Experiencias complejas y desafíos financieros: qué dicen los memes de la generación "millenial"

De forma cada vez más viral, estas piezas gráficas exploran la melancolía de esta cohorte por un pasado analógico previo a internet y la degradación de su poder adquisitivo.

Experiencias complejas y desafíos financieros: qué dicen los memes de la generación "millenial"

Las y los millenials son caracterizados desde la comunicación masiva como una generación perdida, derrotada y agotada

Sociedad

Redes sociales

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 29 DE JULIO DE 2022

Hablar de millenialsquienes nacieron entre 1981 y 1996, es, sin dudas, un reduccionismo. No es lo mismo ser una persona de 30 años que vive en Argentina que una de esa misma edad que habita en un barrio vulnerable de Honduras. Sin embargo, la etiqueta "millenial" funciona dentro de la cultura pop y de cierta narrativa vinculada a los medios masivos como un estereotipo. Y los estereotipos son, justamente, eso: recortes, generalidades, homogeneizaciones. Una forma económica de nombrar a quienes se criaron entre la pandemia de VIH y la caída de las torres gemelas, aproximadamente, y que se integraron al mercado laboral alrededor de la crisis económica del 2008.

Los memes funcionan de forma parecida, vehiculizando clichés y lugares comunes. Estos poderosos dispositivos populares de comunicación pueden sintetizar en pocas imágenes y un puñado de palabras experiencias complejas. Si pudiésemos hacer una taxonomía memística, los memes acerca de la población millenial son una categoría en sí misma. De forma cada vez más viral, están circulando en las redes sociales memes que exploran, a grandes rasgos, los desafíos que vive esta cohorte. ¿Qué dicen sobre esta generación?

La población de millenials (teniendo en cuenta una mirada reduccionista que alude a una clase media urbana) creció pisando los 2000. No son personas nativas digitales, pero sí experimentaron el crecimiento y la expansión masiva de internet durante su infancia o pubertad. Los Nokia 1100, los VHS, los CD y la TV de tubo fueron parte de su adolescencia, y, aunque hace casi 12 años eran retratadas mediáticamente como personas creativas, motivadas por los emprendimientos tecnológicos (los creadores de FB y TW, por ejemplo, son millenials) y con la pretensión de ser “únicas y especiales” (¿se acuerdan de los hipsters de comienzos de 2010?), esa narrativa cambió bruscamente.

Ahora, este segmento demográfico es caracterizado desde la comunicación masiva como una generación perdida, derrotada y agotada. Gente que creció mamando el eslogan neoliberal de “Si te esfuerzas y estudias, podrás lograr lo que sueñas”, para encontrarse llegando a los 30 años como monotributistas precarizados, generalmente sobrecalificados para el trabajo que tienen y con la única certeza de que nunca van a poder comprar una casa. Además, en países como Chile o EE. UU., por ejemplo, generalmente terminan su educación universitaria con deudas que tardarán años en poder pagar, y eso ni siquiera les garantiza el acceso a un trabajo estable y con un buen contrato, debido a la precarización salarial que abunda en un contexto laboral cada vez más competitivo y globalizado.

"La realidad de lxs millenials... 'Finalmente soy dueñx de un terreno'"

 

Volviendo a los memes: estas piezas gráficas exploran la melancolía de esta cohorte por un pasado analógico previo a internet, se ríen de sus altas tasas de depresión y ansiedad (como lo indican distintos estudios) y de la degradación de su poder adquisitivo. Sobre todo, se ríen de una realidad: nacieron demasiado tarde para ser dueños o dueñas de una propiedad, pero demasiado pronto para ser estrellas de TikTok. Las y los millenials no van a acceder a los créditos que tuvieron las generaciones anteriores, pero tampoco construyeron su subjetividad con un Smartphone en la mano, como sí lo hicieron quienes hoy son adolescentes o personas jóvenes adultas.

Las y los millenials “mayores” ya están pisando los 40 y, a los ojos de los GenZ (la generación que les sigue), están fuera de moda, son poco cool y no tienen la frescura o la espontaneidad de los sub -23, que son quienes hoy marcan tendencia y generan fascinación, tanto en el mundo de la moda como en la cultura pop. Euphoria es un ejemplo de esto: la serie de HBO retrata a adolescentes actuales de forma idealizada como seres celestiales, sirenas que navegan entre TikTok y OnlyFans. Las y los millenials, agotados de remar y ver sus sueños estrellarse frente a una realidad cada vez más hostil, se quedan muy afuera de esta fantasía.


“Mis papás a los 30”

Dentro de la categoría de “memes de millenials” extraviados y explotados, hay una plantilla que se repite: la de “Mis papás a los 30”. Este meme compara cómo era la vida de las generaciones anteriores cuando llegaban a las tres décadas (definida por decisiones trascendentales, como adquirir una casa o tener un bebé) frente a las elecciones “importantes” que toman las personas que ahora tienen 30 años, que son adoptar un gato o hacer una compra en el supermercado de la que nunca van a poder “recuperarse financieramente”.

¿Qué hay de cierto en esto? Para el sociólogo, docente de la UBA e investigador Fernando Cazón, especializado en el estudio de los salarios, las relaciones laborales y la acción sindical, hay algo verdad en todo esto. Si ponemos la lupa en Argentina, para él, hay tres dimensiones que explican este tipo de memes. En primer lugar, el hecho de que “a mediados de los 70, el salario entra en una tendencia negativa. Entre el 2003 y el 2013, los salarios tienen un crecimiento, pero no recuperan los niveles de las décadas previas”. En el norte global, esto puede verse como en un estancamiento generalizado de los sueldos.


¿Qué más muestran estos memes, para vos?

Cazón: Por un lado, las facilidades que antes había para adquirir una vivienda a créditos que hoy no existen. Por el otro, a nivel global, también nos habla de una cuestión vinculada a los requerimientos educativos. En las generaciones anteriores, desde la segunda postguerra hasta los 80, lo que se pedía para acceder al mercado de trabajo era tener el secundario completo y, para puestos más calificados, un título universitario. Hoy en día, para acceder a esos empleos se requiere un posgrado, un doctorado, capacitaciones a varios niveles, que un individuo sepa idiomas, etc. A los 30 años, las generaciones anteriores ya podían vender su fuerza de trabajo plenamente desarrollada. En las más recientes, esto sucede recién entre los 35 y los 40 años debido a estas exigencias. Esto repercute a su vez en que, para quienes tienen esa edad, es cada vez más difícil poder concebir hijos.

Si hay gente que sabe sobre memes, son las personas millenials. Estas formas de humor florecieron alrededor de 2010, cuando este grupo consolidaba su hegemonía en las redes sociales, con FB a la cabeza (red que hoy es leída como de “gente mayor”). ¿Quién hubiese pensado que detrás de esta simple plantilla, que cualquiera puede intervenir y replicar, hay tanto para decir sobre esta generación anfibia entre los nativos digitales y quienes vieron en el cine los primeros estrenos de Star Wars? Seguramente, un o una millenial, que sabe perfectamente de lo que está hablando.


Los memes exploran la melancolía de esta cohorte por un pasado analógico previo a internet
 

Fuente: Camila Alfie para Télam

memes millenials poder adquisitivo