos sexuales”, resalta el informe.

¿Desde qué momento los y las estudiantes deben recibir ESI? Fuente: Ipsos

Es casi total el apoyo a la provisión de información sobre métodos anticonceptivos en las escuelas secundarias. Solamente el 1,4 % está en desacuerdo, mientras que el 86 % ve positivamente que se enseñe que todas las personas tienen derecho a vivir libremente su sexualidad. También va apaciguando la resistencia hacia uno de los temas que más revuelo causó en el último tiempo: 8 de cada 10 coinciden en que en las instituciones escolares se informen las situaciones en las que el aborto está permitido. La misma porción rechaza que se siga tratando a la homosexualidad como una enfermedad.

Entre otros temas, tiene consenso la idea de que se puede seguir siendo buen creyente si se usan métodos anticonceptivos –más del 90 % acordó– o si se es homosexual –el 85,2 %–. “¿Una mujer que abortó puede seguir siendo una buena creyente?”, preguntaron; de cada 10, solo 2 respondieron que no. De hecho, tampoco tiene aceptación la idea de que “una o un buen creyente” deba votar por quienes se opongan al aborto.

 

Iglesia y Estado, ¿asuntos separados?

De todas maneras, y al margen de las creencias individuales, 6 de cada 10 confían poco o nada en la Iglesia Católica y 4 de cada 10 disminuyeron su confianza en esa institución luego de conocerse abusos sexuales a niños y niñas perpetrados por curas. Incluso entre las personas católicas, solo el 26,3 % tiene mucha confianza en la institución.

“Al margen de religión y creencias, ¿cuánto confía en la Iglesia Católica?” (Respuestas del sector católico). Fuente: Ipsos

Otro apartado de la encuesta relevó las opiniones sobre la relación entre la institución estatal y las religiosas. Casi el 70 % rechaza que el Estado ayude económicamente a las Iglesias para el pago de salarios a obispos y sacerdotes y cerca de la mitad no está de acuerdo con destinar fondos públicos a la administración de escuelas religiosas. En cambio, hay más apoyo cuando la pregunta se enfoca en la derivación de presupuesto para ayudar a las personas más pobres.

Sin embargo, el 65 % rechaza que un líder religioso llame a votar a favor o en contra de un personaje político. Además, la mitad de la población considera que legisladores y legisladoras católicas o evangélicas no tienen la obligación moral de votar en contra del aborto.

Fuente: Encuesta Regional de Opinión Pública sobre religión, política y sexualidad

aborto esi anticoncepción matrimonio igualitario religión iglesia